Política Cuestionado funcionario de Macri

Los negocios de Quintana que se expandieron en Mendoza gracias a un gobernador K

A pocos días de dejar el poder, Celso Jaque autorizó la fusión de dos cadenas de farmacias que habían sido compradas por Farmacity. Quintana armó el negocio y en noviembre de 2015 renunció a la presidencia para asumir en el Gobierno.
Avatar del

Pablo Icardi

1/5
Los negocios de Quintana que se expandieron en Mendoza gracias a un gobernador K

Los negocios de Quintana que se expandieron en Mendoza gracias a un gobernador K

Los negocios de Quintana que se expandieron en Mendoza gracias a un gobernador K

Los negocios de Quintana que se expandieron en Mendoza gracias a un gobernador K

Los negocios de Quintana que se expandieron en Mendoza gracias a un gobernador K

Los negocios de Quintana que se expandieron en Mendoza gracias a un gobernador K

Los negocios de Quintana que se expandieron en Mendoza gracias a un gobernador K

Los negocios de Quintana que se expandieron en Mendoza gracias a un gobernador K

Los negocios de Quintana que se expandieron en Mendoza gracias a un gobernador K

Los negocios de Quintana que se expandieron en Mendoza gracias a un gobernador K

Tiene la misma tipografía en sus logos, los mismos productos y, sobre todo, los mismos dueños. Pero aún legalmente lo disimulan. Farmacity es la principal cadena de farmacias de Mendoza, a pesar de que no puede usar esa razón social por las normas que regulan la actividad en la provincia. Esa empresa quedó en medio de una polémica porque aún mantiene entre sus accionistas a Mario Quintana, vicejefe de Gabinete del Gobierno nacional, debido a la posibilidad de entrar en incompatibilidad..

>

Quintana es funcionario de Cambiemos, pero en Mendoza pudo extender su negocio gracias a un gesto de un gobernador kirchnerista: Celso Jaque autorizó, pocos días antes de dejar el poder, la fusión entre las sucursales de las farmacias Del Águila y Mitre, las dos cadenas que Farmacity compró en Mendoza. Lo hizo desautorizando normas anteriores que habían impedido ese avance. 

Farmacity tiene presencia en Mendoza a través de dos sociedades anónimas que controlan las cadenas Del Águila y Mitre. Se trata de Farmacias del Águila SA y Aguifarma SA. Las dos fueron creadas y presididas por Mario Quintanta. Incluso la gestión a cargo de las empresas vencían este año. Sin embargo, el 24 de noviembre de 2015 Quintana renunció a la presidencia de las dos sociedades. El hombre ya tenía destino político en la mesa chica del presidente Mauricio Macri. En 2016 fue nombrado como presidente de las sociedades Alejandro Gorodisch, es decir el mismo presidente de Farmacity. También quedaron en la sociedad dos de los controlantes de Pegasus, la firma inversora por la cual Quintana operaba, Jerónimo Bosch y Nicolás Pichón Riviere. El propio Quintana explicó luego que ellos tienen el mandato para decidir sobras sus propias acciones en Farmacity y, se supone, también por Aguifarma SA, la versión mendocina de esa empresa. 

Se trata de un sector con fuerte poder de lobby desde todos lados. Cuando las cadenas Farmacity y "Dr. Ahorro" anunciaron que llegarían a Mendoza, hubo presiones desde las empresas locales para impedirlo y se sancionó una ley que agudizó el control sobre esos comercios y restringió la instalación de nuevas farmacias y cadenas. Así, por ejemplo, se prohibió habilitar más de dos locales con el mismo nombre y también se puso límite a la "densidad" de farmacias por cantidad de habitantes. Luego Celso Jaque también reguló más la actividad a través de un Decreto.

>

El tema tomó relevancia tras la nota presentada por Jorge Lanata en el programa Periodismo Para Todos, en el que se mencionó que Quintana sigue controlando la empresa Farmacity a pesar de tener solo el 3% de las acciones. En esa nota el periodista mencionó que la empresa no había logrado penetrar en muchas provincias por las regulaciones. 

En realidad sí lo logró en Mendoza, pero a través de un camino sinuoso: compró las cadenas locales Del Águila y Mitre e intentó fusionarlas. En principio el Ministerio de Salud se lo negó, pero Celso Jaque revirtió esa decisión a pocos días de dejar el poder a través del Decreto 3150 del 2011. Los locales de ambas cadenas quedaron bajo el paraguas real de los socios de Farmacity, con Quintana a la cabeza, pero con sin poder usar la marca. 

    La llegada de esa empresa generó una fuerte polémica que aún se mantiene en la Suprema Corte, tribunal al que recurrieron los farmacéuticos locales para intentar frenar el avance de esa empresa. Esa causa tiene tantas idas y vueltas que, por mencionar una apostilla, el abogado defensor del Estado por parte de Asesoría de Gobierno era Dalmiro Garay, actual Ministro de Gobierno.  En ese expediente aún se esperan peritajes, pero el avance es perezoso.