Un sector del peronismo que busca un espejo en Mujica

Contamos hace unos días en MDZ que un peronista mendocino integró un grupo liderado por Alberto Fernández que se reunió con Mujica. Las fotos.
Avatar del

MDZ Política

1/3
Un sector del peronismo que busca un espejo en Mujica

Un sector del peronismo que busca un espejo en Mujica

Un sector del peronismo que busca un espejo en Mujica

Un sector del peronismo que busca un espejo en Mujica

Un sector del peronismo que busca un espejo en Mujica

Un sector del peronismo que busca un espejo en Mujica

El expresidente de Uruguay, José Pepe Mujica, recibió al peronista mendocino Guillermo Elizalde, parte de una delegación de dirigentes de ese espacio multifacial que integraron, además,  Alberto Fernandez, Santiago Cafiero y Federico Martelli.

El encuentro tuvo lugar en el Senado uruguayo. Según le contó Elizalde a MDZ, hablaron "de la situación crítica que vive Argentina con las políticas que viene implementando el presidente Mauricio Macri y del rol y las acciones necesarias para construir una oposición fuerte".

Elizalde contó que la reunión con Mujica sirvió para escuchar su experiencia como presidente de Uruguay y "su mirada sobre América Latina en este momento, ya que es un líder que trasciende a Uruguay". Todos los dirigentes presentes en la reunión son partidarios de la necesidad de construir una oposición firme a las políticas que viene implementando el presidente argentino Mauricio Macri y por ello buscan una construcción a través de un programa político que priorice la unidad del peronismo. En este sentido Elizalde contó que la mirada del actual Senador y ex presidente del vecino país resultó "muy lúcida y enriquecedora".

En el encuentro se habló además de la construcción de una agenda común latinoamericana que permita una renovación en los partidos progresistas. Mujica contó además que fue a visitarlo a Lula en la cárcel, a quien encontró muy fortalecido y cree que será presidente de Brasil a menos que el Poder Judicial de ese País consiga concretar alguna nueva injusticia para frenarlo. Incluso el propio Mujica, a sus 83 años, puede que vuelva a ocupar un lugar en el Poder Ejecutivo Uruguayo tras la renuncia del vicepresidente Sendic.

>

Por otra parte, el exmandatario hizo especial énfasis en los problemas cotidianos que se viven en la sociedad consumista y analizó la situación general de toda América Latina. Según contó Elizalde, "nos pidió que sostengamos un compromiso firme con los excluidos".