Tomada filmó una película con fondos públicos

En lugar de contratar el servicio con los fondos de campaña o personales, Tomada llamó a una licitación para que el Estado se hiciera cargo de los gastos.
Avatar del

MDZ, Nacionales

1/2
Tomada filmó una película con fondos públicos

Tomada filmó una película con fondos públicos

Tomada filmó una película con fondos públicos

Tomada filmó una película con fondos públicos

El ministro de Trabajo y Seguridad Social de la Nación, Carlos Tomada, en 2011 hizo producir una película sobre su carrera política en el kirchnerismo, financiada con fondos públicos.

Corrían los días anteriores a la elección de 2011 y Tomada creía que podía darle al kirchnerismo un triunfo en el territorio porteño, tradicionalmente hostil al peronismo. Estaba decidido a reforzar su campaña por la jefatura de Gobierno con un video en el que se iban a describir sus logros desde que llegó a esa cartera el 25 de mayo del 2003, cuando fue nombrado por Néstor Kirchner.

En lugar de contratar el servicio con los fondos de campaña o personales, Tomada llamó a una licitación para que el Estado se hiciera cargo de los gastos.

El ministerio de Trabajo realizó, entonces, dos licitaciones privadas (una de ellas fallida) para la recopilación de material de archivo de su propio ministerio, la adquisición de material que no poseía la repartición y la filmación de entrevistas que serían, luego de aprobado un guion, llevadas a un DVD del que –aparentemente según los pliegos licitatorios- sólo se realizaron 50 copias, cuyos destinatarios y la calidad del material se desconocen.

Las licitaciones privadas en cuestión fueron la 17/2011 (dejada sin efecto) y la 25/2011 (expediente N° 143.047/10), que fueron publicadas en el Boletín Oficial. La ganadora de esa licitación fue la firma Milkao SA, de acuerdo con documentos en poder del blog Eliminando Variables que obtuvo un contrato por $142.780 para la realización de ese particular trabajo. A valor dólar oficial más alto del 2011, la cifra rondó los 29 mil dólares.

El gran dato llamativo es que el costo adjudicado entre la licitación inicial (la 17/2011) y la final (la 25/2011), casi se triplicó, pasando de $48.600 a $142.780.