De qué hablaron los candidatos de CABA en su debate

Los cuatro candidatos a jefe de Gobierno porteño mostraron sus propuestas y protagonizaron algunos cruces. Qué se dijo.

Redacción MDZ

Rodríguez Larreta y Lammens protagonizaron varios cruces.

El debate de los cuatro candidatos a jefe de Gobierno porteño evidenció anoche la estrategia del oficialista Horacio Rodríguez Larreta de ponderar su gestión para conseguir la reelección, mientras que el principal opositor, Matías Lammens, quien aspira a ingresar a un balotaje, buscó responsabilizar a su rival electoral por los efectos de la crisis económica.

En tanto, Matías Tombolini, de Consenso Federal y Gabriel Solano, del Frente de Izquierda, se mostraron distantes tanto del oficialismo porteño como del Frente de Todos en el primer debate organizado por la Justicia Electoral local, que se extendió una hora y media y fue televisado por el Canal de la Ciudad y otras señales de cable.

De cara a las elecciones del 27 de este mes, a las que Rodríguez Larreta llega mejor posicionado a raíz de los resultados que obtuvo en las PASO, los candidatos estuvieron acompañados por sus asesores, familiares y referentes de cada fuerza política.

Tal lo dispuesto el Tribunal Superior de Justicia porteño, los candidatos expusieron sobre cuatro ejes: Autonomía, justicia y seguridad; Educación, salud, cultura y desarrollo humano; Vivienda, ambiente y desarrollo productivo e Infraestructura y gestión urbana.

Los candidatos contaron con 90 segundos para explayarse sobre cada una de las temáticas y, posteriormente, recibieron una pregunta de parte de otro de los disertantes; lo que habilitó, de manera moderada, a algún cruce.

El primer contrapunto estuvo protagonizado por Larreta y Lammens durante el bloque destinado a abordar las políticas sociales, y comenzó cuando el actual jefe de Gobierno increpó al presidente de San Lorenzo por "no hacer ningún cuestionamiento" a su gestión, años atrás, cuando compartieron actividades vinculadas a la entidad deportiva. "Siempre quisiste que fuera candidato de tus listas, pero nunca acepté porque tenía diferentes concepciones de cómo hacer política y de las prioridades", arremetió el candidato del Frente de Todos.

Todos los candidatos estuvieron en el debate.

El siguiente cruce se dio ante la consulta de Lammens sobre las prioridades de un Gobierno que "durante doce años no pudo construir un hospital, ni evitar que haya problemas de infraestructura escolar y gasta cerca de 2.200 millones de pesos en publicidad". "Tenemos 1.300 escuelas que abren todos los días y se mantienen. En educación, llevamos gastados este año 67.000 millones de pesos, treinta veces más que en publicidad", afirmó el actual alcalde porteño.

Durante todo el debate, Larreta optó por relucir su gestión en la Ciudad, aportando los resultados obtenidos, por ejemplo, en materia de seguridad, al indicar que "bajaron los índices de todos los delitos", incluso mencionó una reducción en los últimos meses de un 55 % en casos de arrebatos cometidos por los denominados "motochorros". Al respecto, Solano cuestionó "la política represiva que se vive en la Ciudad con una Policía corrompida que regentea el delito" y agregó que "la instalación de las cámaras de reconocimiento facial los convierte en un ´Gran Hermano´".

Tombolini en tanto, sostuvo que "la seguridad es uno de los grandes déficits de Horacio Rodríguez Larreta" y apuntó sobre el narcotráfico que hace que "la villa 1-11-14 sea un hipermercado de la droga de Buenos Aires".

El candidato de Consenso Federal eligió usar la mayor parte de su tiempo en puntualizar propuestas concretas como el uso de "telemedicina", subsidiar el pago de expensas a sectores vulnerables, instalar termotanques solares o crear un fuero de "justicia vecinal". "No se coordinaron los esfuerzos de la Ciudad con los nacionales y por eso sufrimos las consecuencias", sostuvo Tombolini.

Lammens resaltó la situación de crisis que atraviesan las Pymes porteñas, sector que -dijo- cuestiona al Estado porteño por "aparecer solo cuando hay que pagar impuestos". "No tuvieron un plan de desarrollo económico y abandonaron a los vecinos en medio de la crisis", fustigó.

Solano afirmó, entre otro puntos, que "la política de ajuste del gobierno nacional tienen un correlato en el crecimiento de la política represiva en la ciudad de Buenos Aires".

Por su parte, Larreta cerró su intervención al afirmar que "lo que más me entusiasma es todo lo que tenemos para hacer porque todo lo que me comprometo a hacer, lo hago" y renovó su intención de seguir "escuchando a los vecinos".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?