Política A hora de un debate histórico

Najul prometió que no hará "la gran Ramón"

En tiempos electorales se manifestó en contra de la despenalización del aborto. Sin embargo, la diputada nacional cornejista aseguró ahora que votará a favor: "Ninguna se embaraza para abortar", disparó.
Avatar del

Jimena Catalá

1/4
Najul prometió que no hará "la gran Ramón"(Alf Ponce / MDZ)

Najul prometió que no hará "la gran Ramón" | Alf Ponce / MDZ

Najul prometió que no hará "la gran Ramón"(Pachy Reynoso/MDZ)

Najul prometió que no hará "la gran Ramón" | Pachy Reynoso/MDZ

Najul prometió que no hará "la gran Ramón"(Pachy Reynoso/MDZ)

Najul prometió que no hará "la gran Ramón" | Pachy Reynoso/MDZ

Najul prometió que no hará "la gran Ramón"(Alf Ponce / MDZ)

Najul prometió que no hará "la gran Ramón" | Alf Ponce / MDZ

A pocas horas de que comience el histórico debate por la despenalización del aborto en nuestro país, una de las diputadas nacionales por Mendoza, la cornejista Claudia Najul, que hasta hace poco había dejado entrever cierta ambigüedad en torno a la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, sentó postura y prometió que no hará la gran Ramón, de cambiar de parecer a último momento. 

Pese a que en plena campaña electoral, cuando corría con ventaja para llegar a ocupar una banca en el Congreso de la Nación, la exministra de Salud de Cornejo se manifestó en contra de la despenalización del aborto, ahora, a escasas horas de que comience el debate en el Congreso, soltó en conversación con MDZ: "Voy a votar a favor y no voy a cambiar de parecer porque hemos conseguido armar un proyecto integral en donde el aborto es la última instancia. Todo ello considerando que se trata de un problema de salud pública porque, con el aborto inseguro, mueren mujeres sanas que no deberían morir y muchas quedan con secuelas". 

Sobre su cambio de opinión, fundamentó que tras escuchar a más de trescientos expositores en la Comisión de Salud y Familia que integra y a partir de los cambios que se lograron introducir a la iniciativa original (ver proyecto definitivo al final de esta nota), se convenció que debe acompañar esta Ley. "Yo siempre me he manifestado y sigo con la misma idea de que estoy a favor de la vida y estoy en contra del aborto y en eso siempre he considerado que éste debe ser la última instancia. Nadie llega a un aborto porque quiera, ninguna mujer se embaraza para abortar, es una tragedia. Es un fracaso del sistema de salud y educación", sentenció Najul.

Sin embargo, reconoció que la problemática existe y que para atacarla o prevenirla hay que legalizarla. "Siempre estoy buscando en las acciones de la política sanitaria lograr que menos mujeres lleguen a esto y eso se logra con educación, con anticonceptivos sin barreras, esa es mi lucha y va a seguir siendo pero los abortos existen y son una realidad. De hecho, hay alrededor de 50 mil egresos hospitalarios por año a nivel nacional de mujeres por complicaciones de aborto y esto es un dato oficial de Salud", agregó la exsenadora provincial. 

Asimismo, recuperando datos extraoficiales que se han dado a conocer estos días, subrayó que por año se registran en el país entre 400 mil y 500 mil abortos clandestinos y seguidamente remarcó: "Lo más terrible son las más de 40 mujeres que mueren al año directamente por abortos clandestinos con un gran subregistro reconocido por el mismo ministro de Salud de la Nación, Rubinstein", señaló Najul a MDZ.

A la luz de tales argumentos aseguró que no cambiará de opinión a último momento, como hizo recientemente el diputado nacional del PI José Luis Ramón, y confió en el marco integral que se le ha dado al proyecto de Ley. 

Entre los cambios introducidos al proyecto original enumeró la incorporación de consejerías que le den información a la mujer para que ésta pueda decidir si continuar o no con su embarazo. "Esto ha dado mucho resultado en Uruguay en donde más del 6 por ciento de las mujeres deciden continuar el embarazo", garantizó; y continuó: "En este sentido es que decimos que esta ley no promueve el aborto al contrario en todos los países en donde se legalizó se disminuyó el aborto. España en seis años de legalización del aborto bajó el 20 por ciento de abortos".

Otros agregados sustanciales que terminaron de convencer a Najul fueron que las niñas que accedan a realizarse esta práctica deberán estar respaldadas por un progenitor, que deberá trabajarse en un registro de profesionales objetores sin que ello perjudique a la mujer que solicite de manera urgente realizarse un aborto, que se deberá bregar por políticas de salud sexual y reproductiva además de cumplir de una vez por todas con la Ley de Educación Sexual que lleva doce años sin aplicarse, y que, finalmente, se cree un registro oficial sobre casos de aborto con el fin de diseñar programas de prevención. 

Evitó opinar, finalmente, sobre las manifestaciones en contra de sus compañeros de bloque Luis Petri y Federico Zamarbide aunque sí expresó cierta sorpresa por Ramón, sobre lo cual deslizó que ha habido serias presiones sobre los legisladores: "Llegan mensajes, llamadas, correos, algunos muy intensos y violentos; lo hemos vivido pero bueno creo que hay que tomarse todo el tiempo para explicar el proyecto sobre todo a la gente que está en contra para que encontremos puntos en común, todos queremos evitar el aborto". 

Final abierto

Sobre la votación en sí confió que aún el final es abierto porque los números van muy peleados. 

Proyecto definitivo