Política Quién gana, quién pierde, qué pasará

Política: mapa de ganadores y perdedores del acuerdo sorpresivo

Desde dónde llega cada uno de quienes se sentaron a acordar un paquete de proyectos legislativos con la ampliación de la Corte como eje visible.
Avatar del

Gabriel Conte

1/3
Política: mapa de ganadores y perdedores del acuerdo sorpresivo(Alf Ponce/MDZ)

Política: mapa de ganadores y perdedores del acuerdo sorpresivo | Alf Ponce/MDZ

Política: mapa de ganadores y perdedores del acuerdo sorpresivo(Gobierno de Mendoza)

Política: mapa de ganadores y perdedores del acuerdo sorpresivo | Gobierno de Mendoza

Política: mapa de ganadores y perdedores del acuerdo sorpresivo(Alf Ponce/MDZ)

Política: mapa de ganadores y perdedores del acuerdo sorpresivo | Alf Ponce/MDZ

 Alfredo Cornejo es un gobernador que se está yendo. Por ahora no hay un nombre de su riñón político que pique en punta en las encuestas. De hecho, en los sondeos que están pasando clandestinamente entre los despachos, hay preocupación: es nuevamente Julio Cobos el radical que podría ser votado junto al macrista Omar de Marchi. Cornejo, aunque los mira a todos desde arriba de su 72% de imagen positiva, no puede ser reelegido. Eso lo entendió perfectamente Anabel Fernández Sagasti cuando tiró la piedra y mostró la mano. 

Del otro lado, el peronismo mendocino es un partido con una conducción formal estabilizada, pero sin un liderazgo emergente para el año que viene, fecha en la que se debe elegir gobernador e intendentes. Sin embargo, su estilo antiguo ha dejado afuera a los que considera "culpables directos" de su docena consecutiva de derrotas, y operan en contra en silencio.

Los nuevos legisladores no tienen acuerdo y los bloques del Partido Justicialista -como lo viene contando en MDZ el periodista Juan Carlos Albornoz, quien le dio la noticia a Mendoza del "Pacto Cambiemos - La Cámpora"- son un escándalo de protagonismo de segundones.

La Cámpora es un perro cascoteado que se rebela contra su amo. Antes de las últimas elecciones les dijeron que no, que no tenían lugar en las listas. Los intendentes estaban más unidos que ahora y preferían dejar afuera el estigma cristinista, aunque en medio de la campaña tuvieron que echar mano a la imagen de la expresidenta, sobre todo en las Primarias Abiertas, porque es la última líder fuerte que a escala nacional reconoce "el pueblo peronista". Entonces, los mandaron a juntar avales y conformar listas. Lo hicieron. Casi ganaron. De hecho, se impusieron en la mitad de la provincia y recogieron casi el 40% de los votos de las PASO.

Con esos títulos obtenidos quisieron llevar a la práctica la política: negociar, dialogar, intercambiar. Pero adentro de su partido los mandaron a la cola. En ese ínterin, los intendentes se enroscaron en sus propias dificultades locales. Un partido provincial con dirigentes concentrados en conservar su pago chico los llevó a que en 2019 las posibilidades de éxito de una fórmula del PJ sea casi nula. Lo dicen las encuestas y ellos las leen. Buscaron alianzas con otros que se consideran víctimas del macrismo, pero hacia adentro todo es un quiebre. Entonces, le cerraron al cristinismo local cualquier posibilidad de conducir los bloques, hasta ahora, en que parecen arrepentidos e intentaron parar el acuerdo con Cornejo en torno a una agenda de temas abiertos vinculados a la Justicia.

Cornejo pudo sacar la ampliación de integrantes de la Corte solo. Le bastaba con conseguir que algunos legisladores faltaran a la sesión y listo. Pero mientras el oficialismo peronista metía a todos en la bolsa para negociar para sus comunas, La Cámpora se salió de esquema y decidió hacerlo a la luz del día y solos, aunque no tanto. ¿Todos los caciques municipales del PJ están en contra de la propuesta de Cornejo de ampliar la Corte? Evidentemente, no, porque no tiene explicación que un hombre del Clan Bermejo, como es Carlos Bianchinelli, se haya sumado al grupo camporista. Carlos Ciurca jugó un rol de tejedor y acercó a Jorge Tanús, un hombre de posiciones zigzagueantes y a Omar Parisi, el anterior presidente del IPV que llevó adelante el vínculo del gobierno con la Tupac Amaru.

"Le están dando todo a Cornejo", braman desde adentro del PJ los que le recuerdan a Sagasti, su exmarido y todo el cristinismo que hasta anteayer decían "Cornejo Gato" y hoy cierran acuerdos legislativos.

Hay un dato extra: con este "pacto" el Gobernador queda en una situación de fortaleza simbólica, pero también -y por primera vez en su mandato de un solo período- de debilidad, aunque no sea para tanto. No todos los radicales ven con buenos ojos este avance y ya están sondeando qué costo político deberán pagar en la sociedad. Claro: lo hace desde el 72% de respaldo. ¿Cuánto puede caer? Cornejo eligió acordar fuera de los partidos de Cambia Mendoza e ignoró a los aliados que le han hecho berrinches más de una vez: eso es política, un concepto que puede ser analizado en términos positivos tanto como negativos, pero política al fin.

¿Qué pierde el peronismo? No mucho más de lo que les venía pasando, ya que su situación interna ahora solamente se ha transparentado al público: se "matan" hasta que quede alguien en pie. ¿Qué más gana Cornejo? Trae a la disputa electoral con Cambiemos a Mendoza la imagen de Cristina Kirchner al empoderar al camporismo local. CFK es la política con peor imagen en esta provincia y será la bandera de quien eligió de interlocutores dentro de un PJ que, hasta ahora, no le habían garantizado demasiado. ¿Qué gana Anabel Sagasti con su desafío? Plataforma y catapulta política y, además, que sus proyectos empiecen a ser tratados en una Legislatura que los venía ninguneando.

Ya sabemos que hay dos que ganan y falta saber si con esto ganará Mendoza, que es un análisis posterior, en otra escala y que deberemos hacer cuando sepamos las nominaciones para la Corte, la ejecución de los nnuevos proyectos de reforma judicial que acercó el cristinismo y los fortalecimientos o rupturas (en definitiva, su reconfiguración) tanto del oficialismo como de la oposición.

Es política. Antes de indignarnos, hay que analizarlo todo en su contexto.