Ramón Ábalo, "ilustre del pueblo" y su 90% de todo un siglo

El vecino de Pedro Molina, "el barrio de los ilustres del pueblo", cumple 90 años y aquí lo recordamos en nuestras charlas con él.
Avatar del

Gabriel Conte

1/16
Ramón Ábalo,

Ramón Ábalo, "ilustre del pueblo" y su 90% de todo un siglo | Ulises Naranjo / MDZ.

Ramón Ábalo,

Ramón Ábalo, "ilustre del pueblo" y su 90% de todo un siglo | Ulises Naranjo / MDZ.

Ramón Ábalo,

Ramón Ábalo, "ilustre del pueblo" y su 90% de todo un siglo | MDZ

Ramón Ábalo,

Ramón Ábalo, "ilustre del pueblo" y su 90% de todo un siglo | MDZ

Ramón Ábalo,

Ramón Ábalo, "ilustre del pueblo" y su 90% de todo un siglo | Gentileza Tribunales Federales

Ramón Ábalo,

Ramón Ábalo, "ilustre del pueblo" y su 90% de todo un siglo | Gentileza Tribunales Federales

Ramón Ábalo,

Ramón Ábalo, "ilustre del pueblo" y su 90% de todo un siglo | Pachy Reynoso/MDZ

Ramón Ábalo,

Ramón Ábalo, "ilustre del pueblo" y su 90% de todo un siglo | Pachy Reynoso/MDZ

Ramón Ábalo,

Ramón Ábalo, "ilustre del pueblo" y su 90% de todo un siglo | Pachy Reynoso/MDZ

Ramón Ábalo,

Ramón Ábalo, "ilustre del pueblo" y su 90% de todo un siglo | MDZ

Ramón Ábalo,

Ramón Ábalo, "ilustre del pueblo" y su 90% de todo un siglo | MDZ

Ramón Ábalo,

Ramón Ábalo, "ilustre del pueblo" y su 90% de todo un siglo

Ramón Ábalo,

Ramón Ábalo, "ilustre del pueblo" y su 90% de todo un siglo

Ramón Ábalo,

Ramón Ábalo, "ilustre del pueblo" y su 90% de todo un siglo

Ramón Ábalo,

Ramón Ábalo, "ilustre del pueblo" y su 90% de todo un siglo

Ramón Ábalo,

Ramón Ábalo, "ilustre del pueblo" y su 90% de todo un siglo | Ulises Naranjo / MDZ.

 Los números no son lo suyo, sobre todo cuando vienen impresos en papel y de intercambio por bienes. Por eso resulta un chiste a un hombre de eterno buen humor calificarlo como dueño del 90% de todo un siglo. Este lunes Ramón Ábalo cumple 90 años y la cifra suena grande, aunque adquiere dimensión al agregarle contenido: son años en los que no fue un simple testigo de las luchas para que mucha gente saliera de la pobreza, del silencio y del olvido, sino que ejerció un protagonismo vital. Desde su rincón de Mendoza, en Pedro Molina, en donde fue testigo de cómo las llamas devoraban su casa y el arte que allí habitaba, su riqueza material; desde su costado político en el que recibió cascotazos pero también tuvo oportunidad de darlos; desde su esquina literaria, superpoblada de recuerdos, textos, presencias y ausencias. Desde muchos lugares, Ábalo aportó en estos 90 años todo lo que pudo dar por una sociedad más justa y más solidaria y -aunque su marca sea aun hoy, al borde de sus jóvenes 90, el de la inconformidad que empuja a estar siempre movilizado- en el balance no puede decirse que lo haya hecho en vano. Para celebrar su arribo a los bordes del centenario, recordamos aquí nuestras charlas y notas, vigentes, valientes, clarificadoras para los somnolientos políticos, se coincida o no con lo que él piensa. Piensa y hace pensar; actúa e invita a actuar.

Por su cumpleaños se invita desde su perfil de Facebook a enviarle unas palabras y aprovechamos aquí para ampliar la convocatoria: