Política Tras el recambio legislativo

Se despidieron de sus bancas, pero seguirán en el Estado

Luego de que el exsenador radical Armando Camerucci fuera reubicado en el Ministerio de Economía, otros exlegisladores también se afincarían en el sector público.
Avatar del

Jimena Catalá

1/9
El exsenador radical y cornejista, Camerucci, fue reubicado en el Ministerio de Economía(Pachy Reynoso/MDZ)

El exsenador radical y cornejista, Camerucci, fue reubicado en el Ministerio de Economía | Pachy Reynoso/MDZ

Se despidieron de sus bancas, pero seguirán en el Estado

Se despidieron de sus bancas, pero seguirán en el Estado

Se despidieron de sus bancas, pero seguirán en el Estado(Alf Ponce / MDZ)

Se despidieron de sus bancas, pero seguirán en el Estado | Alf Ponce / MDZ

Se despidieron de sus bancas, pero seguirán en el Estado(Pachy Reynoso/MDZ)

Se despidieron de sus bancas, pero seguirán en el Estado | Pachy Reynoso/MDZ

Se despidieron de sus bancas, pero seguirán en el Estado(Gentileza)

Se despidieron de sus bancas, pero seguirán en el Estado | Gentileza

Se despidieron de sus bancas, pero seguirán en el Estado(Prensa UCR)

Se despidieron de sus bancas, pero seguirán en el Estado | Prensa UCR

Se despidieron de sus bancas, pero seguirán en el Estado(Gentileza)

Se despidieron de sus bancas, pero seguirán en el Estado | Gentileza

Se despidieron de sus bancas, pero seguirán en el Estado(Pachy Reynoso/MDZ)

Se despidieron de sus bancas, pero seguirán en el Estado | Pachy Reynoso/MDZ

Se despidieron de sus bancas, pero seguirán en el Estado(Pachy Reynoso/MDZ)

Se despidieron de sus bancas, pero seguirán en el Estado | Pachy Reynoso/MDZ

El reciente nombramiento como asesor productivo en el Ministerio de Economía de Armando Camerucci encendió la alarma y obligó a realizar un sondeo acerca del futuro laboral de los exlegisladores. El mismo arrojó que, más de uno, seguirá trabajando en el Estado. Algunos porque se "reservaron" algún puesto de planta que tenían antes de llegar al Parlamento, otros porque estarían en la "mente" del Ejecutivo para ocupar ciertos cargos vacantes. 

Del Senado Provincial al Senado de la Nación

Además de Camerucci (UCR), el exsenador Raúl Ferrer (UCR), que saltó a la fama bajo el rótulo de "díscolo" cuando se rebeló a la "tropa" cornejista en medio del debate por la ampliación de la Corte, retomará un puesto que dejó reservado en el bloque radical del Senado de la Nación. "Me desempeño desde hace once años allí, realizando tareas administrativas entre otras funciones, pero en el último tiempo tuve licencia por un cargo de mayor jerarquía como fue el que ejercí como senador provincial", confirmó Ferrer estimando que, de haber cobrado "de bolsillo" arriba de los 80 mil pesos, pasará a percibir por lo menos "la mitad". A su vez, aunque evitó mencionarlo, el exlegislador tirará líneas en el sector privado, específicamente en el rubro gastronómico, según pudo averiguar MDZ.

¿"Algún lugar encontraré" en la DGE?

Por su parte, las exsenadoras oficialistas Norma Corsino y María Quiroga retomarían cargos que dejaron en "stand by" en el sector de la Educación. 

En el caso de Corsino podría volver a su cargo directivo en la escuela Guillermo Marconi (1-467) mientras que Quiroga tiene un puesto "reservado" como maestra de grado en la escuela Franco Adler (8-696) del Paraje El Lechucito de La Paz

Sin embargo, según datos que recabó este medio, el Ejecutivo tendría un par de cargos "importantes", a nivel operativo y de gestión, pensados para ellas bajo la órbita de la Dirección General de Escuelas. "Una dirección y una función de asesoramiento en la cartera educativa", apuntaron fuentes en estricto off.

Los cargos "guardados"

Otra exlegisladora del Frente Cambia Mendoza que continuará trabajando para el sector público es Verónica Basabe, quien en su momento reemplazó a Claudia Najul cuando ésta asumió como diputada nacional. Basabe, según confirmó a MDZ, regresó a un puesto que dejó suspendido, de clase 9 y administrativo, en el área de Recursos Humanos del Hospital Pediátrico Humberto Notti. "En su momento pedí la licencia por ser nombrada en un cargo de mayor jerarquía como lo fue el de senadora pero una vez que terminó el mandato decidí volver a mi lugar de origen", dijo la exsenadora que también trabajó en el área de Violencia de Género del municipio de Guaymallén. En ese orden, descartó cualquier ascenso o cambio de función, al ser consultada por la importante cantidad de vacantes a cubrir que hay en Salud, entre ellas la Dirección del Notti, luego de que Raúl Rufeil asumiera como concejal en San Martín.

Otro nombre buscado para ocupar algún lugar en Salud es el de Eduardo Giner, quien fuera intendente de Tunuyán y en los últimos años ocupó una banca en la Cámara alta. Mientras tanto, el también médico clínico volvió a trabajar al Hospital Scaravelli, en donde figura en la nómina de planta, cargo que ganó por concurso allá por 1995. "Siempre trabajé como médico clínico del hospital hasta que ocupé cargos políticos", dijo Giner dejando entrever que, pese a haber vuelto a su cargo técnico, el Ejecutivo podría reubicarlo en un nuevo cargo político en el Ministerio de Salud. "Hay algunas conversaciones para ocupar algún cargo político pero vinculado con mi profesión por la Salud", deslizó el radical.

También vinculada con la Salud, la exsenadora radical Silvina Barros regresó a su tarea como enfermera en el Hospital Eva Perón de Jaime Prats. "Soy Licenciada en Enfermería y tengo 17 años de antigüedad en este hospital", confirmó Barros al tiempo que, sobre la posibilidad de ocupar algún cargo político en el Gobierno de Cornejo, se explayó: "No he tenido ningún ofrecimiento que me interese".

Los empresarios radicales

Al menos por "un ratito", los que sí tomaron distancia del ámbito público fueron los exsenadores radicales Jorge Palero y Walter Soto. 

El primero se dedicará de lleno a hacerse cargo de sus negocios en "Palero Impresiones" mientras que el segundo, reconocido empresario del rubro camionero, dijo a MDZ que, al menos hasta 2019, se alejará de la función pública y política.

"No tengo un solo cargo de mí gente en el Ejecutivo, nunca pedí por ninguno y toda la gente que ingresó conmigo se fue conmigo", disparó Soto, otro de los "díscolos" que junto con Ferrer pretendió frenar la reforma de la Corte de Cornejo. "No hay una sola persona de Santa Rosa ni de ningún otro lado de mi equipo que esté trabajando en el Gobierno", subrayó con cierta contundencia.

Como dato para el archivo, Soto aclaró, sin embargo, que no se despedirá del mundo de la política y la función pública y que, de cara a 2019, tiene pensado pelear por la intendencia de "su" Santa Rosa. "Me han ofrecido algún que otro cargo pero prefiero volver a mi actividad empresarial. Lo que sí, voy a pelear por algún cargo electivo, como podría ser el de Intendente, en 2019. Voy a pelear desde la calle y no desde algún cargo", soltó.

En el caso de la Cámara de Diputados, según averiguaciones de MDZ, varios exlegisladores oficialistas seguirán en la función pública. 

Gabriel Balsells Miró, como es conocido, ya está al frente de la recientemente creada Oficina de Ética Pública que tendrá entre sus funciones principales controlar los bienes de los funcionarios del Gobierno. 

Otros cargos ya decretados son el de Omar Sorroche que ya pisa en la Jefatura de Gabinete de Ambiente y Gladys Sánchez que recientemente tomó la rienda de su banca como concejal en Maipú

En tanto, la radical Liliana Pérez podría ubicarse en alguno de los puestos vacantes que hay en el Ministerio de Salud y Gustavo Villegas "suena" como futuro consejero de Irrigación; aunque en ninguno de los casos hay confirmación específica.

¿Y en la oposición?, también hay cargos "guardados"

Tras un sondeo entre los exsenadores opositores, están quienes retoman actividades privadas e independientes pero también quienes cuentan con algún cargo en reserva. Entre los primeros, el peronista Eduardo Bauzá, uno de los herederos de la tradicional fábrica de pastas Bauzá, retomará su actividad vinculada con el agro. "Yo siempre he tenido mis cosas, fincas y campos que no he descuidado. Siempre he hecho un mix entre lo público y privado", dijo a MDZ. Por su parte, Omar "Quito" Benegas y Olga Bianchinelli ingresarían al mundo de los jubilados mientras que María José Ubaldini, quien recientemente renunció a un cargo reservado como penitenciaria, se abocará a su estudio jurídico. 

A su vez, los peronistas salientes Gustavo Arenas y Ángel Brancato estarían viendo qué hacer. El primero es Licenciado en Ciencias Políticas y el segundo podría reubicarse en la Municipalidad de San Rafael, en donde ya ejerció como secretario de Hacienda durante las gestiones respectivas de Omar y Emir Félix.

Noelia Barbeito, quien también cumplió su mandato en el bloque del Frente de Izquierda y de los Trabajadores, retomará su actividad como docente. "Venía dando clases en una cátedra ad honorem en la UNCuyo porque tenía en licencia su cargo universitario en el Comahue. Ahora tiene pensado tomar más horas y está al frente de la cátedra de Epistemología en Historia del IES de Tunuyán e Historia I en la Universidad del Comahue", resumieron desde su partido.

En el caso de los opositores peronistas en la Cámara baja, un par tienen reservados cargos a los que podrían retornar y otros vuelven a actividades que dejaron en "stand by". El peronista Alberto Roza, por ejemplo, ya tramitó su retorno al cargo de planta y administrativo que tiene desde hace 20 años en el Centro de Salud de Las Catitas. "La mayoría de los legisladores quedan trabajando como asesores de los distintos bloques; pero en mi caso preferí salirme, sobre todo por toda la polémica que se generó en torno a la reforma de la Corte (de Cornejo), dijo el saliente legislador que, en medio de la fractura del bloque del PJ, tiró en favor de avanzar con los cambios en el Máximo Tribunal.

Del otro lado de la "grieta" peronista, el seguidor de Omar Félix, José Muñoz, también tiene "guardado" un cargo de planta en la Administración Tributaria Mendoza (ATM) de cajero y forador de sellos pero se manifestó en favor de inclinarse, a partir de ahora, por alguna que otra actividad independiente: "Quiero dedicarme a trabajar en mi pequeña finca", soltó. En tanto, apuntó que no se despide de la política y que trabajará porque algún peronista recupere la intendencia de Malargüe.

Por su parte, la ciurquista Sonia Carmona tendría en mente concursar para la Defensoría de Personas con Discapacidad, Leonardo Giacomelli retomaría su actividad como abogado y la sureña Silvia Ramos podría jubilarse como docente.

En el Frente de Izquierda, en tanto, Héctor Fresina ya retornó a su trabajo como bancario y Cecilia Soria aprovecharía a terminar su carrera de Sociología en Ciencias Políticas de la UNCuyo e intentará ingresar en la carrera docente. 

"Volví a la caja derechito", confirmó Fresina ante la consulta de MDZ quien no descartó continuar con su carrera política en 2019: "Yo sigo militando. Eso lo veremos después. Ahora la prioridades derrotar la reforma laboral y hacer legal el derecho al aborto", descargó el exdiputado del Partido Obrero.