Alberto Fernández impulsa una nueva ley de energía para potenciar Vaca Muerta

El presidente electo tiene entre sus planes potenciar el desarrollo del yacimiento petrolífero. Busca promover nuevas inversiones que permitan dinamizar el sector.

Redacción MDZ

vaca muerta

La Nueva Provincia

El presidente electo, Alberto Fernández, tiene entre sus planes potenciar el desarrollo de Vaca Muerta. Es por esto que impulsará un proyecto de ley para promover nuevas inversiones en yacimientos de hidrocarburos convencionales y no convencionales.

Según consigna La Nación, el objetivo es acelerar el ingreso de inversiones por 28.000 millones de dólares en los próximos cuatro años. El proyecto será uno de los primeros que discutirá el Congreso después del recambio legislativo del 10 de diciembre.

La novedad se conoció ayer después de la reunión que mantuvo el presidente electo con el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez. El mandatario neuquino llegó a Buenos Aires con un plan para detener la caída de inversiones que se registra desde agosto del año pasado en el yacimiento más importante del país.

Los analistas atribuyen esta situación al congelamiento del precio de los combustibles dispuesto por el Gobierno y las restricciones para el movimiento de divisas. La primera de esas medidas empezó a desactivarse ayer, con un anuncio del incremento de la nafta del 5 por ciento.

El proyecto del Frente de Todos es parte del paquete de iniciativas que el presidente electo pretende promover en los primeros cien días de su gestión. En ese listado de iniciativas trabaja el futuro presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien ayer también se reunió con Gutiérrez.

El plan elaborado por el gobierno neuquino incluye la liberación del precio del barril y la instrumentación de un mecanismo para evitar que los saltos en la cotización se trasladen directamente a precios.

De acuerdo con ese esquema, la regulación del impuesto a los combustibles líquidos (ICL) operaría como una suerte de fuelle, que permitiría evitar un traslado a precios ante un incremento del precio del crudo o una devaluación del peso. El ICL y otros impuestos representan hoy el 40% del valor de la nafta en surtidores, por lo que ese margen serviría para amortiguar el movimiento de las variables que el Estado no controla.

El congelamiento de precios hizo que la actividad en Vaca Muerta cayera más del 50 por ciento en los últimos tres meses.

En el equipo del presidente electo consideran que es un sector que en unos años puede llegar a dar hasta 40.000 millones de dólares de exportaciones adicionales al año, lo que modificaría sustancialmente la ecuación externa.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?