Política Megajuicio con ex jueces en el banquillo

Roces y denuncias en el inicio del megajuicio

El Tribunal realizó la toma de identificaciones a los ex jueces, policías y a los militares retirados que se encuentran detenidos en Mendoza, en Buenos Aires, Rosario y Tucumán. El representante de la Procuraduría de la Nación, Jorge Auat, denunció que el ex juez Luis Miret lo fotografió.
Avatar del

MDZ Sociedad

1/8
Roces y denuncias en el inicio del megajuicio(Nacho Gaffuri / MDZ)

Roces y denuncias en el inicio del megajuicio | Nacho Gaffuri / MDZ

Roces y denuncias en el inicio del megajuicio(Nacho Gaffuri / MDZ)

Roces y denuncias en el inicio del megajuicio | Nacho Gaffuri / MDZ

Luis Miret fue acusado de intimidar a Jorge Auat, Procurador de Lesa Humanidad.(Nacho Gaffuri / MDZ)

Luis Miret fue acusado de intimidar a Jorge Auat, Procurador de Lesa Humanidad. | Nacho Gaffuri / MDZ

Entre los acusados se encontraban ex jueces y policías retirados que colaboraron con la dictadura de 1976.(Nacho Gaffuri / MDZ)

Entre los acusados se encontraban ex jueces y policías retirados que colaboraron con la dictadura de 1976. | Nacho Gaffuri / MDZ

Roces y denuncias en el inicio del megajuicio(Nacho Gaffuri / MDZ)

Roces y denuncias en el inicio del megajuicio | Nacho Gaffuri / MDZ

Roces y denuncias en el inicio del megajuicio(Nacho Gaffuri / MDZ)

Roces y denuncias en el inicio del megajuicio | Nacho Gaffuri / MDZ

Roces y denuncias en el inicio del megajuicio(Nacho Gaffuri / MDZ)

Roces y denuncias en el inicio del megajuicio | Nacho Gaffuri / MDZ

Roces y denuncias en el inicio del megajuicio(Nacho Gaffuri / MDZ)

Roces y denuncias en el inicio del megajuicio | Nacho Gaffuri / MDZ

Con una gran concurrencia de público comenzó esta mañana el megajuicio por violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura.

En el salón de actos del Poder Judicial de Mendoza se percibía una tensa calma, mientras se desarrollaba la identificación de los acusados por parte del Tribunal. Los magistrados Alejandro Piña, Alberto Fourcade, Héctor Cortés y Juan Antonio González, fueron los encargados de llevar adelante el debate.

El Tribunal realizó la identificación de los acusados.

Los asistentes al juicio habían sido correctamente organizados: por un lado, los familiares de los ex jueces, militares y policías que se encontraban casi al lado del sector de los acusados y por otro, la familia de las víctimas. Todo esto para que no hubiese ningún tipo de cruce. No obstante, al final de la lectura de las identificaciones, y al pasar al cuatro intermedio para el próximo lunes, los dos sectores se hicieron visibles por los cánticos a favor de los acusados y en contra.

Un hecho peculiar que dejó la primera jornada fue la denuncia que realizó Jorge Auat, Procurador de Delitos Contra Lesa Humanidad, quien solicitó la palabra al camarista federal Alejandro Piña para denunciar que el ex juez Luis Miret lo había fotografiado.

Hubo una gran concurrencia de público en el primer día de debate.

Auat remarcó que la intención del acusado había sido con un fin “claramente intimidatorio”.

Al cierre del día inaugural del juicio, las familias de los detenidos empezaron a gritar “héroes de la patria”, “fuerza”.

Mientras que desde el sector de los damnificados, en el que se encontraban Abuelas de Plaza de Mayo, Susana Trimarco, Nicolás del Caño —con varios referentes del FIT— y algunos funcionarios como la diputada nacional  Anabel Fernández Sagasti, se escuchó el grito de “genocidas”.


Identificación

En la sala de actos del Poder Judicial se hicieron presentes Rolando Carrizo, Guillermo Petra Recabarren, Luis Francisco Miret y Otilio Roque Romano quienes se desempeñaron como jueces durante la última dictadura militar y están señalados por el delito de omitir investigar denuncias de torturas y desapariciones.

También lo hicieron Pedro Linares Pereyra, ex agente penitenciario; Oscar Alberto Bianchi;  Pedro Linares Pereyra y Miguel Tello, quien cumplía funciones en la Policía de Mendoza, entre otros.

Los acusados por parte del Ejército, el comandante de la Región Luciano Benjamín Menéndez y a nivel local Roberto Montes, quien se desempeñaba como Comandante de la VIII Brigada y el Jefe de Comunicaciones Nº8, Ramón Puebla. También se solicitó nombre completo y datos personales al ex Director del Liceo Militar, Carlos Tragant y el subdirector Pablo Tradi. Y a los por entonces oficiales Dardo Migno y Paulino Furió, entre algunos que comparecieron a la sala de audiencias.

En en el caso del ex policía Juan Oyarzabal se excusó de estar en el debate por problemas de salud.

Además se tomaron los nombres, número de documento de identidad y nombre de los padres, como domicilio real de los detenidos en Marcos Paz, Rosario, Tucumán y Buenos Aires.


Ángela Urondo, presente

La hija del poeta y referente de Montoneros asesinado en Mendoza, Francisco “Paco” Urondo, llegó a la provincia para ser testigo de un juicio sin precedentes en la historia argentina. Su padre fue ultimado a golpes y a culatazos el 17 de junio de 1976, a consecuencia de una persecución que terminó en Remedios de Escalada y Tucumán en Guaymallén. Su madre, Alicia Raboy, continúa desaparecida.

“Hoy es un día histórico para nosotros. Ellos -por los acusados- dicen que son perseguidos, las atrocidades que hicieron es lo único que los persigue. Nosotros solamente perseguimos justicia”, señaló Ángela.

La escritora, igual que su padre, reflexionó que “no hay ningún encono personal para con los ex represores, están presos y hoy son juzgados, eso es lo más importante”.

Por último, Urondo analizó la situación del ex juez Otilio Romano: “El hecho de fugarse le trajo muchos inconvenientes, incluso se lo terminó extraditando al país, después de todo el tiempo en que burló la justicia”.

Afuera del recinto, agrupaciones de Derechos Humanos se hicieron presentes.