Renunció una jueza histórica y sobreviviente de un naufragio

Se trata de la titular del Primer Juzgado Penal de Menores. Además de su rol de jueza, cobró notoriedad por un suceso internacional.
Avatar del

MDZ

1/2
Renunció una jueza histórica y sobreviviente de un naufragio(Imagen de TV)

Renunció una jueza histórica y sobreviviente de un naufragio | Imagen de TV

Renunció una jueza histórica y sobreviviente de un naufragio

Renunció una jueza histórica y sobreviviente de un naufragio

 María Inés Lona es jueza y ha sido noticia muchas veces. Por su trabajo, por sus opiniones e incluso por su propia vida: fue una de las sobrevivientes del naufragio del Costa Concordia, el crucero que naufragó en Italia y que fue un suceso mundial. Ahora, cerca de los 80 años, se jubilará.

El gobernador Alfredo Cornejo le acepto la renuncia su renuncia. Pero el retiro es condicionado a que salga el trámite jubilatorio. "Acéptese la renuncia al cargo de Juez del Primer Juzgado en lo Penal de Menores, de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Mendoza, presentada por la Dra. MARIA INES LONA, D.N.I. N° 3.687.394, condicionada al efectivo otorgamiento del beneficio jubilatorio", dice el Decreto firmado por el primer mandatario.

Lona es una de las juezas que inauguró el sistema de responsabilidad penal de menores.

Historia de un naufragio

La jueza es hermana menor del ex obispo de San Luis, monseñor Jorge Luis Lona y suegra de Gabriel Fidel, actual director de YPF por Mendoza y parlamentario del Mercosur, quien está casado con una de sus tres hijas, también jueza y reconocida constitucionalista, María Gabriel Ábalos.

Lona es conocida por sus posturas a favor de bajar la edad de imputabilidad, pero reclama que esa medida sea acompañada por un rol activo por parte del Poder Ejecutivo y aclarando que para que funcione debería ir acompañada de posibilidades para que los niños y adolescentes sean contenidos y tratados. Fue, además, una de las pocas juezas que en la crisis del 2001 aceptó que le rebajaran el sueldo un 20%.

En 2012 la jueza cobró notoriedad por otro hecho de trascendencia mundial: el naufragio del crucero Costa Concordia. Ella estaba con sus hijas en el barco cuando en Italia. Y se salvó arrojándose al mar y nadando. Su relato dio la vuelta al mundo: "Cuando vi que se tiraba el que estaba adelante mío, me tiré yo al agua. Fue un acto de supervivencia, no tuve miedo porque mis hijas estaban a salvo. Ni nos dimos cuenta cuando el barco encalló, estábamos en el camarote. El capitán estaba enfiestado con mujeres...se fue primero y nunca dio un mensaje. Los botes no volvían, tampoco nos rescataban, una mujer dijo 'hay que tirarse al agua' y lo hice. El agua estaba fría y muy salada, pero no le dio importancia porque actuaba por instinto. "Tuve suerte de tirarme y sobrevivir, de saber nadar y hacerlo rápido. Mi temor era que el barco se hundiera y me chupara", contó la mujer en ese momento.