Qué dice Durán Barba de la "semana de furia" de la clase media

El asesor político consideró "mentirosa" a la semana que pasó, por los pronósticos apocalípticos que no se cumplieron. Dejó siete frases al respecto.
Avatar del

MDZ Política

1/2
Qué dice Durán Barba de la "semana de furia" de la clase media

Qué dice Durán Barba de la "semana de furia" de la clase media

Qué dice Durán Barba de la "semana de furia" de la clase media

Qué dice Durán Barba de la "semana de furia" de la clase media

 El consultor de imagen y asesor político Jaime Durán Barba analizó cómo impactó la semana pasada a la popularidad del presidente Mauricio Macri, y consideró que es un error pensar que la ciudadanía está en contra del Gobierno, a pesar de la inestabilidad y de la suba de tarifas.

En su columna del diario Perfil, que este domingo se tituló "Semana mentirosa", Durán Barba dio sus impresiones acerca de lo que la clase media dice pensar del presidente y de lo que realmente piensa. Seleccionamos siete frases:

  • Ningún presidente disfruta tomando medidas restrictivas cuando la economía las hace inevitables, porque obviamente sabe que afectan a su popularidad. No se necesita demasiado ingenio para descubrir que cuando Macri subió las tarifas perdió puntos en las encuestas.
  • Hay un porcentaje importante de ciudadanos que están desencantados con las medidas tomadas por Macri, ya no dicen que les agrada, pero no lo han abandonado.
  • Lo dicen en los focus: "Macri subió los precios de todo, estoy enojado con él, pero lo prefiero a esos viejos políticos que hundieron al país en estas décadas". No piensan volver al pasado.
  • Algunos dijeron que el pueblo argentino no permitirá un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional por las funestas consecuencias que tuvieron esos instrumentos en el pasado.
  • Cuando la discusión fue sobre el Fondo, no se movió nada. La inmensa mayoría de la población no se acuerda de esos acontecimientos, no tiene la calentura ideológica que entusiasma a las minorías entusiastas que desfilan todas las semanas con sus estandartes descoloridos esperando el arribo del acorazado Potemkin.
  • La clase media está enojada por el incremento de sus servicios, pero en general tiene capacidad de pagarlos. Está accediendo a créditos hipotecarios, viaja, empieza a vivir las ventajas del país desarrollado en el que queremos convertirnos.
  • La discusión sobre el proyecto que congelaba las tarifas se convirtió en una fiesta en la que se abrazaron gobernadores "peronistas racionales" como Schiaretti y Urtubey, con el kirchnerismo y la izquierda utópica de Nicolás del Caño. La gente común ve que estos dirigentes no piensan en los intereses del país, sino en sus proyectos personales. Es por eso que no crece ningún liderazgo alternativo al de Macri. 

Leé la columna completa