Monzó despeja uno de los futuros imaginarios de Cornejo

La posible salida de la Cámara de Diputados de Emilio Monzó pone en foco la mirada sobre el futuro del gobernador mendocino en la política.
Avatar del

Gabriel Conte

1/4
Monzó despeja uno de los futuros imaginarios de Cornejo(Gentileza)

Monzó despeja uno de los futuros imaginarios de Cornejo | Gentileza

Monzó despeja uno de los futuros imaginarios de Cornejo

Monzó despeja uno de los futuros imaginarios de Cornejo

Monzó despeja uno de los futuros imaginarios de Cornejo(Gentileza)

Monzó despeja uno de los futuros imaginarios de Cornejo | Gentileza

Cornejo  con Monzó y Michetti, cuando era todavía intendente de Godoy Cruz.

Cornejo con Monzó y Michetti, cuando era todavía intendente de Godoy Cruz.

 "Hace un año que no aparezco en los medios y no lo voy a hacer ahora". La definición se la dio el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó, al periodista Santiago Montiveros, anoche, cuando la "Mesa MDZ" intentó tener su palabra a raíz de la versión sobre su salida de la Cámara de Diputados, ya que no renovaría su banca el año que viene.

Peronista que fue una pieza clave en el armado territorial bonaerense del PRO y estratega legislativo, no siempre estuvo cómodo con el rol que le tocó, o al que lo relegaron, según sea el punto de vista. Veníqa de ser ministro de Gobierno porteño y antes, ministro de Asuntos Agrarios de Daniel Scioli en La Plata.

En clave electoral y con la mirada puesta en el futuro de la alianza Cambiemos, surgen ahora los tironeos en torno a una determinación sobre la que él no ha hablado y, parece, no hablará, al menos con los grabadores encendidos. El PRO tiene que decidir si les sirve o no Monzó, tan prácticos que son. Mientras desde el peronismo "renovado" por la intervención de Luis Barrionuevo lo reclaman para tener una figura posmacrista dentro de sus filas, que traccione en medio de su escándalo inacabable.

En tanto, se despeja un área sensible a los futuros imaginarios de Alfredo Cornejo, tal como lo contara el "Quincho MDZ" el 31 de marzo. En Cambiemos imaginan al gobernador de Mendoza y presidente de la UCR nacional en un rol más protagónico que de vicepresidente. EN aquella nota MDZ contó que era imposible que Cornejo fuera candidato a la vicepresidencia y se agregó que el macrismo impulsará a una mujer de sus propios equipos para tal puesto. Si no la repetición de Gabriela Michetti, la llegada de Carolina Stanley, la ministra de Desarrollo Social que levanta el perfil.

Para Cornejo se lo ve como un ministro político o manejando la estrategia legislativa, cosa que no sucede desde el Senado, sino desde Diputados. Monzó era un escollo que posiblemente ahora no esté. No será jefe de Gabinete, lugar reservadísimo a los íntimos de Macri, que va por su reelección. Para Mendoza poner a Cornejo encabezando una lista de diputados nacionales representaría una locomotora potente para algún candidato que haya suirgido de su riñón, a quienes la sociedad todavía ve débiles y deberá transferirles su propia impronta para que tengan chances de sucederlo. Pero Cornejo no irá a la Cámara de Diputados a ser un legislador más, como ya les pasó a  Rodolfo Gabrielli, Arturo Lafalla y Roberto Iglesias. Solo, si tiene chances de dirigirla.

Dadas las cosas como pareciera que están dadas, los caminos se despejan, pero también se vuelven más complejos si Monzó opta por volver al peronismo, ya que el macrismo tendría cría por fuera de Cambiemos, en una consecuencia lógica de jugar con peronistas adentro desde el principio.