Política Investigan evasión millonaria

Secretos y misterio en torno al uso de facturas truchas: investigan evasión millonaria

A principios de febrero se llevaron adelante diversos allanamientos en el marco de un megaoperativo para desmantelar una nueva usina de facturas truchas. Fraude millonario contra la AFIP.
Avatar del

MDZ Judiciales

1/3
Secretos y misterio en torno al uso de facturas truchas: investigan evasión millonaria

Secretos y misterio en torno al uso de facturas truchas: investigan evasión millonaria

Secretos y misterio en torno al uso de facturas truchas: investigan evasión millonaria(Fernando Martínez / MDZ)

Secretos y misterio en torno al uso de facturas truchas: investigan evasión millonaria | Fernando Martínez / MDZ

Secretos y misterio en torno al uso de facturas truchas: investigan evasión millonaria

Secretos y misterio en torno al uso de facturas truchas: investigan evasión millonaria

El operativo se hizo en secreto, pero detrás hay una trama compleja. Un importante operativo tuvo lugar este mes en el marco de las investigaciones de estafas millonarias a la AFIP mediante intrincados mecanismos de evasión vinculados con la emisión de facturas truchas. Pese al hermetismo con que se ha manejado el tema tanto en la Justicia Federal como en la AFIP, MDZ constató que el 8 de febrero hubo distintos allanamientos en Mendoza realizados por la Policía Federal y Gendarmería.

La novedad pasó desapercibida en el portal de noticias de la AFIP y en la Justicia Federal brindan información a cuentagotas cuando se consulta sobre esta causa. Pese a ello, se pudo confirmar que al menos fueron siete los operativos para allanar inmuebles en la provincia.

El juez que lleva adelante la causa es Marcelo Fabián Garnica, pero desde su oficina no han querido precisar detalles sobre el tema. Mientras tanto, fuentes cercanas a la investigación confirmaron los operativos y explicaron que lo que se está investigando es "la confección y comercialización de facturas apócrifas utilizadas para acrecentar crédito fiscal inexistente".

De esta manera, los contribuyentes que se contactaban con ciertos profesionales involucrados en la causa lograban pagar menos carga impositiva que la que les correspondía. Se estima que en los últimos años la AFIP dejó de percibir cientos de millones de pesos por este tipo de maniobras.

Los allanamientos se realizaron en estudios contables y domicilios privados, en los que se incautó documentación y teléfonos celulares. Sin embargo, no trascendió la dirección de los inmuebles y allegados a la causa aducen que eso se debe a que la investigación sigue en trámite. Fuentes de las fuerzas de seguridad también confirmaron los operativos y admitieron que les pidieron reserva sobre el tema. 

No es un caso aislado

No es la primera vez que se lleva a cabo un operativo de estas características en la provincia. Los primeros allanamientos tuvieron lugar en octubre del 2015, pero recién en julio del 2016 se destapó una enorme investigación que apuntaba a una "Megaestafa" a la AFIP.

En total, la Justicia Federal determinó el procesamiento de 25 implicados en la megaestafa a la AFIP. Todos ellos acusados de formar parte de una asociación ilícita que se dedicaba a generar, producir y distribuir facturas truchas. Cuando la estafa al fisco se detectó en 2015 se imputó a cinco personas, pero desde entonces se fue desenredando una compleja red delictiva mediante la cual se evadieron más de 166 millones de pesos. 

El nombre del juez que instruyó esa causa es el mismo que el que ordenó los allanamientos en febrero de este año: Marcelo Fabián Garnica. En 2016, se apuntó como líderes de aquella red de facturas truchas a dos individuos identificados como Pablo Prete y Sergio Arturo Delfino. 

Prete, contador que  señalado como uno de los cabecillas de aquella usina de facturas truchas, estuvo prófugo durante dos años hasta que personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria logró detenerlo en mayo del 2017.

En la denuncia se responsabilizaba a la organización criminal que integraba Prete de emitir facturas apócrifas para ser distribuidas en Buenos Aires, Chubut, Mendoza, Misiones, Neuquén y San Juan. 

Casos como estos se han replicado a lo largo de todo el país y a lo largo de estos años tanto la AFIP como la Justicia Federal han trabajado para desarticular bandas que se dedicaban a evadir impuestos para las empresas que contrataban sus servicios. Según datos dados a conocer por la AFIP en marzo del 2015, en el país podrían funcionar cerca de 11.200 usinas de facturas truchas.