Política Gestiones de último momento

Penitentes: están la nieve y la gente, pero no hay servicios

El Gobierno mantiene clausurados los medios de elevación, aún no está aprobado el plan de contingencias y la Municipalidad de Las Heras reclama deudas del operador. A pesar de todo, hay gente haciendo su negocio en el complejo y mucha concurrencia de público.
Avatar del

Juan Carlos Albornoz

1/3
Penitentes: están la nieve y la gente, pero no hay servicios

Penitentes: están la nieve y la gente, pero no hay servicios

El complejo de Penitentes será licitado a fin de año.(Gobierno de Mendoza)

El complejo de Penitentes será licitado a fin de año. | Gobierno de Mendoza

Penitentes: están la nieve y la gente, pero no hay servicios(Gobierno de Mendoza)

Penitentes: están la nieve y la gente, pero no hay servicios | Gobierno de Mendoza

La nieve está y la gente también. Ahora falta que Los Penitentes, uno de los principales centros de esquí de la provincia, se ponga a la altura: todos sus servicios permanecen clausurados en pleno inicio de la temporada.

La concurrencia del fin de semana largo fue muy alta. Pero el entretenimiento se dio sin controles ni prestaciones acordes. A pesar de la carencia de habilitaciones, había gente haciendo su negocio: 200 pesos el estacionamiento y al menos otros 200 por el alquiler de cada pieza de equipamiento para la nieve.

También funcionaban algunos locales de comidas. En las pistas, cada cual quedaba a su suerte, con sus culipatines y trineos. Circulaban también personas con los esquíes al hombro, a pesar de que la actividad se complica bastante si no hay medios de elevación para usarlos.

Cerca de Los Penitentes funciona un centro invernal más chico llamado Los Puquios. Tanto este predio como el de Las Leñas, en Malargüe, están habilitados y funcionando sin problemas.

Penitentes, en cambio, no se encontraba, hasta ayer, en condiciones. Sus administradores habían emitido un comunicado que evidentemente no llegó a oídos de muchos. Decía que el complejo estaría cerrado el fin de semana. La gente no se enteró o no le prestó atención, porque fue en masa a disfrutar de la nieve en el predio ubicado en la ruta a Chile.

Ese texto señalaba también que este martes se comunicarían novedades. Pero ayer no hubo ninguna novedad para informar. En el Gobierno hubo funcionarios que no ocultaron su pesar por la situación y apostaron a que los problemas se solucionarán rápido para que se produzca la apertura. Pero todo estaba por verse.

En tanto, en la Municipalidad de Las Heras se realizó este martes una reunión entre los concesionarios, autoridades municipales y funcionarios del Gobierno provincial. Se avanzó para abrir el complejo, pero también hubo momentos tensos.

Penitentes está a cargo de una intervención, debido a una pelea entre los integrantes de la familia López Frugoni. El gerente general colocado por esa intervención judicial se llama Rodrigo Guevara Civit. En abril, el Gobierno tomó la decisión de no prorrogar la concesión, que ha caducado. Sin embargo, postergó la licitación para fin de año, para que Penitentes pudiera abrir este invierno.

Según explicó el vicepresidente del Ente Mendoza Turismo (Emetur), Edgar Rodríguez, el problema principal es que el técnico que certifica que los medios de elevación estén en condiciones de funcionar no está matriculado en Mendoza. Esto provocó la clausura el 24 de junio pasado.

Pero no es el único obstáculo. Aunque habría hecho una visita al municipio hace tres meses, el privado recién presentó el jueves pasado su plan de contingencias ante la Municipalidad de Las Heras. Ese plan sería evaluado a partir de hoy, para definir si es aprobado o no. Mientras tanto, no debería realizarse allí ninguna actividad comercial.

El 28 de mayo, el municipio labró siete actas en Penitentes por distintas falencias del complejo. Hay, además, un fuerte reclamo económico de Las Heras por deudas de tasas y derechos de comercio en los últimos cinco años que el privado tiene que regularizar.

Quedan varias cosas por resolver. En distintos despachos oficiales acusan a los operadores de Penitentes de "apretar" para resolver a último momento problemas importantes. Y en el Gobierno advierten que esta vez no habrá mucha tolerancia. "Veo buena voluntad, pero si no cumplen con los requisitos, no se habilitará", afirmó el vicepresidente de Emetur. 

La última vez que hubo nieve suficiente en la zona de Los Penitentes fue en el invierno de 2016. El año pasado no acompañó el clima, pero ahora la temporada pinta bien y el operador, a pesar de todo, es optimista: quiere abrir mañana mismo.

"Dependemos de Emetur", dicen en la empresa. También depende del Gobierno esa multitud que no sabe que el complejo todavía está clausurado y que va igual, aunque casi no tenga servicios.