Política La subasta se haría este jueves

Luján quiere evitar que el Gobierno remate 55 hectáreas en Agrelo

El Concejo Deliberante emitió una ordenanza que crea en el lugar una "zona de educación pública e investigación" y que condiciona el uso del agua. Además, el intendente De Marchi dijo que sería "un error gravísimo" vender esas parcelas. La comuna pretende que allí se reubique al INTA.
Avatar del

Juan Carlos Albornoz

1/3
Cornejo y De Marchi, dos socios que están otra vez enfrentados.(Pachy Reynoso/MDZ)

Cornejo y De Marchi, dos socios que están otra vez enfrentados. | Pachy Reynoso/MDZ

Luján quiere evitar que el Gobierno remate 55 hectáreas en Agrelo(Pachy Reynoso/MDZ)

Luján quiere evitar que el Gobierno remate 55 hectáreas en Agrelo | Pachy Reynoso/MDZ

Luján quiere evitar que el Gobierno remate 55 hectáreas en Agrelo

Luján quiere evitar que el Gobierno remate 55 hectáreas en Agrelo

El nuevo intento de remate de 55 hectáreas del Estado provincial, predio que se encuentra ubicado en la mejor zona productiva de Luján de Cuyo, se ha convertido en un motivo de conflicto entre dos socios políticos: el gobernador Alfredo Cornejo y el intendente Omar de Marchi.

La subasta, impulsada por el Poder Ejecutivo, tiene el 14 de diciembre como fecha de realización. Es decir, dentro de apenas dos días. Pero el Concejo Deliberante de Luján acaba de sacar una ordenanza cuyo objetivo es condicionar esa operación. Mejor dicho: apunta a bloquearla.

La ordenanza 13099 crea la "Zona de Educación Pública, Investigación y Desarrollo de Agrelo", precisamente en el lugar donde se va a realizar el remate, y establece que "los únicos usos permitidos en ese lugar "son los correspondientes a los rubros ´Enseñanza´ tipo A, B, C, D y E y ´Oficinas Públicas´".

El otro artículo importante de la ordenanza pone un cepo al uso del agua en la zona. "En virtud del uso que se ha establecido en el artículo 1 para las parcelas identificadas, el Departamento Ejecutivo solicitará al Departamento General de Irrigación que no autorice la transferencia del derecho de uso de agua de pozos existentes en las mismas", reza el artículo 4.

Distinta es la idea del Gobierno, que dividió las 55 hectáreas de Agrelo en 11 parcelas y comunicó la intención de venderlas a privados, para obtener fondos.

Según explicó el secretario Legal y Técnico de la provincia, Ricardo Canet, el dinero que se saque del remate se utilizará en la compra o construcción de un hogar de niños.

También se informó que la Provincia traspasaría a la Municipalidad de Luján un viejo edificio que está junto al predio a rematar y que termina de configurar un terreno de más de 70 hectáreas. Allí funcionó alguna vez la Colonia 9 de Julio, destinada a menores.

Pero el intendente de Luján tiene un plan muy diferente y está presentando batalla.

De Marchi se hizo cargo de la ordenanza 13099 y blanqueó que su propósito es que la subasta no se realice. "Es una idea nuestra la ordenanza. Tenemos la total convicción de que sería un gravísimo error avanzar con ese remate", explicó ayer el jefe comunal y líder del macrismo en Mendoza.

El municipio de Luján considera que los montos a recaudar en la subasta (algo más de 20 millones de pesos) "no alcanzarían ni para construir una escuela" y, en su lugar, plantean que los terrenos sigan teniendo utilidad pública: De Marchi quiere que allí sea reubicado el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

Este proyecto se encadena con otro. La pretensión de la comuna de Luján es que el INTA desocupe el predio que ocupa en la calle San Martín de Drummond, para que allí se cree un "parque urbano y cultural". El INTA se encuentra junto al Museo Fader, con lo cual, la construcción de un parque potenciaría la oferta turística y cultural del departamento.

No será sencillo avanzar con este plan, ya que habría que acordarlo no solamente con el Gobierno provincial, sino también con la Nación, de la cual depende el INTA. Pero en Luján están convencidos de que la propuesta beneficia a todos, incluso al INTA, ya que dicen que en su emplazamiento actual, no se pueden desarrollar sus investigaciones.

Como sea, el obstáculo planteado por la comuna de Luján vuelve a poner en riesgo un remate de tierras que ya fracasó en 2015. 

El primero que quiso subastar los terrenos de Agrelo, que tienen ingreso por la calle Cobos y que están rodeados de bodegas importantes, fue el gobernador Francisco Pérez.

Corrían los días de octubre. Pérez había conseguido hasta una ley que establecía que el remate aportaría fondos para la creación de un "centro de campamentismo". Faltaban apenas 40 días para el final de la gestión justicialista, que tenía graves problemas de caja. La operación fracasó: apenas hubo dos ofertas y los interesados retiraron sus propuestas.

El fallido remate se hizo en el Hotel The Mod y estuvo a cargo de Manucha Bienes Raíces, que es otra vez la empresa encargada de la venta. Según lo previsto, el nuevo remate se hará en el auditorio Ángel Bustelo este jueves.

Cornejo cambió la ley y el destino de los fondos. Pero otra vez, el contexto para la operación no parece ser el mejor. De hecho, en Luján no ocultan que la ordenanza 13.099 busca desalentar a los inversores.

En el medio, se cree que habrá alguna negociación entre el Poder Ejecutivo y un intendente que está cada vez más decidido a enfrentar al gobernador, a pesar de que ambos se encuentran en el mismo sector político.