Política La repercusión del pacto del FMI

Mendoza esquiva ponerle un número al ajuste

Luego de que trascendiera que la provincia deberá resignar 4 mil millones de pesos para reducir el gasto fiscal, se evidenció cierta molestia en el Gabinete de Cornejo. Preocupación por la obra pública.
Avatar del

Jimena Catalá

1/2
Ministro de Hacienda de Mendoza, Lisandro Nieri, detrás del gobernador Alfredo Cornejo

Ministro de Hacienda de Mendoza, Lisandro Nieri, detrás del gobernador Alfredo Cornejo

Mendoza esquiva ponerle un número al ajuste

Mendoza esquiva ponerle un número al ajuste

En las últimas horas trascendió que Mendoza debería resignar unos 4 mil millones de pesos del total de sus recursos para cumplir con una de las metas que impuso el FMI (para prestar 50 mil millones de dólares) de reducir el gasto fiscal de todo el país en 300 mil millones de pesos. La cifra no cayó del todo bien en el Gobierno de Alfredo Cornejo en donde repitieron que ellos ya vienen propiciando un orden fiscal en las cuentas públicas y esquivaron ponerle un número al ajuste.

Luego de participar de la reunión de ayer en Casa Rosada entre los ministros Rogelio Frigerio (Interior) y Nicolás Dujovne (Hacienda) y los responsables de Hacienda de cada provincia de Cambiemos, el titular del Palacio de Hacienda de Mendoza, Lisandro Nieri, remarcó: "De ninguna manera se estableció un número". "Todavía no hay números. Lo que trascendió fue inferido y calculado pero no un número cierto sobre el que se haya hablado".

Hasta aquí, el ajuste que implica el acuerdo con el organismo multilateral que preside Christine Lagarde repercutiría a nivel provincial en lo concerniente a obra pública, transferencias de fondos nacionales, aumentos en las tarifas y reducción de empleo público; todo lo cual se verá plasmado en el Presupuesto 2019 que comenzará a discutirse a mediados de septiembre próximo. 

En ese marco y sobre la posibilidad que se toquen fondos de la Coparticipación, el ministro de Cornejo aseguró que sólo se enunció y como materia pendiente de hace decenas de años, la posibilidad de cambiar la Ley de Coparticipación Federal: "Pero eso no tuvo nada que ver con este marco de ajuste", garantizó. 

No obstante, sí reconoció que "se está planteando una necesidad de equilibrar las cuentas y que ello va a tener algún tipo de repercusión en los recursos de origen nacional que son la mitad de los recursos de la provincia". En ese sentido, especificó que los fondos que se transfieren automáticamente no se verán alterados mientras que sí podrían resentirse aquellos que son discrecionales. 

"Es lógico que Buenos Aires deba ajustar más que Mendoza"

Al lado del despacho de Cornejo no cayó muy bien la cifra de ajuste para Mendoza estimada en 4 mil millones de pesos. Repitieron que aún no hay número cierto e insistieron con que el valor que se determine "será negociable en base a criterios razonables". 

A propósito, el coordinador del Gabinete de Cornejo, Andrés Lombardi, deslizó: "Me parece que hay una especie de operación por parte de la Nación para mostrar que Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires son las que más fondos sacrifican para morigerar la crisis. Sin embargo, ello es así porque son las que más población tienen. Si se hace un cálculo matemático y en proporción a la población, lógicamente que a Mendoza le tocaría lo que se está diciendo y a Buenos Aires 20 mil millones". 

Y repitió Lombardi: "El ajuste en el personal público y el hecho de limitar los viajes en clase ejecutiva, todo lo cual decretó Macri recientemente, nosotros lo hicimos desde el comienzo de la gestión; es más, Cornejo viaja en clase económica y común hace rato". 

Finalmente, y como eco de Cornejo, admitió cierta preocupación por el freno que podría significar todo esto en la obra pública pensada para Mendoza. "No se va a tocar todo lo que está comprometido como Portezuelo del Viento; pero, igualmente, podría haber ciertas a obras a resignar", cerró.