Política Deuda nacional y tipo de cambio

Vinculan al dólar blue con el narcotráfico

"El dólar blue es un dólar ilegal. Hay una contradicción de aquellos diarios de cuño liberal que teóricamente defienden el libre mercado, la libre competencia y la transparencia", dijo esta mañana Jorge Capitanich. Confió en el acuerdo con el Club de París.
Avatar del

MDZ Política

1/2
Vinculan al dólar blue con el narcotráfico(Télam´)

Vinculan al dólar blue con el narcotráfico | Télam´

Vinculan al dólar blue con el narcotráfico(Télam)

Vinculan al dólar blue con el narcotráfico | Télam

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, insistió hoy en que el mercado del "dólar blue" es"ilegal" y que allí operan quienes "no tienen el dinero debidamente registrado", al tiempo que apuntó contra sectores que "pretenden extorsionar al Gobierno".

"El  dólar blue  es un dólar ilegal. Hay una contradicción de aquellos diarios de cuño liberal que teóricamente defienden el libre mercado, la libre competencia y la transparencia, que no pueden hacerse eco de un mercado no trasparente con operaciones  provenientes de lavado de dinero y de narcotráfico", enfatizó Capitanich.

Para el jefe de ministros no puede "ser un ariete que genere comportamiento, que sea indicador de variables macroeconómcios una transacción de carácter ilegal para aquellos que no tienen el dinero debidamente registrado".

En declaraciones formuladas en la Casa de Gobierno, apuntó contra "algunos quieren participación en las compañías telefónicas y pretenden extorsionar al gobierno", así como "otros han presionado claramente para tener una mayor proporción de mercado".

"No es neutra la posición de medios de comunicación" sobre el tema del dólar, señaló Capitanich.

El funcionario afirmó que "la oposición no la ejercen los partidos políticos" sino que "la pretenden ejercer grupos mediáticos concentrados para imponer al gobierno".

 

Confían en el acuerdo con el Club de París

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, se mostró confiado hoy en que la Argentina pueda "resolver adecuadamente" las negociaciones con el Club de París, respetando la capacidad de pago del país.

Capitanich señaló que las negociaciones que encara la Argentina, con el ministro de Economía, Axel Kicillof, a la cabeza apuntan a un acuerdo "compatible con el flujo de capital e intereses" que está en capacidad de pagar la Argentina.

"La Argentina ha propiciado un proceso de renegociación de la deuda a partir del default declarado por el presidente interino Adolfo Rodríguez Saá en 2001. El país ha tenido una posición firme y una capacidad negociadora que le permitió un ahorro de 81 millones de dólares. Queda solamente 7 por ciento de deudores en proceso de discusión y entendemos que debería resolverse adecuadamente", señaló Capitanich.

El funcionario aseguró que el planteo de la Argentina es no negociar "con el hambre y la se de los argentinos", sino en el marco de un proceso de "inclusión social".

En declaraciones formuladas en la Casa de Gobierno, el jefe de ministros afirmó que la estrategia del Ejecutivo para el manejo de la deuda "ha permitido que la Argentina tenga hoy un sendero de crecimiento".

Y recalcó que "otro gobierno u otros gobiernos se ponían muy fácilmente de acuerdo con los acreedores pero a costa de desempleo, exclusión e inequidad distributiva".

En ese contexto, destacó que "los vencimientos programados por Argentina para el 2016 y 2019 tienden a ser decrecientes" y señaló que la negociación que encara Kicillof es un "acuerdo de partes" que debe apuntar a ser "compatible con el flujo de capital e intereses" que está en condiciones de pagar la Argentina.

Kicillof empezará a intentar desde hoy un acuerdo con el CLub de París por la deuda de 10.000 millones de dólares que la Argentina tiene con ellos. 

El ministro propondría el abono en efectivo del 20 por ciento del pasivo y un acuerdo para un plan de pagos anuales o semestrales por el resto del capital y los intereses, dado que el Club no acepta bonos soberanos.

Así, el Gobierno de Cristina Kirchner buscará un mayor nivel de confianza internacional por si el país se ve obligado en los próximos meses a salir al mercado a pedir un crédito para reforzar sus reservas, que están en franca caída.

El ministro de Economía viajó ayer rumbo a París para iniciar apenas llegue a Francia las negociaciones. 

El titular del Palacio de Hacienda se sumará a la negociación que, desde hace meses, impulsa el extitular de la cartera y actual jefe de la Unidad de Negociación de Deuda, Hernán Lorenzino, quien participará de las reuniones que se realizarán en la capital francesa.