Zaffaroni: "Nadie me maneja por teléfono"

Avatar del

NA

1/2
Zaffaroni: "Nadie me maneja por teléfono"

Zaffaroni: "Nadie me maneja por teléfono"

Zaffaroni: "Nadie me maneja por teléfono"

Zaffaroni: "Nadie me maneja por teléfono"

El juez de la Corte Suprema de Justicia Raúl Zaffaroni afirmó hoy que "nadie" lo maneja "por teléfono" y señaló, en relación a quienes lo asocian al gobierno kirchnerista, que "siempre hay alguien que pierde y se las ingenia para inventar cosas, para agredir".

"A mí no me maneja nadie por teléfono", dijo el juez en una entrevista que le concedió al diario Tiempo Argentino, en la que respondió "puede ser" tras ser consultado sobre su identificación con el Gobierno.

"Si coincido con algunas cosas con el gobierno, me felicito y felicito al gobierno. Si tengo la suerte de que hay un gobierno con el que coincido en alguna cosa que hace, mejor. De lo contrario debería estar siempre en la vereda de enfrente. Bueno, la mayor parte de mi vida he estado en la vereda de enfrente. Pero yo no he cambiado ninguna de mis ideas; pude haber cambiado alguna cosa técnica, pero en las ideas matrices no cambié", aseveró. 

También dijo que "siempre hay alguien que pierde y se las ingenia para inventar cosas, para agredir" y afirmó que su próxima  jubilación, anunciada la semana pasada, "no es una novedad", porque en enero próximo cumplirá 75 años, la edad fijada por la Constitución para retirarse, lo que según dijo hará "en diciembre
de este año". 

"Los dos jueces de la Corte que han superado esa edad juraron por la Constitución anterior a 1994 y están en todo su derecho a hacer valer la estabilidad que les venía de aquella", dijo Zaffaroni, en alusión a Carlos Fayt (95 años) y Enrique Petracchi (78). 

En este sentido, Zaffaroni dijo que juró "esta Constitución" y que no quiere "ir por la calle y que alguien" le dija "`usted juró una Constitución sin leerla`".

"En determinado momento hubo una campaña y me quisieron voltear, desprestigiarme internacionalmente, pero no lo consiguieron", manifestó, y agregó que no sabe "de dónde partió" esa campaña en contra suyo, aunque dijo que "pudo haber algún interés corporativo, económico".

Dijo que la composición actual de la Corte no es "homogénea ni ideológicamente, ni por experiencia de vida ni por conocimientos"y la definió como "un experimento interesante", porque "no se puede reconocer en esta Corte un ala progresista y un ala regresiva" así como tampoco "una mayoría automática en ningún sentido", porque "se cruzan los votos todo el tiempo". 

Zaffaroni señaló que durante los 10 últimos años se produjo en el país "un movimiento redistributivo interesante" y "un acortamiento de la concentración de riqueza", así como la "la Asignación Universal por Hijo, el recupero de los fondos previsionales y la potenciación de la educación".

"Los que detentan la mayor renta no quieren largar nada. Después sí, hay una cosa cultural, pero es el colchón del medio: unos creen que les van a sacar lo poco que tienen, otros consideran que ellos subieron, entonces los demás tienen que quedar abajo. No es nuevo, las dos visiones del país se ven desde la época de la oligarquía argentina", dijo Zaffaroni.