Aumento del boleto, la sensible decisión que prepara el Gobierno

El Ente de la Movilidad convocó a audiencia pública para evaluar el aumento del costo por kilómetro recorrido. El  incremento correría desde el año que viene. Por qué es un tema sensible. 

Redacción MDZ

El nuevo sistema de colectivos sumará unas 100 unidades.

Llega fin de año y el Gobierno comenzó a preparar una de las medidas más delicadas por el impacto que tiene en la población: el aumento del boleto del transporte público.  El primer paso lo dieron las empresas concesionarias al pedir un reajuste de lo que cobran por kilómetro recorrido y ahora se convocó a audiencia pública. Pero el análisis de la situación viene desde hace tiempo.

En Mendoza el boleto se aumentó por última vez en enero de este año, justo con la implementación del Mendotran. La intención es que ocurra lo mismo, es decir que la nueva tarifa corra desde principios del próximo año. Pero hay muchas variables que entran en juego, entre ellas una política: en diciembre asume el nuevo gobernador, Rodolfo Suarez, y aún no se sabe quién será el que autorice las nuevas tarifas. En 2015 hay un antecedente: antes del cambio de gobierno, Francisco Pérez firmó  el Decreto y se hizo cargo del costo político del aumento del precio del boleto, que por entonces saltó a $6. 

Este año el Estado absorbió todos los aumentos de costos que hubo y que impactaron en el transporte. El boleto a $18 está entre los más baratos del país. Según el informe que la Secretaría de Transporte envió como respuesta al diputado Mario Vadillo, en el primer semestre se pagaron $2.7570 millones a las empresas. En el mismo período del año pasado, había sido $622 millones.

La respuesta de Servicios Públicos a un pedido de Vadillo

Pero no será el único tema de análisis. El sistema Mendotran cumplirá un año y, según lo establecido por el contrato, también debe cambiar el esquema de pago para incorporar las variables de "eficiencia".

Lo ocurrido durante 2019 será tomado para establecer los parámetros de base. Y, según lo previsto, en 2020 comienza a evaluarse la cantidad de pasajeros transportados, calidad del servicio, cumplimiento de frecuencias y otros ítems para pagarle a las empresas. Hoy cobran solo por kilómetro recorrido.

La audiencia pública es el 25 de noviembre. Allí las empresas deben justificar su pedido de aumento con el estudio de costos. El Ente de la Movilidad hace el suyo propio y el Poder Ejecutivo es quien decide cuánto aumenta. 

Un tema sensible

El aumento del tansporte es uno de los temas más sensibles. Y en este año en particular. Aunque no se pueden comparar situaciones, fue ese el detonante de la crisis en Chile. En el Gobierno siguen de cerca el tema. Incluso no tanto por las repercusiones políticas, sino por temor a que haya agitación alrededor.

Además del transporte público, entrarán en análisis los costos de otros servicios. Por decisión del Gobierno se habían congelado por dos meses las tarifas de luz y agua. Ese plazo vence en noviembre. 

En el caso de la tarifa eléctrica, las empresas pueden reclamar una actualización por inflación. Ese proceso puede detonarse también en los próximos días. Allí aún no está claro cómo se ejecutará la actualización por los meses en los que rigió el congelamiento. 

La tarifa del agua y saneamiento tiene otra particularidad. La principal empresa prestadora es estatal y tiene problemas financieros. Por eso además recibe subsidios directos del Estado. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?