Barañao llega a Mendoza en medio de la polémica por la ciencia

El titular del área a nivel nacional visitará General Alvear en días agitados para el sector por los reclamos presupuestarios de los investigadores.

redacción mdz

El secretario de Ciencia de la Nación, Lino Barañao.

Este miércoles el secretario de Ciencia y Tecnología de la Nación, Lino Barañao, visitará General Alvear para conocer diversos proyectos que se desarrollan en el departamento. Además, brindará una charla en el Cine Teatro Antonio Lafalla. La recorrida llega en días agitados por los reclamos públicos de los investigadores por los recortes presupuestarios en el área. Un caso emblemático fue el de una investigadora que acudió a un programa de concursos en la TV en el que ganó $500.000 y dijo que los aportará para investigaciones a falta de apoyo oficial.

Entre las múltiples actividades que desarrollará en Alvear, Barañao visitará establecimientos agrícolas que han incorporado esta herramienta de control de plagas en un claro ejemplo de ciencia aplicada a la producción.

Entre los proyectos, se destaca el de biocontroladores de plagas agrícolas y nuevas tecnologías aplicadas a la producción que desarrolla el Iscamen, junto con el Municipio y la Ugacoop (Universidad Cooperativa de General Alvear) en el departamento.

Los biocontroladores o controladores biológicos son insectos que se crían y distribuyen para controlar plagas. A través del Programa Agroecología, el Iscamen viene desarrollando esta tecnología limpia y sustentable, la cual está siendo incorporada por un número cada vez más importante de productores locales.

La cría masiva de insectos controladores de plagas se desarrolla en los cuatro oasis productivos, es un componente fundamental en las producciones orgánicas y una herramienta para el manejo integrado de plagas,en producciones de tipo convencional.

Durante 2018, el Iscamen produjo 11 millones de crisopas y 100 mil coccinélidos o vaquitas de San Antonio, como son conocidas vulgarmente. Se trata de controladores generalistas, es decir, sirven para controlar una gran cantidad de insectos que pueden afectar la producción.

Actualmente, 145 productores, en 800 hectáreas, están incluidos en este programa que implica el uso de tecnologías limpias para el control de plagas agrícolas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?