Murió una histórica dirigente del peronismo mendocino

Lidia Domsic fue despedida por el exgobernador Rodolfo Gabrielli y su compañera, Marcela Costilla. Fue una cercana colaboradora de Carlos Menem.
Avatar del

MDZ Política

1/2
Murió una histórica dirigente del peronismo mendocino

Murió una histórica dirigente del peronismo mendocino

Murió una histórica dirigente del peronismo mendocino

Murió una histórica dirigente del peronismo mendocino

Los restos de la dirigente del peronismo mendocino Lidia Domsic fueron inhumados ayer en Luján de Cuyo, municipio con el que colaboró especialmente, sobre todo en el área de la Mujer.

Recordada por su protagonismo en los tiempos del gobierno de Carlos Menem, Domsic fue su leal representante y lo acompañó y defendió en momentos difíciles. Conocida su muerte, el exgobernador Rodolfo Gabrielli y su esposa, Marcela Costilla, ofrecieron su despedida pública.

Domsic, según contó el diario La Nación en 1996, integraba el círculo íntimo de Menem junto a su hermano Amado, Emir Yoma, Armando Gostanián, Angel Maza (gobernador riojano), Germán Kammerath, Alejandro Tfeli, Osvaldo Cornide, Víctor Alderete, Tony Cuozzo (su peluquero), Julio Márbiz y Francisco Mayorga.

Fue diputada nacional junto a Carlos Balter, Víctor Fayad, Cristina Zuccardi y Hugo Bordín. Antes, había sido secretaria de la Tercera Edad de la Nación en la gestión de Menem.

En 2013 fue homenajeada por la Legislatura, presidida por Carlos Ciurca, en el Día Internacional de la Mujer. En ese mismo año, junto al intendente Carlos López Puelles expuso sobre el protagonismo de la mujer en la comunidad, en Luján de Cuyo.

En 2015 acompañó la precandidatura presidencial del cordobés José Manuel de la Sota. Además, se postuló en la interna peronista para una banca en la Legislatura, que nunca obtuvo, como parte de la lista "Por Mendoza", que encabezaron Adolfo Bermejo y Diego Martínez Palau.

El momento polémico

Domsic fue señalada como quien actuó para liberar de prisión a dirigentes peronistas que agredieron a dirigentes de la Sociedad Rural Argentina en 1993. En aquella oportunidad hubo un intento de rechifla al presidente Menem por productores disconformes con la política agraria -recordar el "tractorazo"- y la violenta reaccion de barras adictas al gobierno), continuo la polémica entre el gobierno nacional y la UCR, el principal partido de la oposición. En un primer momento, Menem declaro que el tema era solo "un hecho policial que ocurrió detrás del escenario y de las tribunas. Yo no puedo opinar sobre algo que no vi". También dijo que "no hay que hacer de esto un tema político", pero como nos estamos acercando a las elecciones y se recalienta la campa#a electoral, Menem cambio de opinión y afirmó que la UCR "envía a su gente a perturbar", a la par que afirmaba que "ellos -por los radicales- son los únicos agresores en esta campaña electoral". 

Por su parte, el secretario de Agricultura, Felipe Sola, contradijo al Presidente al decir que "no tengo ninguna prueba de que hayan sido grupos de choque radicales, es mas, acabo de decir que pueden haber habido grupos menemistas que se hayan indignado con esa actitud" (por la tentativa de rechifla a Menem). Sola finalizo diciendo que "es lógico que, así como la oposición quiere ir a chiflar, la gente que apoya a Menem también quiera ir a defenderlo". Todas estas declaraciones generaron una dura replica de los radicales. El primero en salir al cruce fue el entonces senador porteño Fernando De la Rua, quien recalcó que "la gravedad que hay en la actuación de grupos de choque menemistas en el acto de la Sociedad Rural demuestra de donde vienen las agresiones y amenazas".

La Union de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA) , el sindicato de periodistas de la Capital Federal, varios de cuyos afiliados fueron patoteados en la Rural en aquella ocasión, quien declaro mediante un comunicado que "los responsables de estos graves episodios son grupos compuestos por individuos que pertenecen a los servicios de seguridad y militantes del Presidente". Esta afirmación de la UTPBA fue corroborada al confirmarse que la secretaria de Estado de la Tercer Edad del Ministerio de Salud y Acción Social, Lidia Domsic, hizo gestiones en el Ministerio del Interior para que la Policía Federal libere a los tres patoteros detenidos en la Rural. Domsic explico su actitud a que "me senti conmovida por la detención de Eduardo Correa" (uno de los agresores). Luego de varias versiones se pudo confirmar que los tres detenidos (Lelio Costa, Carlos Acosta y Eduardo Correa) son militantes justicialistas de la | los "capos" de la barra brava | derechista agrupacion Comando de Organizacion (CdeO), que es dirigida por el ex embajador en Honduras, Alberto Brito Lima. Los tres detenidos admitieron su pertenencia al CdeO pero negaron haber asistido a la Rural con intenciones violentas, (aunque al final se desbocaron). 

La confirmación de la responsabilidad de activistas del CdeO en los hechos de violencia acontecidos en al Rural motivo una reflexión del candidato a diputado por Buenos Aires, el radical Federico Storani, quien califico de "confusas" a las afirmaciones del presidente Menem, porque "primero considero [Menem] la cuestión como un hecho policial, luego acuso a los radicales y ahora se demuestra que fueron matones del peronismo".