Bordón: "Hay preocupación pero la situación tiende a calmarse"

El embajador argentino en Chile habló sobre los incidentes que se han registrado en las últimas jornadas. "Una cosa es la demanda y otra el vandalismo que termina perjudicando a la sociedad y sobre todo a los más débiles", cuestionó el diplomático. 

mdz radio

Las protestas se calmaron durante el lunes.

dpa

El exgobernador de Mendoza y actual embajador argentino en Chile, José Octavio Bordón, dialogó con MDZ Radio y realizó un análisis de lo que está ocurriendo en el vecino país. El diplomático reconoció que la situación es complicada por la falta de funcionamiento del metro y la cantidad de colectivos que se quemaron, pero dijo que "la sensación es que la situación tiende a calmarse". Además, lamentó la muerte de 10 ciudadanos y dijo que "una cosa es la demanda y otra el vandalismo que termina perjudicando a la sociedad y sobre todo a los más débiles".

Citando los dichos de una política chilena, Bordón destacó que "la demanda justa de los más desposeídos no puede desencadenar actos de saqueos". Además, remarcó que 8 o 9 de los diez fallecidos murieron en incendios en supermercados.

Para Bordón, es necesario hacer un análisis profundo para encontrar el detonante de la protesta. Más allá de que el disparador fue el aumento de un 5% de las tarifas de transporte, explicó que tras tres décadas de exitoso crecimiento económico y mejora de los indicadores sociales con disminución de pobreza "el cambio ha sido muy importante".  "Las sociedades con sentido de éxito tienen nuevas demandas. Estamos ante un país en vías de desarrollo con la gestación de nuevos sectores sociales con nuevas demandas. No siempre es fácil responder a esa situación", manifestó.

Por último, dijo que la noche de ayer fue más tranquila y reconoció que el toque de queda puede generar desasosiego pero no hay que compararlo con lo que vivían los chilenos en la dictadura. "Todo se hace en el marco de la ley", subrayó.

En este sentido, destacó el rol de los partidos políticos, la Justicia y distintos actores sociales que están dialogando para calmar la situación, además de la presencia de fuerzas de seguridad en las calles. "No es una presencia agradable pero hace prever que se va hacia la normalidad", dijo el funcionario argentino y aclaró que "la reconstrucción de lo destruido va a llevar tiempo".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?