Mendoza zafó con la licitación de Portezuelo del Viento

En el Gobierno provincial reconocieron que el Presupuesto 2019 casi no tendrá nuevas obras. Pero esa restricción no correrá para este dique que la Provincia se encargó de militar con fuerza ante la Casa Rosada y que tiene fecha para el 18 de diciembre. Los detalles del acuerdo para lograr el año que viene el déficit cero, el cual negocian Macri y los gobernadores, y que Cornejo firmará con seguridad cuando lo llamen para hacerlo.

Juan Carlos Albornoz

Paula Allasino, ministra de Hacienda.(ALF PONCE / MDZ)

Paula Allasino, ministra de Hacienda. | ALF PONCE / MDZ

Mendoza "zafó" del ajuste nacional en materia de obra pública. Así lo demostró el anuncio del gobernador Alfredo Cornejo respecto de la licitación del dique Portezuelo del Viento, que ya tiene fecha para el 18 de diciembre.

El gobernador tuiteó la novedad el jueves, después de una reunión con el presidente Mauricio Macri en el Hotel Potrerillos. Macri dio la buena noticia y el gabinete de Cornejo interpretó el "regalo navideño" casi como una excepción en el marco de las restricciones que tendrá el Presupuesto 2019.

La funcionaria mendocina que venía de conocer en detalle la pauta de gastos que está armando la Casa Rosada es Paula Allasino, la titular de Hacienda. Allasino estuvo este jueves en una reunión técnica junto a los ministros de economía de la mayoría de las provincias (faltaron los de Jujuy, La Rioja y San Luis), la cual estuvo comandada por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

El panorama que pintaron Frigerio y otros funcionarios nacionales fue que las obras que no se han iniciado todavía podrían quedar paradas. Salvo Portezuelo. 

 "Las obras 2018 en ejecución y que pasarían a 2019 se respetarían, las que podrían reducirse serían los nuevos proyectos. Pero bueno, entra Portezuelo del Viento, que se licitaría en diciembre, o sea que no es tan lineal el corte", razonó Allasino. Y agregó: "Zafa Portezuelo y todas las que estén en ejecución".

El dique Portezuelo del Viento es una muy vieja promesa de la Nación y en la era Macri siempre se ha hablado de cumplir con Mendoza. A la vez, Cornejo ha presionado mucho: a comienzos de agosto, el gobernador mendocino dejó los pliegos en manos del secretario de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación, Pablo Bereciartúa.

Llegó a decir el gobierno mendocino que había invertido "122.000 horas de trabajo" en la elaboración del proyecto. Pero las promesas de ajuste para 2019 y la posibilidad de que el Gobierno Nacional estuviera analizando incluir Portezuelo en el régimen de participación público-privada (PPP) oscureció el panorama.

Que Macri le pusiera fecha a la licitación de Portezuelo era el anuncio que más esperaba. Ocurrió y eso terminó de alinear, sin fisuras, al Gobierno provincial con la Rosada. En un momento clave: el Presidente quiere sacarse la semana que viene una foto que refleje el acuerdo con los gobernadores por el Presupuesto 2019.

Es un hecho que Cornejo va a estar cuando lo llamen. Dio la prueba la ministra Allasino, quien confirmó, tras el punteo del borrador de la pauta de gastos que se hizo el jueves, que el Gobierno provincial aceptará las restricciones y nuevas cargas que le impone la Nación.

Mendoza ya perdió (como todas las provincias) los recursos del Fondo de la Soja y no se quejará ante la decisión de traspasarle los costos de la tarifa social eléctrica y de los subsidios al transporte. Pero esos fondos de menos se compensarán, según Allasino, con "una ampliación de las bases imponibles" de la coparticipación federal y el permiso nacional para seguir con el cobro de algunos impuestos provinciales.

En concreto, la Nación, saldrá a cobrar más impuestos y habrá menos reintegros por las exportaciones. Esto generará un aumento de la recaudación que se derramará automáticamente en las provincias. De acuerdo con la explicación de la funcionaria, dejarán de existir exenciones en el cobro del impuesto a las ganancias que pagan los empleados públicos y se ampliará el tributo de Bienes Personales para quienes tienen bienes en el exterior. 
Entre estas y otras medidas vinculadas al impuesto al Cheque, la Nación suspenderá su plan para aliviar la presión tributaria. Lo mismo ocurrirá en las provincias, que podrán seguir cobrando el impuesto de Sellos, el cual debía ser eliminado.

El punto que sí se mantendrá respecto del pacto de Consenso Fiscal que firmaron Macri y los gobernadores es la reducción del impuesto de Ingresos Brutos que cobran las provincias.

"Creo que todos los gobiernos entienden que este esfuerzo lo hacemos para llevar adelante al país", dijo Allasino después de la reunión del jueves en Buenos Aires. 

La ministra de Hacienda aclaró también que la presión tributaria va a aumentar "para los que más tienen" y, de paso, atribuyó a Mendoza el reclamo más duro de los que se le hicieron a Macri en la discusión presupuestaria: "Querían tomar 5 por ciento para transferirlo a la Anses, pero nuestra postura fue muy dura en ese sentido, porque hablamos de un recurso coparticipable. En base a ese planteo empezó esta especie de negociación entre los gobernadores y el Presidente", aseguró. 
 

Temas
  • Política
  • Gobierno provincial
  • Gobierno Nacional
  • PPP
  • Rosada