Política Se demoran las medidas de fondo

Una tardía crisis en la DGE por los cambios de funcionarios

Los anunció el gobernador hace casi 40 días, pero recién fueron formalizados ayer, a través de un decreto. A la ex subsecretaria Emma Cunietti la sacaron de Casa de Gobierno y le bajaron el sueldo. Lo mismo ocurrió con un asesor y una directora cercanos a Julio Cobos.
Avatar del

Juan Carlos Albornoz

1/8
Cornejo, Correas y los nuevos funcionarios de la DGE, en febrero, cuando se anunciaron los cambios.

Cornejo, Correas y los nuevos funcionarios de la DGE, en febrero, cuando se anunciaron los cambios.

Una tardía crisis en la DGE por los cambios de funcionarios

Una tardía crisis en la DGE por los cambios de funcionarios

Una tardía crisis en la DGE por los cambios de funcionarios

Una tardía crisis en la DGE por los cambios de funcionarios

Una tardía crisis en la DGE por los cambios de funcionarios

Una tardía crisis en la DGE por los cambios de funcionarios

Una tardía crisis en la DGE por los cambios de funcionarios(Getty Images)

Una tardía crisis en la DGE por los cambios de funcionarios | Getty Images

Una tardía crisis en la DGE por los cambios de funcionarios(Getty Images)

Una tardía crisis en la DGE por los cambios de funcionarios | Getty Images

Una tardía crisis en la DGE por los cambios de funcionarios

Una tardía crisis en la DGE por los cambios de funcionarios

Una tardía crisis en la DGE por los cambios de funcionarios

Una tardía crisis en la DGE por los cambios de funcionarios

El decreto que reflejó el cambio de la estructura organizativa de la Dirección General de Escuelas vio la luz recién ayer, casi cuarenta días después del anuncio oficial. Y la llamativa demora no solamente dejó en veremos las "transformaciones" importantes que se anunciaron el 7 de febrero pasado, sino que también dejó a la vista una trama de sospechas y hasta supuestas internas en el Gobierno Escolar.

Se trata de los decretos 315 y 316, que aparecieron en el Boletín Oficial este viernes. El primero genera el nuevo equipo de la DGE. El segundo da de baja a funcionarios y produce nuevas designaciones. Los cambios anunciados en febrero no parecían ser traumáticos, por tratarse de enroques, pero en marzo, la situación es distinta: se nota incomodidad por algunas salidas y cambios de tareas.

El caso emblemático es el de Emma Cunietti, quien era subsecretaria de Planeamiento y Evaluación de la Calidad Educativa y pasó a ser coordinadora general de Educación Superior. Según lo anunciado, tendría a cargo nada menos que la transformación de los institutos de formación docente. 

Pero la realidad la ha ubicado en un lugar menos protagónico: con el cambio ejecutado, Cunietti abandonó la Casa de Gobierno y fue destinada a una oficina que la DGE alquila desde hace mucho en el Barrio Bombal.

Pero eso no es todo: también le bajaron el sueldo. Corresponde, aportan algunas fuentes, porque cumple un rol "técnico" ahora y dejó la conducción política.  Pero en febrero, la ex subsecretaria apuntaba a más. Se había hecho cargo de anunciar que se venían una serie de cambios trascendentes, como el rediseño de los institutos de Educación Superior y la creación de "carreras prioritarias", tal como anticipó en MDZ. Nada de eso ha arrancado todavía.

Tal vez fue un desliz, pero aquel 7 de febrero, el propio gobernador Alfredo Cornejo calificó a Cunietti de "asesora". Es lo que parece tocarle en la nueva etapa. Cunietti ni siquiera asistió al acto en el que Cornejo dijo que 2018 sería "el año de la educación".

Demorados

Durante todo este tiempo, la energía y el tiempo de los funcionarios ha estado muy lejos de los problemas educativos de fondo. La realidad indica que los primeros 40 días de actividad escolar (el personal directivo y los docentes volvieron a trabajar mucho antes del inicio de clases) han estado dominados por el conflicto de la paritaria docente (que terminó muy mal) y otro tema prioritario para el Gobierno: el pago a docentes de las demandas por el ítem zona. 

No hubo tiempo, hasta ahora, para lo que había prometido ser el inicio de una etapa nueva, post ítem aula, basada en el mejoramiento de la calidad educativa, como había anticipado el director Jaime Correas.

La demora, de por sí, ha sido un mal dato para el sistema educativo. Pero también hay quienes dicen que, en los cambios organizativos de la DGE, metió la cola la interna Cornejo-Julio Cobos.

En ese sentido, uno de los que dejó la Casa de Gobierno junto con Cunietti fue Eduardo "Willy" Andrades, quien era "coordinador de Políticas Inter Institucionales" de la DGE. De ese pomposo puesto, simplificado con el término "asesor" en el decreto 316, Andrades pasó a ser "asesor de Gabinete con funciones de Delegado de la Delegación Regional Norte", según la misma pieza firmada por el gobernador.

Andrades fue asesor de Cobos en la Vicepresidencia de la Nación y, más atrás en el tiempo, funcionario suyo cuando era gobernador. Es más: trabajaba en la DGE con Cunietti en aquellos tiempos. Fue calificado por algunas fuentes como un "cobista explícito". Pero ni Andrades ni Cunietti seguirán en la Casa de Gobierno.

A Andrades le tocará como destino de trabajo la Delegación de la DGE de la calle San Juan. Ocupará el lugar que deja Graciela Orelogio, en lo que parece ser un reflejo claro del sube y baja de la política: Orelogio sí irá a la Casa de Gobierno, ya que fue designada jefa de gabinete de la DGE, un cargo nuevo en el organigrama.

¿Cómo hizo Orelogio (en la foto, la única mujer) para escalar de ese modo? Por presencia territorial y en las escuelas, se dijo cuando se anunció su nuevo cargo. Pero no se puede desconocer tampoco que Orelogio es esposa de un concejal cornejista de Las Heras: Gustavo Gil.

La amiga de Alicia Cobos

Otra salida que produce suspicacias es la de Celia Alejandra Chaab, quien, de acuerdo con el decreto 316, dejó de ser la directora de Evaluación de la Calidad Educativa de la DGE. Chaab tiene vínculos con Alicia Cobos, hermana del ex gobernador.

Son momentos importantes para el tema de las evaluaciones. A comienzos de la semana que viene, el presidente Mauricio Macri dará a conocer en Buenos Aires los resultados del operativo Aprender 2017, la segunda evaluación nacional que se hace en su gestión sobre el nivel de los alumnos en escuelas primarias y secundarias. Nadie dice que Chaab haya hecho hasta aquí un mal trabajo: "Sabe mucho", afirman algunas fuentes, por el contrario. Pero la sacan igual.

A diferencia de Andrades, el decreto no dice cuál será el nuevo destino de la amiga de Alicia Cobos. Pero las autoridades del Gobierno Escolar aseguran que seguirá en la gestión, aunque como "subdirectora", debido a una fusión con el área de Planificación. Y aclaran que esto nada tiene que ver con la interna.

Los datos sobre la situación en la que han quedado algunos funcionarios de la DGE son inapelables, aunque la interpretación de que ciertos cambios han sido motivados por la interna Cornejo-Cobos, es "una teoría delirante", según dicen algunas autoridades.

Lo que nadie discute es que la reorganización administrativa de la DGE y el conflicto salarial con los docentes han hecho perder un tiempo valioso para el mejoramiento de la calidad educativa que se planteaba el propio Gobierno en febrero. Algo que, de por sí, es grave.