Para la encuesta: ¿Los concejales deberían cobrar su sueldo en base al presentismo?

En medio de planteos de recortes y austeridad en la política, un exintendente y actual edil de una comuna bonaerense propone un polémico sistema de cobro. Un modelo que bien podría aplicarse a legisladores y funcionarios públicos. ¿Qué opinarán los mendocinos?
Avatar del

Rubén Valle

1/4
Para la encuesta: ¿Los concejales deberían cobrar su sueldo en base al presentismo?

Para la encuesta: ¿Los concejales deberían cobrar su sueldo en base al presentismo?

Para la encuesta: ¿Los concejales deberían cobrar su sueldo en base al presentismo?

Para la encuesta: ¿Los concejales deberían cobrar su sueldo en base al presentismo?

Para la encuesta: ¿Los concejales deberían cobrar su sueldo en base al presentismo?

Para la encuesta: ¿Los concejales deberían cobrar su sueldo en base al presentismo?

Para la encuesta: ¿Los concejales deberían cobrar su sueldo en base al presentismo?

Para la encuesta: ¿Los concejales deberían cobrar su sueldo en base al presentismo?

El proyecto presentado en la comuna bonaerense de Coronel Suárez para que los concejales cobren en función del presentismo debería abrir un debate a nivel nacional. Esto, siempre y cuando la corporación política no lo acalle rápidamente para evitar el "efecto contagio".

La idea suena a todas luces acorde con el anunciado recorte del gasto público, medida que por estos días resuena con más fuerza debido al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Tomando como base un modelo italiano, la propuesta es que la mitad del salario de un concejal se componga de la asistencia a sesiones ordinarias y extraordinarias y el otro 50% en función de las horas diarias que cumpla en el Concejo Deliberante.

Dado el contexto de crisis en la Argentina, bien valdría plantearse si lo lógico no sería aplicarlo también a las legislaturas provinciales y al Congreso nacional. 

Precisamente en este último ámbito, hace unos días comenzó a funcionar el control del presentismo a través de la huella digital (disposición 150/18), pero sólo alcanza a los agentes de planta permanente y temporaria. ¿Los legisladores? Bien, gracias.  

La productividad como respuesta

La iniciativa presentada por el exintendente y actual edil Ricardo Moccero (bloque Movimiento Para la Victoria, foto), que plantea un fichado similar al de los empleados municipales, surge ante la crítica generalizada por el recurrente ausentismo de los concejales. Una radiografía similar es la de aquellos legisladores que no sólo faltan a las sesiones sino que también brillan por su ausencia en el trabajo de comisiones.

Hacer visibles estos casos suele disparar una primera reacción defensiva, apelando a la gastada muletilla de que se quiere poner a todos los políticos "en la misma bolsa".En realidad, la productividad de concejales, legisladores y funcionarios públicos en general es la que debería funcionar como la respuesta más contundente a quienes osan poner la lupa sobre cualquiera de ellos.

En promedio, un edil cobra unos $40.000 mensuales y debería trabajar unas 40 horas semanales. En los hechos, y reconocido en off por no pocos representantes de los vecinos, no es así ni de cerca. 

En sintonía con la austeridad que reclamó el presidente Macri la semana pasada, Moccero también propone reducir el 25% los sueldos de funcionarios municipales, eliminar el uso de celulares y de vehículos oficiales, como así también prescindir de viáticos para la planta política. 

Para el impulsor de esta disruptiva idea, además de un significativo ahorro en el presupuesto de esa comuna también representará una señal de "sacrificio colectivo y austeridad".

A la espera de los "gestos"

Por ahora, la polémica sólo estalló en el municipio de Buenos Aires donde uno de los propios se animó a patear el tablero. Pero vale preguntarse en este contexto donde urgen los "gestos", si habrá más concejales autocríticos, legisladores con sensibilidad social, funcionarios públicos con cintura política, que estén dispuestos a recoger el guante y proponer lo mismo en sus respectivos ámbitos.

Y en cuanto a los ciudadanos críticos, los que abundan en las redes, los picantes foristas de los medios digitales, los que llaman a la radio para su catarsis cotidiana, ¿estarán de acuerdo en exigir que esta metodología llegue a todos los ámbitos políticos o preferirán descansar en la chicana fácil de señalar con el dedo acusador que nadie labura?

Preguntas que invitan a la encuesta. Encuesta que te invitamos a opinar y compartir.