Política La vicegobernadora contra la medida de Cornejo

Montero: "La reforma en la Corte daña las instituciones"

Tras el acuerdo entre el kirchnerismo y el gobernador Cornejo para ampliar el Máximo Tribunal, la vicegobernadora palanqueó en contra y opinó que la iniciativa está "manchada de intereses circunstanciales".
Avatar del

MDZ Política

1/2
Montero: "La reforma en la Corte daña las instituciones"(Pachy Reynoso / MDZ)

Montero: "La reforma en la Corte daña las instituciones" | Pachy Reynoso / MDZ

Montero: "La reforma en la Corte daña las instituciones"(Pachy Reynoso / MDZ)

Montero: "La reforma en la Corte daña las instituciones" | Pachy Reynoso / MDZ

En medio de la polémica y de la feroz interna peronista luego de que el kirchernismo pactara con el gobernador Alfredo Cornejo avanzar en una reforma de la Corte provincial, la vicegobernadora Laura Montero disparó en contra: "La reforma en la Corte, manchada de intereses circunstanciales, daña las instituciones".

Una vez más la compañera de fórmula de Cornejo palanqueó en contra de la "gestión". A través de las redes sociales, la también presidenta del Senado provincial se metió de lleno en la discusión política sobre la ampliación del número de ministros que integran el Máximo Tribunal.

A través de un posteo hace unos minutos, Montero aprovechó el encendido contexto para plantarse en contra de los cambios que pretende hacer el cornejismo en la Justicia local. 

Específicamente, refirió: "Cada vez con más convicción creo que la Reforma de la Constitución es absolutamente necesaria". Continuó: "Es muy importante un diseño equilibrado entre los poderes del Estado", y remató: "La reforma en la Corte, manchada de intereses circunstanciales, daña las instituciones. Necesitamos una reforma de la Constitución".

En el último mes el gobernador Alfredo Cornejo volvió a poner en agenda su iniciativa de elevar de siete a nueve el número de ministros que integran la Corte y luego se reunió con la senadora nacional y referente de La Cámpora Anabel Fernández Sagasti, encuentro tras el cual surgió un acuerdo para avanzar en ese sentido. Esto desató una interna feroz en el peronismo provincial que aún sigue dando qué hablar.

En este panorama, Montero se manifestó en contra del proyecto oficialista y aprovechó para insistir con la necesidad de reformar la Constitución a los fines de garantizar un equilibrio entre los poderes y contraponiéndose así a la supuesta "mayoría automática" que, para muchos, conseguiría el Ejecutivo con los cambios en la Justicia que pretende realizar.