Que los especuladores no maten la mejor idea de Macri

Sin duda la mejor medida del Gobierno actual es el impulso que le dio al mercado de la construcción y el inmobiliario a través de los créditos hipotecarios. Sin embargo, y como siempre, al impacto del dólar se le suman los especuladores.
Avatar del

Edu Gajardo

1/2
Que los especuladores no maten la mejor idea de Macri(MDZ)

Que los especuladores no maten la mejor idea de Macri | MDZ

Que los especuladores no maten la mejor idea de Macri

Que los especuladores no maten la mejor idea de Macri

Hay una cosa que ya no tiene solución y es que el argentino tiene una mentalidad dolarizada. Desde el uno a uno y hasta hoy la moneda estadounidense marca a la población. El desastres del cepo y la devaluación de 2015 terminaron por confirmar la dependencia de esa divisa.

Sin embargo, no toda la población estaba inmersa en ese tema y sus idas y vueltas. Eso hasta ahora, cuando muchos mendocinos se encontraron con que la suba del dólar en julio puede afectar uno de sus sueños, la casa propia. Es que sin duda la mejor iniciativa del Ejecutivo nacional es el impulso que se dio a los créditos hipotecarios, pero también activó la denominada "viveza criolla" que muchas veces afecta a los planes del Gobierno.

Desde que cuando a los créditos Procrear se sumó la posibilidad de los créditos en Unidad de Valor Adquisitivo, UVA, se reactivó la construcción y el mercado inmobiliario casi en un 30% a inicio de este año, pero de inmediato también se activó esa cuota de viveza y los propietarios comenzaron a subir los precios cuando vieron subir la demanda.

Siete meses después se presentó otra oportunidad para algunos que buscan especular y ganar con la viveza. El dólar subió un 10% durante julio (dependiendo del banco puede ser una suba del 8%) y se activó una luz de alerta en los compradores que buscan vivienda con créditos, esto porque algunas propiedades tienen precio en la moneda estadounidense.

Esto alarmó mucho en Buenos Aires donde casi todas las propiedades se venden en dólares, pero en Mendoza aún el mercado tiene una mayoría de venta en pesos. Sin embargo, y como se difundió el impacto del dólar sobre el mercado, los precios en pesos en la provincia también comenzaron a subir.

Es que no hay oportunidad que no dejen pasar los vivos de siempre, porque muchas de las propiedades a las que les suben los precios ni siquiera son a estrenar y algunas tienen hasta más de 20 años de antigüedad.

Sube el dólar y le suben el precio al cemento, algo que puede afectar a los precios de las propiedades en construcción o a estrenar, pero no en otros casos. O son vivos, o yo soy muy burro.

El efecto para los casos de ventas en dólares es real y no se trata de un invento, pero si vos estabas en proceso de compra de una casa en pesos, no debería subirte el precio. La cuestión es que esa viveza muchas veces hace que los compradores desistan y se pone un freno al mercado. O sea, volvemos a matar una buena iniciativa que ayuda a muchas familias a tener su vivienda y que, de paso, reactiva un sector fundamental para el empleo.

En números, y citando un informe de iProfessional, las personas que cerraron un crédito por $1,6 millones antes de la suba del dólar, en dólares estábamos hablando de unos U$s100.000. Con la suba ese mismo dinero del crédito ahora sólo cubre U$S 89.000, lo que implica que el comprador tenga que conseguir por fuera del crédito (que es en promedio el 90% de la propiedad y en pesos) más de lo que tenía presupuestado.

Ese es un caso común en Buenos Aires donde todo se maneja en divisa estadounidense, pero en Mendoza la situación es diferente. Sin embargo, aún así algunos se suman en el barco de los vivos y comienzan a subir los precios de sus propiedades.

De una u otra forma, el país sigue pensando en dólares y el Gobierno ve como uno de sus puntos fuertes en la disputa electoral, se ve complicado pocos días antes de las PASO, de ahí que el Ejecutivo no deje de mirar los indicadores segundo a segundo, aunque sea hasta octubre.

Ahora, esa dependencia y la mentalidad dolarizada, pasa la cuenta por los efectos de una economía que tiene muchos sectores que contra toda lógica funciona con una divisa extranjera, algo que no pasa en otros lugares del mundo. 

Esperemos que con el paso del tiempo esto cambie y en el mercado se instale el valor en UVA's, tal como ocurre -por ejemplo- en Chile, donde todas los inmuebles se cotizan en UF, Unidades de Fomento, cuyo valor es en pesos y no en dólares.