El balance de Sanz a 4 años de la UCR en Cambiemos

El radical, impulsor de la alianza en la cumbre de Gualeguaychú, admitió que hay que dar “necesarias discusiones” pero que el camino es dentro de la alianza para “dejar atrás el populismo”.

redacción mdz

Sanz, defensor de Cambiemos.

A 4 años de la convención de Gualeguaychú en la que la UCR se inclinó por formar parte de Cambiemos, uno de los fundadores de la alianza, Ernesto Sanz, se esperanzó en que la fuerza siga dentro del frente aunque con las “necesarias discusiones”.

Según Sanz, con su vocación frentista la UCR demostró “que es un partido político que trasciende a las personas” lo cual “no es poco, en un país que reclama instituciones y no individualidades”.

Al mismo tiempo advirtió del “peligro” de “volver al populismo que solo nos dejó atraso y decadencia”, en referencia al kirchnerismo y la intención de voto que mantiene la expresidenta Cristina Kirchner.

El radical admitió “defectos propios en Cambiemos”, pero que “los problemas estructurales de la Argentina necesitan tiempo para resolverse”, según lo ponderó en un mensaje por las redes.

El análisis de Sanz

Hoy se cumplen 4 años de la histórica Convención de Gualeguaychú. Donde la UCR demostró varias cosas. Elijo una: Que es un partido político que trasciende a las personas. No es poco, en un país que reclama instituciones y no individualidades.

Pero además, que es un partido que conserva intacta su vocación republicana. Desde el 2015 para acá, compartiendo con otras fuerzas en Cambiemos el desafío de dejar atrás a un populismo que solo nos dejó atraso y decadencia.

Ese desafío sigue intacto. Por muchas razones. Algunas, por defectos propios. Otras, porque los problemas estructurales de Argentina necesitan tiempo para resolverse.

Y también porque el populismo muta, presentándose hoy con caras amables y comprensivas. Pero escondiendo detrás la cara de siempre: acumulación de poder y privilegios solo para condenarnos al atraso.

Ojalá que 4 años después de Gualeguaychú, la UCR confirme, más allá de las necesarias discusiones, que su futuro no puede ser distinto al que soñamos para la Argentina: mejor democracia, con más equidad y más justicia.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?