Política Dicen que Cornejo está en mora

Protectora se tira contra la reelección ilimitada de los intendentes

Se vence esta semana un pronto despacho en el que le reclamó al Poder Ejecutivo la promulgación de una enmienda que impide que los jefes comunales tengan más de dos mandatos consecutivos. Si el Gobierno no contesta, la ONG acudirá a la Corte.
Avatar del

Juan Carlos Albornoz

1/4
Protectora se tira contra la reelección ilimitada de los intendentes(Pachy Reynoso/MDZ)

Protectora se tira contra la reelección ilimitada de los intendentes | Pachy Reynoso/MDZ

Protectora se tira contra la reelección ilimitada de los intendentes(Pachy Reynoso/MDZ)

Protectora se tira contra la reelección ilimitada de los intendentes | Pachy Reynoso/MDZ

Protectora se tira contra la reelección ilimitada de los intendentes(Alf Ponce / MDZ)

Protectora se tira contra la reelección ilimitada de los intendentes | Alf Ponce / MDZ

Mario Vadillo, diputado de Protectora.(Alf Ponce / MDZ)

Mario Vadillo, diputado de Protectora. | Alf Ponce / MDZ

Protectora retoma la ruta que una vez fue exitosa para conseguir la aplicación de una norma. Se trata, en este caso, de algo más trascendente que una ley: pretende que quede en firme una enmienda constitucional que limita a una la reelección de los intendentes en Mendoza.

Para conseguirlo, el diputado Mario Vadillo presentó un pronto despacho al Ministerio de Gobierno, bajo la consideración de que el Poder Ejecutivo está en mora al no haber promulgado la reforma del artículo 198 de la Constitución. Esa enmienda fue aprobada por la Legislatura y votada en un plebiscito en 2009.

Pero el Gobierno no es el objetivo final de la tercera fuerza legislativa, que quiere llegar otra vez al alto tribunal. De hecho, el pronto despacho dirigido al Poder Ejecutivo tiene un plazo de 20 días hábiles, el cual se vence este miércoles, sin que haya hasta ahora señales de que vaya a haber una respuesta. 

El silencio oficial, de mantenerse, será considerado por Protectora como una negativa tácita del Poder Ejecutivo y entonces se habilitará la vía para elevar el reclamo a la propia Corte.

Un recorrido similar tuvo la queja de Protectora en el caso del Ente Regulador del Transporte público. La ley que lo creaba fue sancionada en 2005, pero nunca se puso en práctica. Pero la historia cambió en tribunales. Más de un año después de haber hecho la denuncia, la Corte avaló el reclamo y puso un plazo de 60 días para que el Gobierno habilitara el ente de control. 

La medida comprometió al Poder Ejecutivo, que debió apurar los trámites para la sanción de una nueva ley sobre el ente de transporte. 

El asunto que origina un nuevo planteo de la ONG es más trascendente todavía. Hace casi 30 años que la clase política mendocina discute cuántos votos hacen falta en un plebiscito para que quede en firme la reforma constitucional. Si Protectora consiguiera un fallo de la Corte, no sólo se definiría si los intendentes pueden o no reelegirse más de una vez, como se trata en la enmienda, sino que habría una interpretación jurídica moderna del tema clave de las mayorías que se requieren para modificar la Carta Magna.

Según un fallo de la Corte emitido en 1989, cuya impulsora fue Aída Kemelmajer, hacen falta los votos de la mitad más uno del padrón general de electores para que una reforma constitucional pueda ser promulgada.
 Aquel año, la Corte realizó una interpretación del artículo 221, que es el que regula ese punto, y dio por tierra con una reforma amplia que había obtenido más votos positivos que negativos en el plebiscito, pero no la mayoría respecto del padrón.

Por esa razón, la enmienda de 2009 también quedó en el aire, a pesar de que el "Sí" le había ganado al "No" con comodidad: hubo 83 por ciento de votos positivos.

Tal como contó este diario el fin de semana, el gobierno de Alfredo Cornejo ignoró una nota enviada el año pasado por los intendentes oficialistas para que la limitación de las reelecciones quedara en firme, a pesar del fallo de 1989.
Tampoco hubo hasta aquí una respuesta a Vadillo, que ingresó su pronto despacho el 8 de mayo pasado.

Protectora tiene una razón particular para pelear contra la reelección de los intendentes: sostiene que los caudillos departamentales son un obstáculo para su participación en política.

Por eso le plantea al Gobierno que, de continuar en mora con la promulgación de la enmienda, "provoca un grave perjuicio a nuestra fuerza política y la posibilidad real de participar en las elecciones de los cargos ejecutivos departamentales, en franca desigualdad con los actuales intendentes, que han consolidado mandatos y que no permiten la renovación democrática y republicana".