El PJ mendocino omitió una parte de la elección

Festejó la victoria nacional de Alberto Fernández, pero evitó hablar de la derrota a manos de Cambia Mendoza en la provincia. El búnker montado en un hotel de Capital fue breve y se apagó antes de que alguien diera algún dato preciso sobre los comicios locales.  

Avatar del Juan Carlos Albornoz

juan carlos albornoz

Anabel Fernández Sagasti anunció que entran al Congreso Uceda y Bermejo.

ALF PONCE/MDZ

El peronismo mendocino eligió como estrategia omitir los resultados de la elección en Mendoza y festejó desde muy temprano la victoria de Alberto Fernández a nivel nacional.

El búnker que montó Todos en una hotel de calle Necochea fue breve: apenas hubo dos oradores. Y no se dio un solo dato provincial.

Guillermo Carmona, el presidente del PJ, salió rápidamente a festejar el triunfo en primera vuelta de Fernández. "La Argentina tiene nuevo presidente, tenemos una enorme felicidad", se apuró a decir Carmona pasadas las 19, respaldado en "bocas de urna".

También calificó de "excelente" la elección de Mendoza, sin dar un solo dato al respecto. 

Había pasado algo más de una hora cuando la ex candidata a gobernadora, Fernández Sagasti, se presentó a la prensa. Otra vez repitió que Argentina tiene un nuevo presidente. 

Tácitamente habló de la derrota en Mendoza, al sostener que Marisa Uceda y Alejandro Bermejo van a ser diputados nacionales. Si el resultado hubiera sido diferente, los diputados nacionales del PJ serían tres.

"Se ha polarizado la elección y hemos sostenido el nivel de votos que tuvimos en la PASO y en las generales de la provincia", agregó. Una cosa sí ocurrió y la otra no.  El resultado peronista de este domingo se pareció al del comicio provincial del 29 de setiembre, pero fue más bajo que el de la primaria nacional del 11 de agosto.

Pero de números no habló Fernández Sagasti. El argumento era curioso. El PJ consideraba "irresponsable" que Cambia Mendoza diera información sobre el comicio en la provincia antes de la publicación de datos oficiales, pero a su vez celebraba la victoria nacional en base a datos extraoficiales.

Diplomática, Fernández Sagasti saludó a los mendocinos que votaron al PJ y a los que no. Y se fue.

Fue el último discurso. Los dirigentes que fueron al búnker se quedaron festejando y cantando a puertas cerradas, antes de partir a un acto con la militancia en el Sindicato de Artes Gráficas.

Una parte de los resultados de este domingo (la elección provincial) había sido abiertamente eludida para exaltar el triunfo nacional.

Cierta sensación agridulce se repetía como un calco en el comité del adversario: el radicalismo también ganó y perdió, aunque fue al revés que en el PJ.  

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?