Política Lo dice hasta en las redes

Sigue trabajando para Prosap a pesar de estar denunciado

Se trata de Juan Pablo Sánchez, un ingeniero que mantiene un contrato en el organismo estatal que maneja el financiamiento de obras de riego a pesar de que la Oficina Anticorrupción lo ha señalado como uno de los responsables del tráfico de influencias a favor de la empresa mendocina CEOSA.
Avatar del

Juan Carlos Albornoz

1/3
Sigue trabajando para Prosap a pesar de estar denunciado

Sigue trabajando para Prosap a pesar de estar denunciado

Sigue trabajando para Prosap a pesar de estar denunciado

Sigue trabajando para Prosap a pesar de estar denunciado

Sigue trabajando para Prosap a pesar de estar denunciado

Sigue trabajando para Prosap a pesar de estar denunciado

Una de las personas señaladas en la investigación de la Oficina Anticorrupción por tráfico de influencias en licitaciones de obras de riego sigue trabajando para el organismo nacional que gestiona el financiamiento. Además, en una red social reconoce que, desde hace 10 años, también se desempeña en la empresa que supuestamente aportaba "información calificada" a la firma mendocina CEOSA.

Se trata de Juan Pablo Sánchez. Es uno de los tres nombres que se repiten continuamente en la investigación que advierte sobre irregularidades millonarias en licitaciones públicas de obras que quedaron a cargo de CEOSA. 

Sánchez, junto a Fernando Gomensoro y Diego Fabián, colaboraba con PROSAP, el órgano estatal que maneja desde hace muchos años el financiamiento internacional para las obras de riego de todo el país. Pero a la vez, los tres formaban parte de Hydrotec, una consultora con domicilio en Mendoza que estaría relacionada a CEOSA, la ganadora de licitaciones por un valor superior a los 1.500 millones de pesos entre 2010 y 2015.

La gran sospecha es que hubo "connivencia" entre el gente del Estado y el privado, y que esa maniobra estuvo a cargo de Gomensoro, Fabián y Sánchez.

Gomensoro ya se desmarcó de las denuncias y, confiado en su inocencia, hasta pidió que lo investigue la Fiscalía de Estado. El actual secretario de Gestión Hídrica del Departamento General de Irrigación de la provincia, adujo que no hubo "superposición de tareas" entre su desempeño en Hydrotec y su trabajo como consultor de Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (PROSAP).

El dato nuevo en esta novela es que un segundo integrante de ese trío, Sánchez, continúa prestando servicios para PROSAP. Así lo reconoció a MDZ un alto funcionario de UCAR (Unidad para el Cambio Rural), el organismo del Ministerio de Agroindustria de la Nación que comanda PROSAP.

No hubo demasiados detalles y la fuente pidió reserva de su identidad. Sin embargo, se especificó que Sánchez es desde hace 8 años un "contratado" de PROSAP, y que ese vínculo continúa.

La investigación de la OA se centra en obras adjudicadas por PROSAP en Catamarca durante el gobierno kirchnerista. Pero las ramificaciones podrían extenderse hasta la actualidad y, en ese sentido, ha quedado comprobado que uno de los protagonistas sigue trabajando en el organismo del Estado.

Para justificar esta situación, la fuente consultada indicó que hay "entre 500 y 600 empleados" en PROSAP y dijo que no se estila revisar las incompatibilidades que pueda tener cada uno de ellos.

En las redes

El reconocimiento oficial de la continuidad laboral de Sánchez en PROSAP, después del fin de la era kirchnerista, es un dato importante. Pero hay que decir que el aludido no oculta esta situación. En la red social de profesionales Linkedin, Sánchez se presenta como un consultor senior en Ingeniería Hidráulica que se desempeña en PROSAP y en Hydrotec SA, a la vez.

Su trabajo para el Estado es de "responsable de coordinación equipo de formulación proyectos de riego en PROSAP", según reza el perfil, que aporta otro dato de interés: como se puede ver abajo, consigna que está en PROSAP desde octubre de 2007, y en Hydrotec, desde agosto de ese mismo año.

Los otros nombres de la trama

Según la denuncia de la OA, Gomensoro y Fabián eran socios de Hydrotec, y Sánchez "cuanto menos, prestó algún servicio".

Sobre Gomensoro, en PROSAP tienen el mejor de los conceptos, a pesar de la denuncia. "Debe ser el ingeniero hidráulico número uno del país", dijeron desde la oficina nacional.

Respecto de Fabián, en cambio, no hubo ninguna información para aportar en ese ámbito. La investigación de la OA dice que es quien tenía "relaciones societarias" con Fernando Porretta, jefe de CEOSA.

La OA perfila a la empresa de Porretta como la firma "con más adjudicaciones en el periodo investigado" y como la receptora de "información calificada para optimizar su oferta", entre otras consideraciones. En ese punto aparece Hydrotec, una firma que tiene tres domicilios en Guaymallén.

La investigación contiene otras ramificaciones, denuncias de sobornos y cuestionamientos que alcanzan a Jorge Neme, quien estuvo al frente de PROSAP durante 16 años y hoy es funcionario en Tucumán.

A Neme lo sucedió a comienzos de 2016 un mendocino. Se trata de Alejandro Gennari, quien además de desempeñar la coordinación ejecutiva de UCAR PROSAP a nivel nacional, ejerce ad honorem el cargo de consejero por el río Mendoza en Irrigación.

Desde PROSAP ya se han respondido los requerimientos de la OA y prometen aportar más información. El periodo investigado es otro, pero la nueva administración pagó algunas actualizaciones de obras. De hecho, la OA sugiere investigar todas las obras de ese programa que recibió CEOSA desde 2002 hasta la actualidad.

Ante esta situación, hay aclaraciones. Dicen en el Ministerio de Agroindustria de la Nación que en la actualidad no se autoriza "ninguna redeterminación de precios por fuera de la norma". "Las licitaciones las hacen las provincias" y el PROSAP solo "hace de conducto para los fondos", agregan.