Se enteró que la investigaban y murió de un infarto

Se llamaba Victoria Fredes y el FIT denuncia que murió por ser investigada tras comer un asado en horario de trabajo.
Avatar del

MDZ Política

1/4
El acceso al Poliguay.

El acceso al Poliguay.

Se enteró que la investigaban  y murió de un infarto

Se enteró que la investigaban y murió de un infarto

Se enteró que la investigaban  y murió de un infarto

Se enteró que la investigaban y murió de un infarto

Se enteró que la investigaban  y murió de un infarto

Se enteró que la investigaban y murió de un infarto

 Victoria Fredes trabajaba en el Polideportivo Municipal de Guaymallén, el Poliguay, y se le inició un sumario al haber sido encontrada comiendo un asado en horario de trabajo junto a otros 6 compañeros de trabajo. Al ser notificada de la decisión municipal -según denunció el FIT- sufrió un infarto y murió en su casa del barrio Paraguay. La comuna, sin embargo, todavía no ha decidido sanción alguna.

Según dio a conocer MDZ, siete empleados de la Municipalidad de Guaymallén fueron pescados in fraganti en la pileta, jugando a las cartas y comiendo un asado en el polideportivo municipal Poliguay. 

Según confirmó el propio intendente de la comuna Marcelino Iglesias y su secretario de Gobierno Nicolás González como parte de un operativo de control aleatorio de las dependencias comunales, el domingo se encontraron a 50 personas, entre los empleados municipales, sus familiares y amigos, haciendo uso de las instalaciones del polideportivo público, ubicado en Gomensoro y 3 de Febrero del distrito de Belgrano.

"Cuando el jefe de seguridad interna junto con el supervisor llegaron al polideportivo encontraron 50 personas jugando a las cartas, en la pileta y haciendo uso de las instalaciones en general. Se labró un acta y se inició un sumario administrativo a 7 empleados municipales vinculados al hecho", amplió González en conversación con MDZ.

De acuerdo con lo que especificó el funcionario de Iglesias, se trata de personal que fue contratado en gestiones anteriores y que, en general, están a cargo de la seguridad interna de las dependencias. "Como el polideportivo no tiene actividad en enero los días domingo, aprovecharon y lo usaron. Esto se debe a la enorme dificultad que tiene el personal de entender la diferencia entre lo público y lo particular y la falta de comprensión sobre la responsabilidad que tienen en sus funciones", cuestionó González.

"Pareciera que nunca terminamos de ordenar este municipio", lanzó exhausto Iglesias y en un rápido repaso señaló: "En Guaymallén tenemos sumarios administrativos por todos lados. Hay cerca de 160 cesanteados por inasistencia, por incumplimiento y por faltante de combustible".

"Es curioso porque pareciera que la gente quiere el cambio pero que cambien los demás", apuntó contra los empleados y disparó contra la gestión peronista anterior en manos del exintendente Luis Lobos: "En ese período, todo esto era habitual". "No se acostumbran al cambio, es un problema cultural", finalizó.