ate

Cuenta regresiva para un nuevo round entre Macho y Raquel Blas

El 7 de agosto habrá elecciones en ATE y ambos referentes gremiales se enfrentarán en las urnas. Desde el sector de Raquel Blas denuncian posibles irregularidades. Una tercera candidata intentará capitalizar la discordia para destronar a los históricos conductores del sindicato.

mdz política

Roberto Macho.

UNCuyo

Fueron aliados y juntos consiguieron paralizar la provincia durante el gobierno de Francisco Pérez. En 2015, cuando Roberto Macho se convirtió en secretario General de ATE, se encargó de limar el poder de Raquel Blas y la ruptura llevó a que se presentaran denuncias cruzadas en la Justicia. Hoy se encuentran enfrentados y ya vuelan dardos que envuelven los comicios en un manto de sospechas. Desde el costado, los observa la candidata de una tercera lista, Paola Ovejero, que se ilusiona con salir beneficiada por la pelea de sus contendientes.

En ese marco, este miércoles Roberto Macho brindó una conferencia de prensa en la que atacó directamente a Raquel Blas y dijo que le parece "vomitivo" que la lista que encabeza intente judicializar las elecciones. "Me da pena y me parece vomitivo que tengan que ir a la justicia de Macri para resolver las elecciones", esgrimió el hombre que va por la reelección y que es acompañado en la lista por su pareja, Adriana Iranzo.

Algunas figuras políticas como Raquel Blas estuvieron presentes.

En concreto, repudió las impugnaciones presentadas por Raquel Blas pero sin mencionar su nombre. "Nosotros no vamos a dejar un sindicato en manos de un partido político. El Partido Obrero no nos va a conducir el sindicato", argumentó en referencia a la lista Verde Negra que encabeza Blas.

La reacción de Macho es una respuesta a las presentaciones realizadas por Raquel Blas en la Justicia. "Está denunciado por afiliaciones truchas. Ni siquiera tenemos certeza de cuál es el padrón", explicó Blas a MDZ. Pero además de ello, han advertido sobre posibles irregularidades en los comicios y se quejan de la falta de urnas fijas en los lugares de trabajo de los estatales. "Pedimos urnas fijas en lugares públicos. Parece una obviedad pero no lo es, porque hay urnas volante que se trasladan de un lugar a otro sin garantías de que no se cometa un fraude", advirtió la mujer que intentará retomar las riendas del sindicato.

"No pueden poner las urnas donde ellos quieren. Lamento que hablen de fraude porque todavía ni hay elecciones. Tenés que tener fiscales para controlar", le contestó ayer Macho en conferencia de prensa.

Mientras la tensión va en aumento y los trapos sucios entre Macho y Blas siguen saliendo al sol, la lista Verde Blanca se muestra como una refundación de la Asociación Trabajadores del Estado y lleva como candidata a Paola Ovejero, una joven que no está identificada con la conducción histórica.

Propuestas de la lista verde blanca
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?