Política ¿Qué es lo que está pasando?

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja

Fue la semana más política del año y aquí intentamos ponerla en datos y encuestas. Participá con tu opinión. Sumá tu propia charla al Quincho MDZ:
Avatar del

Quincho MDZ

1/15
Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja(Muriel del Barco / MDZ)

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja | Muriel del Barco / MDZ

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja

Revisá en imágenes cómo vieron los mendocinos en marzo a sus políticos.(Aresco)

Revisá en imágenes cómo vieron los mendocinos en marzo a sus políticos. | Aresco

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja(Gobierno de Mendoza)

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja | Gobierno de Mendoza

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja(Gobierno de Mendoza)

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja | Gobierno de Mendoza

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja(Alf Ponce / MDZ)

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja | Alf Ponce / MDZ

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja(Alf Ponce / MDZ)

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja | Alf Ponce / MDZ

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja(Muriel del Barco / MDZ)

Peronismo "macho Alfa" y un poscornejismo que no cuaja | Muriel del Barco / MDZ

Acuerdo/Desacuerdo. El peronismo oficial volteó el acuerdo del sector camporista que sumó a Carlos Ciurca y que le permitiría a Alfredo Cornejo avanzar con las reformas en la Corte que incluía el nombramiento de dos magistrados más. ¿Cómo? ¿Por qué? Desde el radicalismo dijo que "corríamos riesgo de que ensuciaran la situación y se trata nada menos que de la Justicia y de la Corte". Desde el peronismo acuerdista, "esto nos da tiempo para fortalecernos y además, sí vamos a sacar el proyecto de juicios por jurado con el apoyo de Cambia Mendoza". Todos parecen contentos, pero resulta imposible que así sea.

Salen a la luz algunos detalles negados. No fue sorpresa ni espontáneo. El acuerdo entre la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti y el gobierno provincial se activó varios días antes y hubo reuniones de emisarios para elegir los proyectos. Sagasti, que busca ser la candidata a gobernadora, busca agradar a la clase media y encontró un tema al que siempre ese sector le presta atención, como ya lo saben los radicales: la Justicia/injusticia.

La desactivación. Fue Néstor Parés, jefe de la Cámara de Diputados, quien le puso el cuerpo al anuncio. Pero fue Dalmiro Garay, el ministro de Gobierno, Justicia y Trabajo, quien hizo las llamadas telefónicas.


La teoría de la imagen nacional de Cornejo. Diego Bossio recibió la llamada de su compañero de bancada Omar Félix y tenía cerca a Rubén Miranda, definitivamente alejado de Carlos Ciurca. Con Cornejo como presidente de la UCR nacional, y con Bossio de gira por todos los programas de TV, el gobernador mendocino quedó entrampado. ¿Ordenó poner freno de mano o dar marcha atrás para evitar un escándalo nacional? Además, como cuenta hoy Juan Carlos Albornoz, el jefe de la UCR quedaba pegado al kirchnerismo, tal vez algo que podría afectar más a Cambiemos y a su partido que el gesto supuestamente "autoritario" de ampliar la Corte. Justo anoche la UCR nacional sacaba un comunicado con palabras de Cornejo pidiendo más protagonismo en Cambiemos. Mal hubiese quedado si todo el país se enteraba del pacto mendocino con los adláteres de CFK.

La teoría de los carpetazos. Recordemos que entre los que apoyaron en Diputados a Anabel Fernández Sagasti hay varios miembros del anterior gobierno de Francisco Paco Pérez. Eso fue lo que más generó dudas: ¿qué pito toca Bianchinelli fuera del Clan Bermejo y arreglando con La Cámpora y Cornejo? ¿Y Omar Parisi? ¿Qué onda Jorge Tanús, el hiperopositor que va cambiando de opinión según la ocasión? Hay una teoría de amenazas y carpetazos para todos lados desde adentro del PJ. Fue desmentida -como indica el manual- por todos. Ahora suena raro el "estamos de acuerdo, estamos mejor" que se pronuncia desde el sector cristinista, impulsor del acuerdo.

Ganaron los zombies. Irónicamente, desde el peronismo que tomó la iniciativa de acordar se miraba al resto del partido como zombies en busca de carcomer cerebros, y sin rumbo. Pero ganaron ellos. No estaban tan muertos. Convocaron y "desconvocaron" a una conferencia de prensa en un sindicato el viernes y sostienen la convocatoria partidaria, aunque podrían suspenderla de un momento a otro, así como están las cosas.

Cambio táctico. El peronismo había fallado en querer hacer creer que "Cornejo manejará la Corte después de irse". En Mendoza funciona la única Corte del país en donde las decisiones no se toman en forma plenaria, sino por salas y, por lo tanto, no es posible dominar el pensamiento general de los "supremos". Ese slogan no sirvió. Encontraron la forma y dieron vuelta la torta sin tantas vueltas: el escándalo o la suspensión fueron las dos alternativas que un envalentonado Omar Félix dejó servida.

La pelea seguirá. Nadie se ha puesto de acuerdo en el peronismo sobre quién manejará los bloques. Ahora, el tema seguirá en agenda, pero el presidente de la Cámara de Diputados, Néstor Parés, intempestivamente frenó todo y lo dejó para la nueva composición de las cámaras. La semana que viene asumen los nuevos legisladores y hacerlo unos días antes de que ello ocurriera, dice, sonaba a "sucio". Lo sabían, pero parece que se dieron cuenta cuando Omar Félix tomó la iniciativa de dar una conferencia de prensa. Con los periodistas como rehenes de la movida de la conducción pejotista, el cornejismo soltó a los suyos, los peronistas que responden a Sagasti y Ciurca, aunque a decir verdad, ya los afectaba un perfecto caso de Síndrome de Estocolmo. "No hemos definido nada en el partido, la pelea seguirá y trataremos la ampliación de la Corte con más tiempo y a la luz del día", dicen desde el peronismo acuerdista.

Empantanados. El peronismo formal, empantanado por el primereo de un grupo de díscolos, decidió convocar a su máximo órgano,  al Consejo Provincial del Partido Justicialista de Mendoza a su primera reunión en meses. Es producto del acuerdo de un sector de esa fuerza con el Gobierno y la reacción que generó en los mandamás de las comunas, que no creen que sea el camino que debe seguir la relación de la oposición con el oficialismo. Lo extraño es que quieran que vayan los exgobernadores a llevarles un GPS. A estas alturas, no habrá nada más interesante que el lunes próximo ver y escuchar dar consejos sobre el futuro del PJ a Francisco Paco Pérez, o a Celso Jaque convocado por su archiadversario Omar Félix, o a Arturo Lafalla y ni qué hablar de Rodolfo Gabrielli, más allá del bien y del mal interno. Advertencia: si no llega José Octavio Bordón, empiecen... Y si llegara a ir, huyan por sus vidas: está con "Macri Gato". Claro, todo esto, si es que no cambia la agenda luego de que el propio oficialismo cambiara de decisión y decidiera postergar hasta nuevo aviso el tratamiento del proyecto.

 Anabel, la activadora. Al final, aunque el peronismo mendocino aparezca públicamente como una confederación de derrotados en donde cada socio busca salvarse solo, la estrategia de Anabel Fernández Sagasti logró reavivar a muchos sectores, sectorcitos y particulares que empiezan a reunirse al menos, para expedirse sobre el acuerdo alcanzado por la senadora nacional y los legisladores que responden a Carlos Ciurca con el gobernador Alfredo Cornejo en torno a la ampliación de la Corte y temas que hacen a su modernización y funcionamiento.

Corazón partío. ¿Carlos Bianchinelli (sí, el del Casino) ya no es más parte del Clan Bermejo? Es que apareció sentado junto a otros cinco diputados, liderados por Lucas Ilardo, integrando el comité de apoyo peronista a Cornejo. Su hasta entonces líder político, Adolfo Bermejo, a punto de asumir una banca en el Senado como premio consuelo por haber perdido la gobernación, se mostró triste por la situación, aunque no pudo definirla. No sabe si está a favor o en contra de lo decidido y, por las dudas, opina en contra, porque es el mejor posicionado dentro del PJ para la candidatura a la gobernación, dejando segundo a Omar Félix y tercera a Anabel Fernández Sagasti que, sin embargo, se mete en el podio peronista mendocino.

El extraño Caso Tanús. El acuerdo entre un sector del peronismo y Cornejo lo develó el periodista Juan Carlos Alboroz, autor de la primicia de este raro y sorpresivo acuerdo por el que otros medios de comunicación no dieron crédito hasta que lo publicó MDZ y lo confirmó la realidad. Albornoz también cosechó una alta confesión de otro tristón del PJ local, el intendente de San Martín, Jorge Omar Gimenez: "Le pregunté a Tanús y me dijo que no sabía nada, que iba a averiguar. Después me dijo que se había enterado... pasaron solamente horas, esto ocurrió de la mañana hasta la noche", explicó el intendente de San Martín. Durante ese tiempo, al parecer, Tanús no sólo se "enteró", sino que se sumó a la movida. 

Un peronista vale una opinión. No hay planteos colectivos de relevancia. Así como vienen planteadas las cosas, un peronista vale una opinión, ya que la cosa parece ser "criticar hasta que te conviden poder". Los no convidados, están más críticos que nunca, pero no se sabe cuánto les puede durar. Es posible -dicen algunos analistas históricos desde el interior del "monstruo" que pronto se genere una tendencia de respaldo a la que empieza a tener más poder, como es el caso de Anabel Fernández Sagasti. De paso, en su entorno, no quieren que se hable solo de La Cámpora, ya que lograron llamar la atención de Carlos Ciurca, con quien antes habían peleado a morir, pero mantiene un vínculo con Lucas Ilardo: el puente. 


El poscornejismo no cuaja. "Es demasiado temprano para ser tan categórico", advierten desde el cornejismo en torno a quién será su sucesor. Es que una encuesta de avance de la situación política de Mendoza realizada por Julio Aurelio, a la que tuvo acceso MDZ, da cuenta que no son precisamente los delfines del gobernador Alfredo Cornejo quienes son vistos por el electorado de Cambiemos / Cambia Mendoza como las mejores opciones para sucederlo. Eso preocupa al entorno del gobernador, en donde muchos se agrandaron demasiado pronto. Ya lo contó el periodista Pablo Icardi hace varios días y el sondeo terminó dándole sustento técnico a su análisis: "En la lista de precandidatos del oficialismo hay al menos 5. Solo dos tienen un margen de autonomía para decidir: Julio Cobos y Omar de Marchi. Los otros tres que están en carrera rinden fidelidad absoluta a Cornejo y esperarán ese ungimiento, sin dejar de lado la "pre campaña". A todos los posibles, reconocen, les falta camino por recorrer para ser candidatos por mérito propio. Pero están más cerca de lo que creen gracias a la Constitución de Mendoza y a los anabólicos políticos".

El vector Cornejo y las posibilidades de contagio. La imagen pública positiva de Cornejo es implacable. Lo que deberán sostener sus estrategas y publicistas es la capacidad de contagio a su elegido. En el cobismo hay quienes piensan que el Gobernador puede "cortar por lo sano", eliminando de plano las Primarias Abiertas aludiendo al "alto costo" que significa sostenerlas y, con eso, evitar que "crezcan los enanos" que le preocupan como, por ejemplo, el mismísimo Julio Cobos, la segunda figura más respetada en la política de Mendoza después de Cornejo.

Desmitificando. 

- Desde el corpus radical son taxativos: Cornejo decidirá. Con eso pretenden ponerle la tapa a la intentona de Julio Cobos o su delfín, Marcelino Iglesias a quienes hoy las cifras les sonríen. "Es imposible que Cobos sea candidato", dicen.

- Desde el cobismo amplio (ya que no hay una organicidad, sino más bien un movimiento de disconformes con Cornejo) sostienen que el gobernador pondrá como excusa el alto costo de las PASO para eliminarlas y, de esa forma, digitar una interna con De Marchi enfrente de su pollo. 

- Con eso, otros dicen que se arriman dos que no se han estado queriendo, como Cobos y De Marchi. Al lujanino, cualquier micro lo deja bien porque está construyendo su plataforma gubernativa

Los ejes del poder del Gobernador. La gestión es el impulso principal de un mandatario que siempre vivió en y de la política. Estudió, además, Ciencias Políticas y allí mismo hizo política universitaria. Está en sus genes, puede decirse. Pero al final, cumple todo lo que el empresariado le reclama a los "políticos profesionales": administrar bien, con pragmatismo. La encuesta más reciente indica que se valoran tres ejes de su gestión, en este orden: Salud (y Claudia Najul fue la cara visible de la última elección), Educación (y no sabemos si Jaime Correas querrá una banca en algún ámbito) y Economía (en donde aparece ya uno de los precandidatos, como es Martín Kerchner, últimamente haciendo uso de la discreción en la construcción de su alternativa).

¿Y los intendentes? Dentro de los radicales hay de todo: muy expertos y repollos recién brotados que se creen un bosque boreal. Pero las encuestas están dando una alta valoración de su tarea, cosa que también les pasa a los peronistas en sus territorios. El asunto que ellos mismos y sus equipos y partidos deben definir es si eso les alcanza para pasar las fronteras comunales, o insistir con quedarse. La repitencia es bien vista en principio, pero luego se vuelve como un búmeran: la gente los ve apoltronados en el cargo. y allí empieza la discusión: ¿para qué les serviría irse de legisladores luego de haber pasado por la gestión ejecutiva, adrenalínica y directa?

El 2019: ¿momento para quién? La única encuesta provincial que anda dando vueltas dice que el 40,8% piensa en votar por Cambia Mendoza, el 18,3% por Somos Mendoza, el 7,6% por Protectora /PI o como vayan a reconfigurarse. Por el FIT se inclina el 6,8%.

La danza de nombres que nadie quiere escuchar. La consultora Aresco definió quiénes, hoy por hoy, encabezan las preferencias por la sucesión de Cornejo el año que viene, dentro de dos bloques: el oficialismo y la oposición. Dentro de lo que en la última elección se denominó "Somos Mendoza", el peronismo vernáculo, Adolfo Bermejo encabeza las preferencias con 36,8%, seguido por Omar Félix con 23,4% y "ninguno" con 22,6%. Detrás, Anabel Fernández Sagasti con 7,7%. La encuesta fue realizada en marzo entre casi mil casos de Mendoza por el sistema probabilístico con selección de la unidad final al azar simple. Esto fue antes del acuerdo con Cornejo, lo que podría hacer varias (o no) los cálculos. Por lo que habrá que aguardar al próximo informe para ver la incidencia. Dentro del escenario acotado a estos nombres que listamos,  Cambia Mendoza, Julio Cobos arrasa, con 45,5%, seguido de Omar de Marchi con 20,6%. Ninguno se lleva el 13,2% El intendente de la Ciudad de Mendoza, Rodolfo Suarez, aparece con 7,1% y el hiperministro Martín Kerchner (MKT) con 6,9%. En un listado oficialista amplio de 10 nombres, se ordenan así: Cobos 32,6%, De Marchi 13,5%, Ninguno 13,3%, Sanz 6,8%, Ns/nc 6,7%, Marcelino 6,6%, Orozco 4,9%, MKT 4,6%, Rody Suarez 4,3%, Tadeo García Zalazar 4,3%, Enrique Vaquié 1,5% y Carlos Balter 1%.