Verbitsky: "El kirchnerismo hace pie o se diluye"

El periodista y columnista de Página/12 publicó una dura crítica al kircherismo y elaboró un delicado panorama para el próximo año.
Avatar del

MDZ Política

1/2
Verbitsky: "El kirchnerismo hace pie o se diluye"(NA)

Verbitsky: "El kirchnerismo hace pie o se diluye" | NA

Verbitsky: "El kirchnerismo hace pie o se diluye"(NA)

Verbitsky: "El kirchnerismo hace pie o se diluye" | NA

Hoy, quien muchos llaman “el ministro sin cartera”, Horacio Verbitsky, elaboró una dura columna en Página/12 en la que plantea que el kichnerismo vive por estas horas su momento más difícil, y que si no quiere diluirse y “ser recordado con nostalgia”, el kirchnerismo deberá llegar con un candidato propio a la disputa electoral.

Vale destacar que la palabra del periodista de Página/12 marca, la gran mayoría de las veces, la voz oficial de Casa de Gobierno, toda vez que él no esté marcándole la suya a Cristina, y este parece ser el caso.

Titulada “Curva Cerrada”, el escriba del diario oficialista desliza fuertes cuestionamientos al gobierno nacional, raro para quien desde esa usina supo defenderlo a capa y espada.

Aquí algunas frases destacadas del artículo dominical:

- "La estrechez de las opciones económicas del gobierno nacional y la avidez de las oposiciones económica, política y mediática por sacar ventaja del momento más difícil del kirchnerismo sirven paradójicamente para medir la solidez de la construcción social realizada desde 2003".

-"La peor coyuntura resulta moderada por los cambios previos en la estructura social y esto permite soportar un cimbronazo que de otro modo podría haber sido devastador".

-"Ni las teorías conspirativas sobre una crisis institucional, ni las propuestas de salida por izquierda dan cuenta fiel de la situación. El gobierno ha ingresado a una curva cerrada, pero tiene resto para disminuir la velocidad y tomarla sin derrapar ni perder el rumbo".

-"No tiene sentido negar que se trata de un ajuste, pero tampoco perder de vista su carácter heterodoxo y la decisión de atemperarlo con todo tipo de medidas que no desamparen a la base social del kirchnerismo". 

-"Este no será un año de avance, pero esas políticas pueden minimizar el retroceso".

-"El adverso contexto internacional, con un flujo de capitales que vuelve a dirigirse de la periferia al centro; la merma de la actividad por los obstáculos a las importaciones que planteó desde Comercio Interior un especialista en jugar con cosas que pueden romperse y no tienen repuesto..."

-"...La aceleración del ritmo devaluatorio e inflacionario y la inmediata disparada de precios, no escalaron el conflicto social que en cualquier otra época de los últimos sesenta años hubiera producido llamas y derrumbes."

-"La presidente tiene conciencia de la importancia de ese pacto con un núcleo duro que, a pesar del ostensible malhumor social de los últimos meses, no la abandona porque sabe que no hay mejor opción."

-"El ministro Axel Kicillof prefería tipos de cambio diferenciales, pero no convenció al Poder Ejecutivo. La alternativa fue acelerar el ritmo de la devaluación, para acortar la distancia entre la cotización oficial y la ilegal del dólar. "

-"Nunca antes lució tan racional el discurso de los ruralistas: a esa velocidad, “¿quién puede confiar en el peso que se le hace agua en las manos?”, como preguntó Etchevehere."

-"Además de la fidelidad de su base a Cristina, el gobierno cuenta entre sus activos con la falta de confluencia entre los intereses de los sectores dominantes. Sólo en ese sentido la situación es similar a la de los últimos años del alfonsinismo."

-"El kirchnerismo consigue hacer pie en ese núcleo duro inconmovible, llega con un candidato propio a la disputa electoral y se consolida como una nueva identidad política con la que sea imprescindible contar de ahí en más, bajo la conducción de Cristina (ya sea que ese candidato se imponga, por dentro o por fuera del PJ, o que retenga un porcentaje apreciable de los votos, no inferior al 20 por ciento); o bien se diluye sin pena ni gloria y estos años se recordarán con nostalgia como una encarnación efímera del justicialismo, igual que antes el menemismo".