El Banco Nación asegura que es irrisoria la mora en créditos UVA

Ercilia Nofal, directora de la entidad estatal que maneja el 60 por ciento de los préstamos otorgados en nuestra provincia, afirmó que en Mendoza hay una sola persona que no paga la cuota hace más de tres meses y apenas 20 más que tienen retrasos inferiores a los 30 días. Recomendó acudir a los gerentes cuando hay problemas de pago y criticó el proyecto del justicialista Alejandro Bermejo para eliminar este sistema de indexación. Aseguró, además, que el Nación no ha rematado una sola vivienda. 

juan carlos albornoz

Ercilia Nofal (derecha), junto a Rodolfo Suarez y la presidente del EPRE en la fiesta de la ganadería.

Fuente: www.twitter.com

El Banco Nación posee en Mendoza más del 60 por ciento de los créditos hipotecarios totales. Ha prestado en los últimos años más de 7.500 millones de pesos para la construcción de viviendas en la provincia y sus autoridades aseguran que la mora en préstamos UVA es muy baja. Tan baja que torna innecesarias las reacciones opositoras, que quieren eliminar este sistema de indexación.

La cartera de créditos hipotecarios del Nación asciende a cerca de 7.000 en total y de todos ellos apenas un adjudicatario está en mora por problemas de pago, según el detalle oficial brindado por la entidad este martes.

En tanto, de los atrasos en la banca privada, que tiene el otro 40 por ciento de los créditos, no hay números aún, aunque en la banca estatal sugieren que "puede ser más agresivam la presión en la pre mora, con notificaciones al adjudicatario".

Reconocen además en el Nación que la demanda de los créditos UVA se ha desmoronado por las condiciones económicas actuales (la tasa bancaria que se aplica junto a la inflación trepó del 3 al 10 por ciento anual) y que están buscando algún nuevo instrumento para dinamizar los préstamos hipotecarios.

Sin embargo, insisten en que el adjudicatario tiene que buscar soluciones ante los mismos bancos, ya que para todos, sean privados o estatales, corre una misma disposición del Banco Central que obliga a calzar el valor de la cuota con un monto que no supere el 30 por ciento de los ingresos familiares mensuales.

Por supuesto, eso implica un estiramiento de los plazos de pago, que puede llegar a cerca de los 38 años en el caso del Banco Nación, y un aumento del capital de la deuda.

La situación de los créditos UVA enfrenta a un candidato a gobernador (el justicialista Alejandro Bermejo) con una técnica muy identificada con el radicalismo que integra el directorio del Banco Nación: Ercilia Nofal.

Bermejo quiere eliminar el sistema UVA, frente a lo cual Nofal acusa al candidato peronista de desconocer la realidad de los créditos hipotecarios y de impulsar una iniciativa que compromete fondos públicos en forma innecesaria.

Consultada por MDZ, Nofal aseguró que, al menos en la banca estatal, el cuadro de situación no refleja la necesidad de tomar una medida tan extrema. Por el contrario, afirmó que hasta el 30 de marzo se había constatado que había un solo deudor en mora.

Esa única mora no es un crédito UVA y pertenece a un universo de 4.845 créditos hipotecarios en total, ya que hay otros 2.066 que todavía no se están cobrando porque fueron tomados para construir. 

Los créditos hipotecarios caen en mora recién después de los 90 días en que no hay pago de cuotas. Hasta entonces, el deudor sólo es calificado como un cliente atrasado.

Las cifras de los atrasos del Nación son un poco más importantes. A fines de marzo, sus autoridades computaban tres créditos hipotecarios que no registraban el pago de cuotas desde hace más de 30 días. Sólo uno de ellos había sido tomado con el sistema UVA.

En tanto, el atraso de 1 a 30 días era, hasta marzo, un poco más alto en Mendoza: según Nofal, el Banco Nación sumaba 23 créditos. Veinte de ellos eran préstamos UVA. Representan estos préstamos un poco menos del 0,5 por ciento del total.

"No hay una mora en Mendoza que justifique asignar una partida presupuestaria para la adquisición de la cartera de un banco, la propuesta es tirada de los pelos", dijo Nofal en su ataque a Bermejo. Y agregó: "Si quieren beneficiar a la banca, ofrezcan comprarles estos créditos, que no son rentables".

Nofal aseguró, además, que el Banco Nación está extendiendo los plazos de pago de los créditos en forma automática, cuando detecta problemas económicos en los adjudicatarios. "Y el Nación nunca ha ejecutado la vivienda única de nadie", aclaró.

"La comunicación A 6080 del Banco Central hace muy difícil que se caigan los créditos en mora en todo el sistema y el Nación es muy amigable con los créditos hipotecarios", insistió Nofal.

"Cuando la cuota supera el 30 por ciento de los ingresos o el coeficiente de variación salarial (CVS) del Indec supera el 10 por ciento, los bancos deberían llamar automáticamente a los clientes para estirar los plazos", puntualizó, respecto de los alcances la disposición del Banco Central.

Aunque haya bajado mucho la demanda, dijo Nofal que Mendoza acaparó 8.4 por ciento del total de préstamos hipotecarios del Banco Nación, cuando su población representa sólo el 4 por ciento.

"Si alguien tiene un problema tiene que hablar con los gerentes, no con Bermejo, porque si no está yendo a un lugar equivocado", recomendó sobre el final.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?