El Gobierno provincial destacó que hubo "otro triunfo oficialista"

En Mendoza se aferraron este lunes al dato más amable de las elecciones que ganó el PJ: la victoria de otro oficialismo provincial. Aunque, a la vez, no se ocultó el balance negativo generado por "los errores de la división" de la UCR.

Avatar del Juan Carlos Albornoz

juan carlos albornoz

Juan Schiaretti ganó con claridad en córdoba.

Telam

El gobierno de Alfredo Cornejo se aferró este lunes al dato más amable de las elecciones de Córdoba: la victoria de otro oficialismo provincial.

"Se siguen repitiendo los triunfos de los oficialismos", recalcó una fuente del Poder Ejecutivo, en referencia a los comicios provinciales que se han realizado este año. Aunque, a la vez, el Gobierno provincial  no ocultó el obvio balance negativo generado por "los errores de la división".

Nada puede ocultar que Cambiemos y el radicalismo sufrieron una paliza en las urnas este domingo. Los votos de Mario Negri y Ramón Mestre, juntos, representaron poco más de la mitad de lo que consiguió el candidato peronista a la reelección, Juan Schiaretti.

En el radicalismo mendocino se razonó al respecto que "al ir divididos nuestros candidatos, no había una opción ni alguien competitivo que pudiera atraer como oposición". Eso sí, en Mendoza le echaron la culpa por este error a factores ajenos, como las presiones de Lilita Carrió.

Córdoba no tiene primaria y Mendoza sí. Esta diferencia también formó parte del análisis, porque las PASO provinciales permitirán resolver aquí las candidaturas de los dos principales partidos.

Gracias a ello, la UCR y el PJ contarán después del 9 de junio con candidatos fuertes y ningún partido se desangrará en una batalla definitiva, como ocurrió el domingo en Córdoba.

Por otro lado, las elecciones cordobesas tampoco aportaron a los radicales mendocinos un indicio certero sobre cuál puede ser el destino de la convención nacional de la UCR, que se realizará a fines de este mes.

La magra cosecha de votos de Negri y Mestre impedirá que alguno se fortalezca internamente. El segundo fue Negri, pero la diferencia amplia con Schiaretti  no facilitaría que el diputado nacional pueda inclinar la balanza en la Convención radical a favor de la continuidad en Cambiemos.

Menos aún podría hacer pesar alguna postura rebelde respecto de Cambiemos Mestre, quien, además de salir tercero, perdió el control de la Ciudad de Córdoba a manos del PJ.

No hay señales definitivas en la UCR y el entorno de Cornejo mantiene la propuesta que hizo hace 15 días sobre la apertura de Cambiemos al peronismo federal. A pesar de que la Casa Rosada haya rechazado la idea casi automáticamente, bajo la teoría de que a Mauricio Macri le conviene mantener la grieta.

"Marcos Peña sigue pensando en la grieta, pero nosotros creemos que con eso no alcanza, por las transformaciones que hay que hacer", ratificó este lunes un funcionario cornejista. "Es lo que vamos plantear en la Convención", agregó.

Pero para esa reunión faltan casi dos semanas y los radicales mendocinos estarán obligados a desdoblarse: la Convención Nacional de la UCR se hará en medio de la etapa más fuerte de la campaña para las PASO provinciales.

En este contexto, la estrategia oficial fue no dramatizar la derrota en Córdoba y recalcar que el clima en Mendoza es otra cosa. "Nosotros estamos bien y la prueba fue la Fiesta de la Ganadería de General Alvear, a la que Jaque y Pérez no podían ni ir. En cambio, a Cornejo le pedían fotos", se jactó un funcionario.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?