Política A partir de las elecciones del próximo año

Por un mayor control al financiamiento de los partidos políticos

El Gobierno nacional buscará que este año se traten algunos aspectos de la reforma electoral, entre los que se encuentran permitir los apoyos de empresas a las campañas y la bancarización de aportes.
Avatar del

MDZ, Nacionales

1/2
Por un mayor control al financiamiento de los partidos políticos(Pachi Reynoso/MDZ)

Por un mayor control al financiamiento de los partidos políticos | Pachi Reynoso/MDZ

Por un mayor control al financiamiento de los partidos políticos(Pachi Reynoso/MDZ)

Por un mayor control al financiamiento de los partidos políticos | Pachi Reynoso/MDZ

El Gobierno relanzó este año parte de su reforma electoral con un debate sobre la necesidad de reformar la ley de control del financiamiento de los partidos políticos, para que rija a partir de la elección del año próximo, fundamentalmente con el objetivo de bancarizar los aportes y permitir el apoyo económico de empresas, ambos temas vetados por la actual norma vigente desde 2006.

El 27 de febrero pasado el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, dijo que mandará este año el proyecto de ley al Congreso, al impulsarla desde un seminario en la Casa de Gobierno con todos los sectores involucrados: ONG, representantes de partidos políticos, de la justicia y del Parlamento, así como también analistas internacionales.

En paralelo, está en el Senado (desde 2016) otra parte de la reforma electoral encarada por el oficialismo, cuya base principal es que se vote a nivel nacional mediante la Boleta Única Electrónica (BUE), y la prohibición de listas colectoras y candidaturas múltiples, temas que encontraron resistencia entre los senadores peronistas, aunque el Gobierno aún aspira que sea tratada por la Cámara alta.

La propuesta que presentó ahora Frigerio se basa en el financiamiento de empresas a las campañas (con un tope de 3 por ciento del gasto total de cada coalición política); la bancarización de los aportes; sanciones contra el "clientelismo político" y restricciones a la publicidad oficial, así como también la eliminación de los actos de gobierno de los oficialismos tendientes a tratar de captar el voto durante las campañas electorales.

El encargado de la estrategia oficial es el secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez, quien, entrevistado por la agencia Télam semanas atrás, dijo que con la reforma a la ley de financiamiento se propugna que "haya más controles y absoluta transparencia, para que la gente pueda conocer efectivamente quiénes son los que donan dinero para una campaña y para que haya más auditorías por parte de la justicia sobre las campañas".