Ibarra: "El mercado interno es una preocupación"

Un informe de una ONG advirtió que solo en enero bajaron la persiana 2.500 negocios de Capital Federal y el conurbano bonaerense. Sin embargo el secretario de Modernización, Andrés Ibarra, aseguró que ya hay signos de reactivación en varios sectores.

redacción mdz

El secretario de Modernización, Andrés Ibarra.

El Gobierno nacional puso paños fríos al informe de una ONG que advirtió sobre el cierre de 2.500 locales comerciales en Capital Federal y el conurbano bonaerense durante enero.

El secretario de Modernización, Andrés Ibarra, admitió que hay inquietud por el mercado interno pero que hay ya varios sectores que demuestran signos de reactivación luego de la crisis de 2018. “Estamos ordenando la Argentina para que nuestro país crezca de manera sostenible y no basado en fantasías coyunturales o parches; estamos haciendo un trabajo ordenado en política fiscal, en política monetaria, estamos abriendo más de 150 mercados en el mundo para exportar, que que la mano de obra argentina llegue a todo el mundo”, señaló el funcionario.

Ibarra admitió que “el mercado interno es una preocupación” pero que al mismo tiempo “ya hay sectores que están mostrando síntomas de la salida de la crisis que vivimos lamentable el año pasado (como) en energía, en el agro, las industrias del conocimiento”.

“Somos muy optimistas de que, poco a poco, las distintas cadenas de valor y la producción irán reaccionando y los indicadores van a ir mostrando esto”, cerró el funcionario en charla con la prensa luego de una reunión de gabinete.

El informe de la ONG

El relevamiento hizo foco en 35 núcleos urbanos de la Capital Federal donde el porteño barrio de Belgrano resultó ser el más afectado, con la pérdida de 56 de sus locales comerciales, 38 de ellos en el barrio conocido como “Las Cañitas” otrora pujante y hoy en franco deterioro.

Le siguieron Puerto Madero, actualmente muy afectado por la construcción del “Paseo del Bajo”, el centro porteño que ha visto como muchas oficinas se mudaban o simplemente desaparecían y con ellas se iban también todos los empleados y empleadas que cada mediodía compraban comida, bebidas e incluso en algunos casos indumentaria y zapatos, remarca el informe.

Por otro lado, en territorio bonaerense se recabaron datos en 34 puntos, incluida la ciudad de La Plata, donde cerraron en enero 77 comercios. Pero también hubo cientos de cierres entre Lomas de Zamora, Quilmes, Lanús, San Justo, San Martín y Ramos Mejía.

“Muchos comerciantes y pequeños empresarios han intentado formar comités de crisis y reestructurar deudas que no pueden pagar, incluso renegociar deudas con bancos (que llegan a cobrar más del 100% de interés anual), empleados y proveedores e incluso con las empresas prestadoras de servicios, tales como Edenor, Edesur, Metrogas, Aguas Argentinas, etc. Pero más allá de alguna refinanciación puntual, no se pudo evitar el cierre de 2.536 comercios en Capital Federal y Provincia de Buenos Aires", dijo Javier Miglino, director de Defendamos Buenos Aires.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?