El Jury decide si sigue o no el proceso contra el camarista Sánchez Rey

El Jury decide si sigue o no el proceso contra el camarista Sánchez Rey

Está acusado de desorden de conducta y mal desempeño de funciones por las maniobras que habría ejecutado para cobrar 4,5 millones de pesos de indemnización por un accidente laboral. Este jueves, el órgano que controla a los magistrados tiene que definir si suspende al juez de la Quinta Cámara Laboral o si archiva la denuncia en su contra. Se espera una "debate fuerte" en la sala de audiencias de la Corte.

Mañana el Jury de Enjuiciamiento decidirá si el camarista laboral Antonio Sánchez Rey es suspendido para ser sometido a juicio oral y público o si, por el contrario, se archiva la causa en su contra.

Sánchez Rey ha sido denunciado por mal desempeño y desorden de conducta ante el órgano político-judicial que controla a los magistrados. El Jury admitió la denuncia en su contra el mes pasado y, después de una dilación (la semana pasada hubo problemas con la integración del tribunal), está todo listo para que este jueves resuelva si sigue o no adelante con el proceso.

El veterano magistrado podría ser destituido debido a sus maniobras para intentar cobrar una indemnización de 4,5 millones de pesos por un accidente laboral que, según la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, merecía como compensación apenas un tercio de esa suma.

Esta causa ha generado, además del Jury, una denuncia penal y un sumario de la Corte en la Justicia laboral.

Pero lo que discute el Jury no es la suma de ese acuerdo de Sánchez Rey con la ART Provincia, sino la supuesta presión del magistrado para que la Justicia le diera validez.

Es que resulta que la causa sospechosamente cayó en manos de la cámara que el mismo Sánchez Rey integraba y el juez le dio, según la denuncia, "principio de ejecución" a la indemnización, a pesar de que los otros dos miembros de la Quinta Cámara Laboral, Viviana Gil y Jorge Consolini, se querían excusar de intervenir en el expediente.

"Aducían que el actor y el demandado habían consentido la indemnización. La querían hacer canuta y que la causa no pasara a otra cámara", explicó una fuente, sobre la causa que se ventila en el Jury.

Sánchez Rey se había excusado de actuar, pero Consolini y Gil han dicho que fueron amenazados por el magistrado para que no hicieran lo mismo y aprobaran la indemnización.

No fue lo que ocurrió: al final la Quinta Cámara se excusó, así como otro tribunal. Actualmente la causa está en la Séptima Cámara y el caso no deja de tener derivaciones desde que saltó a la luz, gracias a una publicación realizada por MDZ en octubre del año pasado.

El accidente de Sánchez Rey se produjo en mayo de 2017, cuando el juez se apretó un brazo con un portón de una playa de estacionamiento del Poder Judicial.

Según informó Gustavo Cairo, delegado en Cuyo de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, la comisión médica de la superintendencia en Mendoza corroboró que Sánchez Rey había sufrido lesiones. Pero no avaló el pago de 4,5 millones.

"Lo que correspondía pagar era un millón y algo de pesos", indicó Cairo. Y agregó: "Como había una diferencia importante entre el acuerdo que traía con la ART y lo que la comisión médica estimaba que debía pagar, el acuerdo no se homologó y (Sánchez Rey) fue a la Justicia a plantear esta cuestión".

Representado por su propio hijo, el magistrado acudió a tribunales para tratar de cobrar y curiosamente fue su juzgado el sorteado para intervenir en la causa. "Eso no tiene explicación, porque cuando se presenta una denuncia, hay una mesa de entrada única que sortea las causas a través de un sistema informático", dijo una fuente con conocimiento del funcionamiento de tribunales.

En marzo, después de que se presentara el pedido de Jury contra Sánchez Rey, el magistrado intentó renunciar a su cargo para acceder a la jubilación privilegiada de los jueces: 82 por ciento móvil. Pero el gobernador Alfredo Cornejo la rechazó.

Con Anabel Orozco, la famosa "fiscal viajera", pasó lo mismo antes: se quiso jubilar cuando la denunciaron y el caso terminó en juicio y destitución.

Todo dependerá de lo que decida el Jury este jueves. En abril, la denuncia contra Sánchez Rey fue votada a favor por 17 de los 21 miembros. Es decir, le dieron continuidad al proceso todos los representantes de la Corte y la mayoría de los legisladores.

Sin embargo, cuatro votaron en contra de la denuncia: Jorge Tanús, Alejandro Abraham y Daniel Rueda (PJ), y Mario Vadillo (Protectora). Estos legisladores desacreditaron la acusación a Sánchez Rey y hasta dijeron que podría existir "intencionalidad política" en la causa.

El magistrado tiene como abogado ante el Jury a Efraín Quevedo Mendoza, quien viene de participar en un caso resonante para la política: la acción de inconstitucionalidad de cuatro intendentes del PJ contra el decreto que limita las reelecciones.

Se espera para mañana una "discusión fuerte" en el seno del Jury y un juicio muy peleado si el proceso sigue: "Si tiene este abogado, no es para llegar a un arreglo", dicen en el ámbito judicial.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?