Política Apareció Pérez

Peronismo en rehabilitación da sus primeros pasos en la calle

Un exgobernador que estaba "guardado" apareció "suelto" por la Arístides y sin problemas. El peronismo empieza a desear volver. Lobos.
Avatar del

Quincho MDZ

1/6
Peronismo en rehabilitación da sus primeros pasos en la calle(Alf Ponce / MDZ)

Peronismo en rehabilitación da sus primeros pasos en la calle | Alf Ponce / MDZ

Peronismo en rehabilitación da sus primeros pasos en la calle(Pachy Reynoso/MDZ)

Peronismo en rehabilitación da sus primeros pasos en la calle | Pachy Reynoso/MDZ

Peronismo en rehabilitación da sus primeros pasos en la calle(Alf Ponce / MDZ)

Peronismo en rehabilitación da sus primeros pasos en la calle | Alf Ponce / MDZ

Peronismo en rehabilitación da sus primeros pasos en la calle(MDZ/Archivo)

Peronismo en rehabilitación da sus primeros pasos en la calle | MDZ/Archivo

Peronismo en rehabilitación da sus primeros pasos en la calle

Peronismo en rehabilitación da sus primeros pasos en la calle

Peronismo en rehabilitación da sus primeros pasos en la calle

Peronismo en rehabilitación da sus primeros pasos en la calle

Una mañana en la Arístides. El exgobernador Francisco "Paco" Pérez se pasó casi dos años "oculto". De su consultoría en Chacras a su casa en Carrodilla y, de allí, al gimnasio. Más en forma, con jopo, distendido, se lo vio este viernes en un café de la zona de calle Arístides, toda la mañana. Hasta lo saludaron con afecto y deferencia. Acompañado por amigos personales, se los vio bebiendo unos brebajes de colores que resultaron ser licuados energéticos. Lejos pareció quedar el tiempo de los escraches en el aeropuerto o hasta en la lejana Miami. Igual, prefiere no opinar sobre la realidad actual. No aceptó fotos. Ya era suficiente el paso dado: empezar a salir y a pensar en dónde dejó a la política el día que dejó la gobernación.

A full repartiendo el informe. Otros que se animan a salir de la esquina en donde los mendocinos los mandaron en penitencia tras su paso por el poder son los jaquistas. Florecieron tras la publicación por parte de Los Andes de un informe sobre empleo público que indica que el gobierno de Celso Alejandro Jaque fue el que menos empleados públicos "metieron" al Estado. Repartieron el informe con fruición, hasta sin decir "hola, te mando esto". Están encantados y se creen rehabilitados. El dato histórico es curioso, porque indica que durante la gestión de Jaque no solo no aumentó la planta de personal, sino que bajó 1,5%. El también exembajador de Cristina Kirchner en Colombia no pudo sonreir demasiado en su gestión en Mendoza y ahora lo hace con ganas. Tal vez la dispersión del peronismo le juegue a favor, piensan sus amigos. Y con ello, alguien piense en él a la hora de buscar un reordenador, tarea que ya le encomendaron para el PJ en Jujuy. De paso, el trabajo que le dibujó una mueca de alegría indica que quien más empleados públicos incorporó fue Julio Cobos, que recibió la provincia con 60.854 trabajadores (según presupesto 2004) y la entregó con 73.173 (presupuesto 2007), un 20% más. Le siguen los justicialistas José Bordón (15%) y Rodolfo Gabrielli (11,9%). Luego aparecen Arturo Lafalla (6,9%), Roberto Iglesias (5,1%) y Llaver (4,7%). Francisco Pérez registra un 4,5% de aumento de planta.

Beliz, el catalizador. El exministro de Carlos Menem y de Néstor Kirchner, Gustavo Béliz, en su nuevo rol de director de un instituto del BID, volverá a Mendoza. El año pasado su llegada -de la mano del exdiputado nacional Carlos Abihaggle, entre otros- sirvió para que se sentaran a hablar con él otros peronistas sin espacio propio. Entre ellos, el exgobernador Arturo Lafalla, que no esperó a verlo en privado, sino que concurrió a la charla que dio en el Hyatt. Este año será en la UTN y se espera que vuelva a juntar a políticos ya no solo peronistas, como el caso de Gustavo Gutiérrez, de Cambiemos vía Carrió, que el año pasado cenó con él. Lafalla, empezó a mandar cartas a los diarios, aunque nada indique que pueda liderar al peronismo local.

"El mejor opositor a Cornejo no es peronista". Una frase que sorprendió fue el off the récord que una figura importante del peronismo mendocino le dijo a MDZ y que da inicio a este párrafo. ¿Quién es el más opositor a Cornejo si no lo es el presidente de PJ, Omar Félix, ni el desatado esta última semana Jorge Omar Gimenez, ni la siempre en contra Anabel Fernandez Sagasti? "Es José Luis Ramón. Dejémonos de joder", tal la afirmación completa del pope peronista que mira con interés el fenómeno raro de Protectora/PI. Y aquí, valga la pausa para recordar que fue un hombre vinculado a Rubén Miranda y que fuera lafallista, celsista y paquista, hoy "académico", como es Mauricio Guzmán, quien armó la ingeniería electoral de Ramón y su gente.

¿Adrede o "catrasca"? Precisamente Ramón entró en discusión entre los políticos por sus traspiés y polémicas. Le gritaron "vendehumo" en la Legislatura y luego dijo que no sabía que se había aprobado el Ente Regulador del Transporte al que se oponía, quedando prácticamente en ridículo. Pero desde el cornejismo creen que "lo hace a propósito para que hablen de él y no de los que lo acompañan, muchos de difícil explicación". Mientras tanto, Ramón también consiguió casi a equiparar al radical macrista Luis Petri en la atención de la prensa nacional hacia mendocinos. Ambos, por querer meter presos a gente. Petri, contra los sindicalistas que se enriquecen. Ramón, contra los políticos que no cumplan con sus promesas de campaña.

Pus. En medio de las rupturas de silencio y nuevas alegrías, hay nuevas tristezas y amenazas de más rupturas de silencio. Parece un juego de palabras, pero la situación judicial del exconcejal a cargo de la intendencia de Guaymallén Luis Lobos parece complicarse con la elevación a juicio oral de la causa en la que además está involucrada su suegra. Cosas como estas son, precisamente, las que mantienen al peronismo en efervescencia, porque por más que tengan a mano la oportunidad de unirse en el espanto contra Cambiemos, las facturas internas cruzadas no han sido cobradas por completo. Es así que uno ve en desgracia a otro, en lugar de acompañarlo, si le tiene bronca por alguna cuestión pendiente desde los tiempos de gestión, hacen lo posible por hundirlo. ¿De dónde creen que llegan los daos a la prensa? ¿Del oficialismo? La herida propia es intensa y no se ha curado: está infectada y larga pus por todas partes. Por ejemplo, Lobos siempre sospechó que un empresario y Paco Pérez operaron en su contra para involucrarlo judicialmente. Y viceversa. Así, con todos. Recordemos que Carlos López Puelles se fue de la intendencia denunciando penalmente a Pérez. Y que Pérez se sacó de encima a muchos intendentes. En este contexto, la esposa de Lobos, Claudia Sgro, salió por Facebook a decir que no se callará, que hablará. Consiguió un puñado de caritas en su perfil y una docena de comentarios, entre ellos uno que pedía que MDZ hiciera una captura de pantalla y publicara su amenaza. ¡Cumplimos! Ahora falta que hable. Nuestro correo para que nos envíe su columna de opinión es [email protected]