De Marchi le pidió a Sica liquidar retenciones a 90 días

El intendente de Luján solicitó al ministro de Producción una prórroga para las retenciones de venta a los productores mendocinos teniendo en cuenta la delicada situación que atraviesan los diversos sectores.

redacción mdz

De Marchi reclamó al gobierno nacional.

El intendente de Luján de Cuyo, Omar De Marchi, le envió al ministro de Producción de la Nación, Dante Sica, una carta solicitando una prórroga de 90 días, para las retenciones de venta a los productores mendocinos.

“El tiempo en que tendrían que ingresar al fisco el monto del impuesto a las exportaciones devengado, y el del cobro efectivo de la factura es un lapso de hasta 90 días. Por lo que sería una ayuda directa a los sectores más afectados que se les permitiera abonar su impuesto a los 90 días de concretar la venta al exterior, es decir, cumplir con el fisco recién cuando se cancelen los pagos del exterior. De lo contrario, económicamente serán las Pymes las que terminen por darle financiamiento sin costo al Estado por 90 días”, comentó el intendente en la misiva.

De Marchi y Sica.

La carta que le envió De Marchi a Sica:

Retenciones a 90 días

Estimado ministro: 

Las economías regionales padecen alta dependencia del mercado interno, hoy en baja, sumado a los altos costos de producción en Argentina, a saber: impositivos, financieros, logísticos, laborales y arancelarios.

El escenario pese a que el tipo de cambio real y los precios internacionales de los principales productos de economías regionales se encuentran en niveles cercanos a los históricos con un nivel semejante al de 2010, no evita una situación crítica.

Los sectores más perjudicados son conocidos por los mendocinos, como el caso de Vino y Mosto, Papa, Manzanas. Otros muestran señales de alarma: el Forestal, Cítricos, Tabaco, Peras, Hortalizas, Arroz, Yerba Mate, Maní, Mandioca, Granos. Y sectores en crecimiento: Algodón, Aves, Porcinos, Miel, Leche, Bovinos.

La mayoría de estos sectores son mano de obra intensivos, que demandan empleo genuino. La caída en el salario real ha provocado un impacto directo en el nivel de consumo doméstico, que golpea también la producción. Al mismo tiempo la mayoría de la producción de economías regionales tiene sus insumos dolarizados.

En la provincia de Mendoza los sectores más comprometidos son los relativos al Vino y Mosto, Ajo, Durazno Industria, Pera. Si se compara el precio de exportación de estos productos comparados con el año 2010 la diferencia sería: Vino +22%, Mosto -21%, Ajo -56%, Durazno Industria -3%, Pera -7%.

De todos modos, más allá de los precios de exportación, el panorama luce alentador al desagregar por productos.

Si analizamos uno de los sectores más importantes de la provincia, el 60% de la uva cosechada tiene como destino la fabricación de vinos para consumo doméstico, en un mercado donde el consumo per cápita se desplomó 35% en los últimos 10 años. Es el mismo nivel de consumo del año 1970.

En el mercado de vinos hay sobrestock, en el mercado de ajos la producción cayó 27% desde el año 2011, en el mercado de durazno la producción cayó 10% desde el año 2011 y la producción de pera disminuyó 57%, desde el año 2011.

Más allá del problema de liquidez se agrega uno más: el tiempo en que tendrían que ingresar al fisco el monto del impuesto a las exportaciones devengado, y el del cobro efectivo de la factura. Es un lapso de hasta 90 días. Por lo que sería una ayuda directa a los sectores más afectados que se les permitiera abonar su impuesto a los 90 días de concretar la venta al exterior, es decir, cumplir con el fisco recién cuando se cancelen los pagos del exterior.

De lo contrario, económicamente serán las Pymes las que terminen por darle financiamiento sin costo al Estado por 90 días.

La medida llevaría a una ganancia de competitividad importante, alivio de liquidez en el corto plazo, menor agotamiento de los sectores con gran impronta territorial y una acción que no implica ningún impacto fiscal.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?