Cornejo y su última revancha con el PJ

Cornejo y su última revancha con el PJ

Después de la elección provincial, el Gobierno volvió a encender su maquinaria electoral para intentar revertir en Mendoza el resultado de las PASO de agosto. El encuestador preferido del gobernador, sostiene que Cornejo le está ganando a  Marisa Uceda en la lista de candidatos a diputados.  La proyección nacional, el otro gran objetivo.

Los números que Elbio Rodríguez le acercó a Alfredo Cornejo hace pocos días le provocaron una mueca de satisfacción al gobernador. El encuestador, que pronosticó una victoria amplia de Cambia Mendoza en las elecciones provinciales de setiembre pasado, ahora anticipa que el Gobierno está encaminado a repetir un triunfo en las nacionales del 27 de octubre.

El propio mandatario se había puesto ese objetivo. A los pocos días de la victoria de Rodolfo Suárez, volvió a encender la maquinaria electoral que el mismo oficialismo tuvo a media máquina para las PASO de agosto. En esos comicios Cornejo, como candidato a diputado nacional, perdió a manos de la dirigente de La Cámpora, Marisa Uceda, por algo más de 10.000 votos.

¿Qué relevó Rodriguez? Que Cornejo podría terminar aventajando el domingo que viene a Uceda por 12 puntos y que Mauricio Macri podría ganarle a Alberto Fernández por una diferencia menor, que rondaría los tres puntos.

Si este pronóstico se da, el capital político que acumulará el mandatario mendocino será invaluable con la mira puesta en lo que ya es su próximo objetivo: lanzarse a la construcción de una proyección nacional que, eventualmente, termine en una candidatura presidencial en 2023.

La disputa definirá, como dato importante asimismo, el resultado de la renovación de legisladores por Mendoza en la Cámara de Diputados de la Nación. Es seguro que, si se repite el escenario de polarización, quedarán sin chances de llegar al Congreso tanto a los candidatos de la Izquierda como los postulantes de Roberto Lavagna y de José Luis Ramón.

Ahora, si se cumplen los pronósticos del encuestador que Cornejo más escucha, el peronismo deberá resignar un diputado que, hasta el momento, ya siente que tiene sentado en una banca. 

Tras las PASO de agosto, el Frente de Todos lograba colocar tres legisladores de las cinco que estaban en juego. Pero si la diferencia es la que sostiene Rodríguez, será Cambia Mendoza el frente que en definitiva  sume más. Los que están prendiendo velas por estos días son los terceros en discordia: Juana Carmona, la secretaria adjunta de la CTA en Mendoza y Omar De Marchi, el intendente de Luján.

Cuando comenzaron a vislumbrar que podrían llegar a dar vuelta la elección, dentro del Gobierno trataron de buscar una explicación al fenómeno. Y no hubo muchas especulaciones. Si el pronóstico se da, será consecuencia de un efecto arrastre de la última elección (en donde la provincialización y la buena imagen de Cornejo fueron determinantes) más que por un cambio en la percepción de la ciudadanía acerca de la gestión de Macri. Por supuesto, nadie se anima a aventurar que el posible vuelco del electorado mendocino vaya a tener su correlato a nivel nacional.

A partir del 28 de octubre, Cornejo ya se vislumbra como una figura que, desde el Congreso, buscará ser referente de la oposición si Alberto gana. Y lo hará a través de un plan ya está trazado desde hace tiempo.

Sin Macri en el escenario, buscará articular con Horacio Rodríguez Larreta (quien todavía debe superar la elección en la ciudad de Buenos Aires) una nueva coalición política superadora de Cambiemos que sirva, además, como referencia a los acuerdos que muy posiblemente busque el nuevo presidente.

Como referente opositor, el futuro diputado ya anticipó que estará abierto a esa posible propuesta de Fernández. Aunque se autoimpuso dos condiciones: Una de ellas, es que esos acuerdos sean sólidos desde el punto de vista técnico y que colaboren realmente a solucionar los problemas del país. Y el otro, más complejo, que Cristina Kirchner no meta la cola.

Será muy difícil que, a futuro, Cornejo retome algún tipo de relación política con el actual presidente. Lo principal que le achaca a Macri es su desprecio por la acción política y que ese mismo desdén lo llevó a cometer errores, más allá de que coincide con el rumbo económico que tomó Cambiemos. Para el gobernador, en síntesis,   “Macri es un hombre inteligente. Y ahora está comprendiendo que la política no es solo la partidocracia que tanto desprecia”.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?