Así serán las subastas que fijarán el precio del gas

Se publicó en el Boletín Oficial la resolución que define las condiciones de la subasta mediante la cual las productoras ofrecerán el gas que las distribuidoras comprarán para abastecer el servicio domiciliario.

redacción mdz

Gas: el Gobierno publicó el decreto para hacerse cargo del pago extra para las empresas

Gas: el Gobierno publicó el decreto para hacerse cargo del pago extra para las empresas

Este lunes se oficializaron las condiciones del concurso de precios para el abastecimiento de gas natural. De acuerdo a publicado en una resolución de la Secretaría de Energía se realizará una "subasta inversa" para la compra de gas entre abril de 2019 y marzo de 2020 por parte de las distribuidoras, la cual se llevará a cabo el 14 y el 15 de este mes en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

A pesar que en el Ejecutivo consideran un aumento de hasta un 35% en las tarifas de gas que regirán desde abril, algunos privados dudan. Temen que las oscilaciones del dólar trastoquen esas previsiones, como ya sucedió el invierno pasado.

En las audiencia públicas las distribuidoras pedirán ese tope y con este nuevo sistema de subastas ya sabrán a cuánto comprarán el gas que deberán pagar en dólares y tendrán un plazo de pago de 65 días para hacerlo.

Para que el aumento del precio al cliente se mantenga en los rangos que considera el Ejecutivo, la moneda estadounidense debe mantenerse cerca de los $40, pero no mucho más allá de los $42. Sin embargo, si ese número va por encima de esos límites hay riesgo de las que distribuidoras no puedan cumplir con los pagos, según indican desde el sector.

El año pasado las distribuidoras asumieron compromisos para comprar con el dólar en torno a los $ 20. Cuando tuvieron que pagar por ese suministro la divisa estaba al doble. Como las tarifas también estaban con el dólar a $ 20, se generó una deuda de las distribuidoras con las productoras. Ahí surgió la polémica decisión de Iguacel de hacer pagar a los usuarios una compensación en cuotas, la que finalmente se está dando a las empresas, pero a cuenta del Estado.

Las subastas

Lo que aprobó el el Ejecutivo es el mecanismo de concurso de precios para la provisión de gas natural en condición firme, para el abastecimiento de la demanda de usuarios de servicio completo de las prestadoras de servicio público de distribución de gas por redes que se llevará a cabo en el ámbito de las cuencas neuquina, Golfo San Jorge, Santa Cruz Sur y Tierra del Fuego, el 14 de febrero.

También se avaló el mismo mecanismo para el ámbito de la cuenca Noroeste, que se realizará el 15 de febrero.

La resolución destacó que en la actualidad, las prestadoras del servicio de distribución y los productores y comercializadores de gas que operan en el país celebran contratos de compraventa de manera bilateral con cada oferente, especificando los términos y condiciones de esa compraventa de manera particular.

También señaló que en el marco de la fuerte variación del tipo de cambio ocurrida desde mayo de 2018, los productores y distribuidoras comenzaron a renegociar los contratos vigentes, con el propósito de ajustar los valores al nuevo contexto macroeconómico, negociaciones que aun se encuentran inconclusas.

Por otra parte, indicó que la situación del mercado de gas natural cambió en forma drástica en el último año, pasando de un escenario de escasez de gas a uno de generación de excedentes para el período estival, con precios a la baja.

En consecuencia, subrayó que la generación de excedentes de gas natural en verano, en conjunto con la situación de los contratos bilaterales aún por resolver, ponen de manifiesto la conveniencia de evaluar nuevos mecanismos más transparentes y competitivos para el abastecimiento de gas de los usuarios de servicio completo de las distribuidoras.

Desde la Secretaría de Energía explicaron a Télam que “el principal objetivo de la implementación de subastas para la contratación de gas natural radica en la transparencia de la adjudicación de los recursos y la formación de precios que permite la modalidad abierta, electrónica y fundamentalmente centralizada, como también de las condiciones de los acuerdos celebrados”.

“Entendemos que esta nueva modalidad redundará en una mayor competencia y eficiencia en el mercado de gas natural, en beneficio de los usuarios del servicio de distribución. Adicionalmente, podría contribuir a bajar los precios promedios de compra”, aseguraron.

Temas