Alberto dijo que Cristina no tendrá injerencia en el gabinete, pero que trabajará con ella

El candidato del frente de Todos buscó alejar los fantasmas de "cogobierno". Pero dijo que aprovechará "los 8 años de gobierno" de Cristina. Para él, la elección está resuelta. 

Redacción MDZ

El pedido de Fernández ya había sido desoído por los pilotos.

Télam

Alberto Fernández tiene un estigma que se transforma en pregunta recurrente. Cuál va a ser el rol de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner en su gobierno, en caso de que sea electo presidente. Y esta mañana tuvo que volver a contestar sobre el tema. Fernández aseguró que Cristina tendrá “cero injerencia” en el armado de su gabinete. Pero al mismo tiempo dijo que sí trabajará con Cristina para aprovechar la experiencia que tiene como expresidenta.

El candidato del Frente de Todos habló con el periodista Luis Novaresio y en la extensa entrevista dio por “resuelta” la elección. “En las primarias hubo una enorme diferencia, las encuestas dicen que esa diferencia se amplió. “Veo que las encuestas parecen decir que no habrá segunda vuelta”, reafirmó.

Por eso al describir el gobierno de Mauricio Macri usó el tiempo pasado. "Terminó con tres o cuatro precios de dólar, con el contado con liqui subiendo; hay un desbande muy grande. Lo único que le pedí cuando hablamos es que cuide las reservas y parece que lo hiciera adrede; está perdiendo 100 millones de dólares diarios. Espero que dios no permita que siga haciendo lo que está haciendo”, dijo.

Alberto aseguró que Cristina “va a tener cero injerencia” en el armado del gabinete. Pero volvió a darle protagonismo a al expresidenta en su hipotética gestión. “Si la pregunta es si voy a trabajar con ella, es sí, porque es una mujer con 8 años de experiencia, y una dirigente de envergadura que puede ayudar mucho”, aclaró.

Como hizo en los spot de campaña, Fernández trató de comparar la situación actual con la crisis del 2002 y la asunción de Néstor Kirchner el año siguiente. “Cuando miro el presente siento una suerte de deja vu. Siento que estoy volviendo entrar en la Casa de Gobierno en mayo de 2003, porque Macri ha generado un escenario similar al que generó la salida de la convertibilidad en la Argentina”, comparó el candidato peronista. “Ahora Macri hizo una devaluación del 500%, y las reservas eran de entre 10 y 11 mil millones de dólares, que es lo que Macri con mucha suerte va a dejar en diciembre”, vaticinó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?