Cornejo se juega hoy algo más que una banca

Apunta a dar vuelta el resultado de la PASO de agosto y a sumarle votos desde Mendoza a la candidatura de Mauricio Macri. Cuando llegue al Congreso, el gobernador comenzará la construcción de su proyecto presidencial para 2023 y, si gana Alberto Fernández, a ser uno de los líderes de la oposición.

Avatar del Marcelo Arce

Marcelo Arce

Dia de la Policia de Mendoza

ALF PONCE / MDZ

Muy probablemente esta noche, sobre las 20, Alfredo Cornejo ya sabrá si habrá logrado el objetivo político que se trazó en esta elección: revertir el resultado de la PASO nacional de agosto que no solo lo dejó perdedor a Mauricio Macri en Mendoza, sino que además el tsunami de votos en contra del gobierno nacional lo terminó mostrando al gobernador detrás de la kirchnerista Marisa Uceda en la carrera por la diputación.

Desde hace varios días, el gobierno provincial descansa en una encuesta de Elbio Rodríguez que aventura que este domingo el presidente le ganaría a Alberto Fernández por alrededor de 3 puntos (perdió por esa diferencia en la elección anterior) y que Cornejo levantó hasta alcanzar una diferencia de más de diez puntos contra su contrincante del PJ.

El primer pronóstico podría darse. El segundo es más complejo. Para que Cornejo gane por esa diferencia, el corte de boleta debería ser de magnitudes pocas veces vista en un comicio provincial y por eso ahí las proyecciones del oficialismo son un poco más modestas. Entienden que el gobernador revierte la derrota contra Uceda, pero un margen menor a lo que anticipa el encuestador.

Los resultados oficiales se conocerán a partir de las 21, según comunicó el Ministerio del Interior de la Nación, aunque después de un año con tantas elecciones como fue el 2019, el radicalismo ya tiene una maquinaria más que aceitada para palpitar los números. Casi en simultáneo con el envío de los telegramas al Correo Argentino, los fiscales de Cambia Mendoza transmiten esa misma información a su bunker y es muy probable que, luego de un par de horas de cerrada la votación, ya se sepa que ocurrió aquí.

A tener en cuenta

Las claves electorales de esta jornada son varias.

La mas elemental será saber cómo quedará estructurada la renovación de las cinco bancas mendocinas en la Cámara de Diputados que están en juego. Si el pronóstico de polarización se cumple, será muy difícil para Protectora repetir el momento de 2017, cuando logró que José Luis Ramón desembarcara en Buenos Aires. Si bien está consolidado como tercera fuerza, al partido que impulsa la candidatura de Marcelo Romano no le alcanzaría para trasladarlo en esta ocasión de la Legislatura al Congreso.

Lo mismo sucedería con la Izquierda. Lautaro Jiménez estaría lejos de aquellas votaciones de 2013 y 2015, en donde el FIT conseguía enviar un representante mendocino a Diputados.

Entonces, si se cumplen los pronósticos, la definición pasará por saber cómo se repartirán las bancas entre Cambia Mendoza y el Frente de Todos.

Tras las PASO de agosto, el Frente de Todos lograba colocar tres legisladores de los cinco. Pero si la diferencia es la que sostiene Rodríguez, será Cambia Mendoza el frente que sume más. Los terceros en discordia son Juana Carmona, la secretaria adjunta de la CTA en Mendoza y Omar De Marchi, el intendente de Luján.

En la Casa Rosada estarán pendientes también de lo que suceda en nuestra provincia. Mendoza es uno de los distritos en donde Macri se ilusiona con sumar más votos que en las PASO, para achicar diferencias con Alberto Fernández y aspirar a meterse en el ballotage. El otro es Córdoba, en donde apunta a duplicar los 17 puntos que obtuvo allí en agosto, aunque terminaría sumando entre 4 y 5 puntos finalmente. En Ciudad de Buenos Aires (Horacio Rodríguez Larreta va por la reeleción) deberían sumar más de 54 puntos. Obtendrían alrededor de 52. El presidente habría repuntado en el interior de la provincia de Buenos Aires, pero no en el conurbano. Allí,  están los votos. En Santa Fe y en Tucumán, el panorama no es bueno para Juntos por el Cambio con lo que, sumado al resto de las proyecciones en las provincias, las posibilidades de que haya segunda vuelta son más que distantes.

El día después de la elección provincial del 29 de septiembre, el propio Cornejo mandó encender la maquinaria electoral del oficialismo para tratar de ganar hoy. Y lo hizo pensando en lo que ocurrirá a partir de mañana

El gobernador viajará a China con su sucesor, Rodolfo Suárez y las ambiciones van mucho más allá de sentarse en una banca desde diciembre: Cornejo se vislumbra como una figura que, desde el Congreso, buscará ser referente de la oposición si Alberto gana.

Y, como ya se sabe, lo hará a través de un plan trazado desde hace tiempo. Sin Macri en el escenario, buscará articular con Rodríguez Larreta una nueva coalición política superadora de Cambiemos que sirva, además, como referencia a los acuerdos que muy posiblemente busque el nuevo presidente. Aunque la carrera será de fondo: el objetivo desde este lunes, es comenzar a construir su candidatura a presidente para 2023 y la plataforma de lanzamiento será largarse con un nuevo triunfo electoral que, hace poco más de dos meses, parecía imposible.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?