¿Evolucionó el patrimonio de Cornejo mientras fue gobernador?

¿Evolucionó el patrimonio de Cornejo mientras fue gobernador?

El Gobernador presentó su declaración jurada como candidato a diputado. Figuran bienes que en la DDJJ provincial no estaban. Ahorros en dólares y pocas deudas. 

Los últimos gobernadores de Mendoza han tenido una particularidad al dejar el poder. Todos tuvieron alguna repercusión en cuanto a su patrimonio o el lugar donde viven. Roberto Iglesias, Julio Cobos y Celso Jaque se mudaron a barrios privados a pocos días de dejar el cargo. Claro que con realidades distintas, pues Cobos se cambió a una casa que había comprado más de una década atrás. Francisco Pérez siguió en su casa, pero tuvo que dar explicaciones en la justicia por un inmueble que compró.

Alfredo Cornejo dejará de ser gobernador el 9 de diciembre y por ahora no tiene pensado mudarse, según aseguran. Y por ahora no aparece en su declaración jurada ningún bien nuevo. Sin embargo sí hay algunos datos que llaman la atención. Uno de ellos es la diferencia entre los bienes que Cornejo declara ante la Oficina de Ética Pública de Mendoza y lo que detalló ante la Oficina Anticorrupción en la Nación.

Al ser candidato a diputado nacional, el Gobernador tuvo que presentar su DDJJ de bienes. Y la normativa nacional es más exigente en cuanto a los datos que pide y hace públicos.

Cornejo declara en la provincia ser propietario solamente de un terreno de 1400 metros cuadrados que fue adquirido en 2008 y de un automóvil Peugeot 308.

En la Nación declara, además, una vivienda en Villa Hipódromo y otro Peugeot 208. No son bienes escondidos, sino que se trata de la casa en la que Cornejo vive y otro vehículo de uso familiar. El dato curioso es que la vivienda figura como adquirida el 4 de diciembre de 2015, es decir 5 días antes de asumir el cargo.

Según la declaración de bienes, Cornejo incrementó su patrimonio en un 36% en un año. En 2017 terminó el año con un patrimonio de $1.783.321. Y terminó 2018 con $2.436.612. Claro que son números relativos, pues los bienes están tasados a valor fiscal. Así, por ejemplo, el lote de 1400 metros cuadrados ubicado en Lunlunta tiene un valor fiscal de $307 mil, y la casa de Godoy Cruz de $537 mil. Incluso Cornejo tuvo un salto patrimonial gracias a la devaluación. Es que declara tener ahorrados 12 mil dólares que en la DDJJ están pesificados a $37 por unidad. Ahora esos valores representan $720 mil. El Gobernador detalla además varias cuentas bancarias donde guarda sus ahorros, ítem que a nivel provincial no se hace público pero sí en la Nación.

Otro dato que surge de esa documentación es que el Gobernador es conservador para tomar riesgos y mantiene sus cuentas al día. Solo declara tener deudas por 3 mil pesos con el Banco Supervielle.

Los funcionarios públicos están obligados a declarar y explicar su evolución patrimonial mientras están en el cargo. La ley establece que en esos casos se invierte la carga de la prueba porque son ellos quienes deben justificar cómo adquirieron sus bienes y no al revés. El ex gobernador Francisco Pérez enfrenta una investigación judicial por supuesto enriquecimiento ilícito en base a una denuncia presentada por la actual vicegobernadora Laura Montero y un grupo de legisladores de Cambia Mendoza

¿Querés recibir notificaciones de alertas?