El excontador K podría convertirse hoy en arrepentido

Este lunes el juez Claudio Bonadio decidirá si acepta a Víctor Manzanares como nuevo arrepentido en la causa de los cuadernos de la corrupción. Denunció ante el fiscal que Cristina conocía todos los movimientos de las maniobras de lavado de dinero.

redacción mdz

El detenido excontador de los Kirchner está dispuesto a hablar.

Víctor Manzanares, excontador de Cristina Kirchner, que declaró haber negociado con Oyarbide para beneficiar a Néstor Kirchner y, además, aseguró que CFK "estuvo al tanto de todo", podría convertirse hoy en un nuevo arrepentido de la causa de los cuadernos de la corrupción.

Claudio Bonadio, decidirá este lunes si lo acepta como imputado colaborador homologando el acuerdo que hizo con el fiscal Carlos Stornelli, que tomó declaración de Manzanares como arrepentido en la causa.

El contador declaró que Oyarbide manipuló una pericia clave que le permitió sobreseer a Néstor y a Cristina en una causa por enriquecimiento ilícito, pese a que el patrimonio del matrimonio había crecido un 158% solo en 2008.

Ante Stornelli y Carlos Rívolo, los dos fiscales que llevan adelante la investigación, Manzanares relató cómo Oyarbide le dio instrucciones sobre la forma en la que debía confeccionar la pericia de la defensa, es decir, de los Kirchner. Esa misma pericia contable fue luego utilizada por el magistrado para firmar la declaración de inocencia del matrimonio presidencial.

Manzanares señaló -además- a Néstor y Cristina como jefes de la estructura de los ilícitos y dijo que Muñoz trasladaba y recibía plata en el departamento de Uruguay y Juncal en Recoleta donde vive la senadora de Unidad Ciudadana, y que parte de esos fondos serían de coimas de contratistas del Estado. 

Declaró que tanto la inmobiliaria Los Sauces como la sociedad Hotesur, que controla el hotel Alto Calafate, se crearon con la misión de "lavar dinero". 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?