Política Bajo la amenaza del decreto

Plenario decisivo del SUTE para discutir el aumento salarial

Este encuentro cerrará la serie de asambleas que los docentes han realizado en los colegios a lo largo de esta semana. Según todos los indicios, el gremio rechazará el aumento del 15,7 %. En algunos departamentos ya se votó a favor de no iniciar las clases el 5 de marzo.
Avatar del

Juan Carlos Albornoz

1/5
Plenario decisivo del SUTE para discutir el aumento salarial(Twitter)

Plenario decisivo del SUTE para discutir el aumento salarial | Twitter

Plenario decisivo del SUTE para discutir el aumento salarial(Pachy Reynoso / MDZ)

Plenario decisivo del SUTE para discutir el aumento salarial | Pachy Reynoso / MDZ

Plenario decisivo del SUTE para discutir el aumento salarial(Pachy Reynoso / MDZ)

Plenario decisivo del SUTE para discutir el aumento salarial | Pachy Reynoso / MDZ

Henríquez prepara una movilización para el lunes.(Twitter)

Henríquez prepara una movilización para el lunes. | Twitter

Plenario decisivo del SUTE para discutir el aumento salarial

Plenario decisivo del SUTE para discutir el aumento salarial

La discusión salarial entre el Gobierno y el sindicato de los docentes (SUTE) tendrá hoy un capítulo clave. El SUTE se reunirá para definir en plenario la respuesta formal a la propuesta del 15,7 por ciento de aumento. Poco quedaría por resolver después de esta decisión, que según todos los indicios, se inclinará por el rechazo de la oferta.

El plenario del SUTE cerrará la serie de asambleas que los docentes han realizado en los colegios a lo largo de esta semana. Lo que ha trascendido es que, ya sea en cada escuela o a nivel departamental, nadie está plenamente de acuerdo con el aumento que ha ofrecido el Gobierno.

En el Poder Ejecutivo vienen palpando esta tendencia. A tal punto que, ayer, el propio gobernador Alfredo Cornejo adelantó que se viene el aumento por decreto para la semana que viene, ratificó que no mejorará la oferta salarial y atacó a "los sindicalistas demagogos y mentirosos".

En tanto, se supo en la víspera que, en algunos departamentos, el SUTE ya está proponiendo como plan de lucha el "no inicio de clases". En este sentido, los delegados del SUTE en Tupungato se inclinan por hacer un paro con movilización el 5 de marzo. Además, aprueban que se realice una marcha a Casa de Gobierno el lunes que viene.

El lunes es el día en que el SUTE debe reunirse con los paritarios del Gobierno en la Subsecretaría de Trabajo para tener el encuentro definitivo. El jefe del gremio docente, Sebastián Henriquez, ya había anticipado que ese día será turbulento, con protestas de docentes y celadores en la calle.

Cronología

Henríquez viene reuniéndose desde fines de enero con funcionarios para analizar el aumento. Los encuentros fueron tranquilos hasta que, hace una semana, la paz se quebró.

Es que el Gobierno entendió como una actitud dilatoria que el gremio haya decidido esperar hasta el lunes que viene para ofrecer una contrapropuesta, cuando se suponía que el 26 sólo habría una reunión para que el gremio contestara si acepta o no. 

De hecho, el plan B del jefe del SUTE se conoció anticipadamente esta semana e incluso fue rechazado por el Gobierno, que no se sale de su plan salarial.

El Ejecutivo pretende pagarles a los docentes un aumento retroactivo a enero de 15,7 por ciento. Aunque, como la mayoría de los estatales, el pago lo recibirán en tres cuotas; la última de ellas, en noviembre.

La zanahoria de la oferta es una cláusula gatillo automática, que aumentará los sueldos docentes (así como el del resto de los estatales) en el momento que la inflación supere el 15,7 por ciento de suba. El escenario real es que se espera para este año una inflación de por lo menos el 19 por ciento, con lo cual, esa cláusula se ejecutaría en el segundo semestre del año.

Eso sí, los docentes no dispondrán de esta recomposición por inflación si no dan el acuerdo en la paritaria. En ese caso, el Gobierno les pagará por decreto solamente el 15,7 por ciento de aumento, para todo el año.

La alternativa ofrecida por el SUTE ha sido que el aumento se pague con un ritmo mensual y según los índices de inflación. A eso no se opone el Poder Ejecutivo, pero la contrapropuesta contiene un extra que no pasó el filtro: Henríquez le pidió al Gobierno un 7.6 por ciento extra, por el desafasaje entre inflación y los salarios en 2017.

Muchas "contrapropuestas"

En tanto, desde las escuelas en las que se debate el aumento están llegando mandatos muy variados. Algunos docentes aceptarían el 15,7 por ciento, pero en dos cuotas a liquidar antes de junio. Otros quieren que se haga efectivo el 15,7 por ciento en un pago y que, además, se disponga la cláusula de actualización mensual por inflación.

En el Poder Ejecutivo remarcan que el gremio está dividido en tres partes (la conducción, que es de izquierda, y dos sectores afines al kirchnerismo que se separaron entre sí) y que, por ello, aparecerán este viernes numerosas propuestas alternativas. Pero para todas estas sugerencias gremiales, la flexibilidad oficial es cero: el Gobierno no cambiará los porcentajes ni los tramos del aumento.

Si se confirma el "no" del SUTE , la semana que viene Cornejo aumentará el salario docente por decreto y apostará todas sus fichas a que el descuento del ítem aula convenza a los docentes de que no es una buena idea paralizar el inicio de clases.